Navigation

Habría 3.000 cuentas secretas españolas en Suiza

Unos 3.000 ciudadanos españoles habrían depositado sus haberes en Suiza para evadir el fisco de su país. Imagen de la oficina del banco HSBC en Ginebra. Keystone

Al denunciar la existencia de 3.000 cuentas secretas en Suiza, medios españoles de prensa aseguran que los titulares de las mismas tienen hasta el 5 de julio para pagar los impuestos por las sumas no declaradas.

Este contenido fue publicado el 24 junio 2010 - 10:07

De acuerdo con los cotidianos 'Expansión' y 'El País', el monto total de las cuentas ascendería a unos 6 mil millones de euros.

“La Agencia Tributaria ha dado un plazo corto a estas fortunas para que regularicen esas cantidades millonarias, generadas durante 2005 y 2006, según fuentes conocedoras del caso”, apuntó 'El País' en su edición de este jueves.

Según los periódicos españoles, el Gobierno de Madrid habría recibido informaciones de las autoridades francesas sobre la existencia de tales cuentas.

Las autoridades tributarias españolas habrían fijado hasta el día 30 del mes en curso para que los titulares de las presuntas cuentas secretas paguen los impuestos y las multas correspondientes. Pero, de acuerdo con 'Expansión', habrían acordado luego una prórroga hasta el 5 de julio.

Según 'El País', “en caso de rechazar el requerimiento, lo más probable es que la Agencia Tributaria derive los casos a los tribunales por presunción de delito fiscal”.

Por su parte, el periódico 'Expansión' titula su información principal “Hacienda destapa 3.000 cuentas opacas en Suiza” y precisa que la dependencia “ha puesto el cerco” a tales fortunas.

Las agencias de información destacan por su parte que, para luchar contra un déficit público masivo, el gobierno de José Luis Zapatero se comprometió a introducir impuestos más severos para los españoles ricos.

swissinfo.ch y agencias

Contexto

Suiza está a favor del intercambio de información bancaria entre gobiernos cuando se presuma evasión de los contribuyentes, pero en casos “concretos y fundados”.

Está en contra del intercambio masivo y automático de coordenadas, lo que se conoce como ‘fishing expedition’.

Los Convenios para Evitar la Doble Imposición (CDI) bajos las reglas de la OCDE fueron sometidos a la aprobación de los cantones y recibieron también la opinión de los bancos antes de ser enviados al Parlamento para su aprobación.

Suiza consideraba como delito el fraude fiscal, es decir, el incumplimiento doloso de las obligaciones tributarias mediante el falseo deliberado de información.

Ahora tendrá que considerar también como delito la evasión (declaración incompleta de bienes o ingresos sujetos a imposición).

Dado que los nuevos CDI implican nuevos compromisos relevantes para Suiza, está abierta la posibilidad para que los primeros convenios sean sometidos a un referéndum facultativo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo