Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Prevenir nuevas muertes El Golden Gate se inspira en Berna para evitar suicidios

golden gate bridge pic

El Puente Golden Gate con las redes de protección. Fotomontaje.

(Keystone)

El célebre puente de San Francisco posee el desafortunado récord de ser el lugar donde más suicidios se cometen en el mundo. Las autoridades californianas están instalando redes de seguridad bajo este puente, un modelo aplicado con éxito la capita suiza.

Puente Golden Gate

El puente colgante de 2,7 km de longitud une San Francisco con el condado de Marín. Situado a 70 m sobre las aguas del Pacífico se inauguró en 1937. Cada día, lo cruzan 6.000 bicicletas, 120.000 vehículos y más de 10.000 peatones.

Si alguien se arroja desde él, tardará 4 segundos hasta estrellarse contra el agua a una velocidad de 120 km/h. Tiene solo un 5% de probabilidades de sobrevivir. La intensidad del impacto suele ser mortal y quienes sobreviven suelen morir de hipotermia.

Hasta finales de 2013, 1.653 se habían suicidado saltando del puente. Se cree que hay al menos 400 más de los que no hay testimonio o cuyos cuerpos nunca fueron hallados. Solo 34 han sobrevivido.

Fin del recuadro

Solo cuatro segundos son necesarios para un final trágico. El año pasado, 46 personas pusieron fin a su vida saltando desde el icónico puente estadounidense. Y desde que fue inaugurado, el número oficial de muertes asciende a 1.653. Las estadísticas solo incluyen a las personas que alguien vio saltar o cuyos cuerpos fueron recuperados posteriormente.

En un intento por mejorar esta situación, el pasado 27 de junio fue aprobado un proyecto Enlace externode 76 millones de dólares (68 millones de francos suizos) para instalar redes de acero de 6 metros por debajo del puente para recuperar a cualquier persona que salte.

Durante los cuatro años que duró la construcción del puente, ya habían sido instaladas unas redes para proteger a los obreros de caídas fatales. Permitieron salvar 19 vidas. Pero fueron retiradas al finalizar la obra y desde entonces se han estudiado diversos planes para instalar barandillas o barreras, pero sin éxito, porque son objetadas por razones estéticas, estructurales o financieras.

Al explicar el nuevo proyecto californiano, Denis Mulligan, director del Puente Golden Gate y de la Red de Carreteras y Transportes Distritales, citó la experiencia de la MünsterplattformEnlace externo de Berna, una popular terraza contigua a la catedral y conocida por la magnífica vista que ofrece sobre el río Aar y por hallarse a 33 metros de altura con respecto a una acera de hormigón.



Münsterplattform en Berna. Siete metros más abajo de la terraza se extendieron redes de protección entre las dos torres verdes.

Münsterplattform en Berna. Siete metros más abajo de la terraza se extendieron redes de protección entre las dos torres verdes.

(unibe.ch)

Mulligan explicó que desde 1998, cuando se instalaron las redes en Berna unos 7 metros por debajo del nivel de la terraza, nadie ha vuelto a suicidarse en este sitio. Solo han debido rescatarse un par de perros y algunas bicicletas caídos accidentalmente.

“Es muy doloroso caer desde siete metros y estrellarse contra una red de acero. Y la gente que está cansada de vivir desea morir, no solo herirse”, dijo Mulligan.

El suicidio es prevenible

Sobre el argumento de que las personas que quieren suicidarse en el Golden Gate irán a otro sitio a materializar su objetivo, una investigación ofrece alentadores resultados. Un estudioEnlace externo realizado en 1978 sobre el desenlace de 515 personas que intentaron saltar desde el Golden Gate entre 1937 y 1971 –pero que fueron detenidas–, mostró que el 94% de ellas aún estaban vivan cuando se realizó el estudio, o que habían muerto por causas naturales. Solo el 6% se había suicidado posteriormente, o había muerto en accidentes que sugerían un deseo deliberado de morir.

Esto sustentaría el argumento de Paul Muller, de la Brige Rail FoundationEnlace externo, de que merece la pena esforzarse para frenar los suicidios que se cometen desde el Golden Gate, ya que esto evitará muchas muertes en el futuro. “Lo más importante es restringir un acceso fácil a medios que resultan letales”, dijo.

“Alguien que se encuentra en un estado suicida, lo estará durante un cierto lapso. Los psiquiatras pueden debatir cuánto dura exactamente este periodo –si solo unas horas o varios días–, pero la idea central que está detrás de la prevención es detectar este estado, ofrecer ayuda a la persona y ponerla a salvo hasta que dichos impulsos se hayan desvanecido”.

'Matthew 4 Seconds' es un cortometraje muy personal de la Bridge Rail Foundation, testimonio de la madre de una víctima (en inglés):

Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

‘Inaceptable’

Berna alberga diversos puentesEnlace externo y estructuras ubicadas a una gran altura. El 30% de los suicidios que tienen lugar en la capital son protagonizados por personas que saltaron desde algún puente. Un dato que era del 60% antes de que las autoridades tomaran medidas en 1998.

Entre 1996 y 1998, siete jóvenes saltaron desde la Münsterplattform para impactarse contra el pavimento justo frente a una serie de viviendas. Y en enero de 1998, una persona cayó a un par de metros de un niño de 10 años de edad. Esto condujo a las autoridades a instalar redes protectoras.

Y no solo los traumatizados transeúntes se benefician de la decisión, sino también los rescatistas profesionales que se ven confrontados a la difícil tarea de retirar los restos de los suicidas. Además, esta medida ha evitado las heridas de alta gravedad que registraban los escasos sobrevivientes, así como los costosos tratamientos de salud que son necesarios en estos casos.

Un testigo de un suceso de este tipo fue el político Erich Hess, presidente de la Sección Juvenil de la Unión Democrática del Centro (UDC) hasta enero pasado y actualmente es miembro del Parlamento de Berna.

Kirchenfeldbrücke pic

Alumnos del bachillerato Kirchenfeld en Berna unidos en el campo de fútbol debajo del puente homónimo para pedir: ‘Stop al suicidio’.

(Keystone)

“Iba en un tranvía mirando por la ventana; al atravesar el Puente KirchenfeldEnlace externo, súbitamente, alguien saltó. Me bajé en la siguiente parada y me dije que, sencillamente, era una situación inaceptable. Entonces supe que mucha gente se suicidaba de esta forma”, relató a swissinfo.ch.

Suicidios en Suiza

En 2012, se suicidaron 1.037 personas (752 hombres y 285 mujeres). Como referencia, 339 personas murieron ese mismo año en accidentes de auto. 

El número de suicidios se ha reducido gradualmente desde mediados de los años 80, cuando se registraban unos 1.600 al año. 

Según un informe de 2009, el 28% de quienes se quitaron la vida lo hicieron colgándose; el 23%, vía una arma de fuego; el 14%, por envenenamiento; el 14%, saltado desde alturas letales; el 10%, arrojándose frente a un auto en movimiento, y el 11% utilizando otros métodos.

Los varones tienden al suicidio con arma de fuego y por estrangulamiento. Las mujeres optan por el veneno, por arrojarse ante un vehículo en movimiento o por lanzarse desde puntos de gran altura. Las cifras mencionadas no incluyen el suicidio asistido.

Fuente: Oficina Federal de Estadística

Fin del recuadro

Hess presentó una moción para prevenir suicidios a través de saltos desde sitios elevados. Una iniciativa que aprobó el Parlamento de Berna en 2009 y que permitió que unas cercas temporales fueran instaladas a ambos lados de los puentes Kirchenfeld y Kornhaus.

“Reducción drástica”

Las citadas cercas han demostrado ser una solución eficaz, ya que el número de suicidios “se ha reducido drásticamente” en ambos puentes, confirmó el Gobierno municipal. Sin embargo, ninguna de las partes involucradas en este proyecto aceptó ofrecer cifras precisas, porque estiman que dar demasiados detalles a la prensa solo genera más suicidios.

Hess afirmó, no obstante, que “antes de que existieran estas alambradas, alrededor de 10 personas se tiraban cada año desde los puentes de Berna. Ahora la cifra es prácticamente cero”.

En febrero de 2014, el Legislativo de Berna liberó un presupuesto de 6,45 millones de francos (7,2 millones de dólares) para sustituir dichas cercas por redes de seguridad semejantes a las de la Münsterplattform, que corresponden también al modelo adoptado por el Golden Gate.

Pero la votación estuvo lejos de ser unánime. Algunos políticos se quejaron de su elevado costo financiero. Otros manifestaron su inquietud sobre el daño que esto podía generar a los puentes como monumento histórico, ya que ambos fueron construidos hace más de un siglo y son considerados por la UNESCO como parte del patrimonio universal.

Pero para Hess las prioridades son claras: “Salvar vidas es más importante que la estética”.

Una buena inversión

El interés de California por conocer y reproducir la experiencia bernesa comenzó en 2008,  según Dieter Arnold, miembro del Departamento de Ingeniería Civil de Berna. En aquel año, el Departamento de Transporte de California (CalTans) contactó al Ejecutivo de la capital suiza para conocer por qué la Münsterplattform había utilizado redes, en vez de cercas, y qué había sido de las personas que habían saltado después de instalarlas.

“Inicialmente, la consulta se hizo para el Cold Spring Canyon Arch Bridge, de Santa Barbara, y no para el Golden Gate”, precisó Arnold, quien supone que la información fue transferida a las autoridades del Golden Gate.

Algunos críticos consideran que no es tarea del gobierno invertir grandes presupuestos en evitar que la gente se quite la vida.

"¿A qué le llamamos ‘grandes presupuestos’, estamos hablando de un gasto que se realiza una sola vez y que permite construir algo que durará 50 o 75 años? En este periodo se habrían registrado otras 2.000 muertes, o más, de no hacerse nada", puntualizó Muller.

“Así que en términos de salvar vidas, se trata de una estupenda inversión”.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×