Navigation

Hacia la vacuna contra el sida

El suizo Giuseppe Pantaleo, presidente del Congreso. Keystone

En Lausana, los científicos especializados en el sida han podido esbozar un calendario de pruebas de una vacuna preventiva.

Este contenido fue publicado el 01 septiembre 2004 - 19:22

Durante el Congreso AIDS Vaccine 2004, finalizado este miércoles, subrayaron la necesidad de fortalecer la cooperación entre ellos.

“El balance es positivo. Comenzamos a tener detalles más precisos. De aquí al fin del año, un estudio será lanzado en 1.500 voluntarios para evaluar la seguridad de las vacunas analizadas en el sistema inmunitario del ser humano”, explica el Dr. Giuseppe Pantaleo.

Presidente del Congreso y profesor en el Centro Hospitalario de la Universidad de Lausana, Pantaleo aclara que este estudio costará entre diez y quince millones de francos. Después se evaluará la eficacia de estas vacunas "candidatas".

El proceso, juzgado de alto riesgo, podrá iniciar en el año 2006, con la participación de 5.000 voluntarios, según cálculos de Michel Kazatschkine, director de la Agencia Nacional de Investigación sobre el Sida. A juicio del profesor Pantaleo, estas pruebas comenzarían poco más tarde, entre el 2007 y el 2009.

No antes del 2014

Según los investigadores, la vacuna deberá contener células T y anticuerpos neutralizantes. Hasta ahora, sólo las vacunas candidatas basadas en los linfocitos T han provocado reacciones favorables.

En una primera etapa, la vacuna no asegurará una protección total contra el virus, pero si un nivel más elevado de defensa. Se estima que permitirá que el paso de la fase de infección al del desarrollo del virus se extienda de diez a veinte años.

Según el Dr. Pantaleo, una vacuna definitiva que incluya los anticuerpos neutralizantes deberá obtenerse hasta el 2014, “tal vez más tarde aún”.

“La mutación del virus y su complejidad nos obliga a mantener un optimismo reservado”, explica por su parte el premio Nobel de Medicina 1996, Rolf Zinkernagel, profesor de Inmunología de la Universidad de Zúrich.

Vacuna terapéutica

En lo que se refiere a la creación de una vacuna terapéutica, dirigida a las personas ya infectadas, ésta deberá aún costar más tiempo a los científicos.

“Los laboratorios farmacéuticos no tienen los recursos suficientes para realizar los exámenes”, lamenta el profesor de la Universidad de Lausana.

Por otra parte, los investigadores subrayaron la importancia de reforzar la cooperación entre ellos. Giuseppe Pantaleo dirigirá un grupo de trabajo, encargado de armonizar las claves de lectura para interpretar los resultados de los exámenes.

Apoyo político

Los datos recabados serán comparados “país por país, continente por continente”, declaró durante el congreso el Dr. Jean-Pierre Krähenbuhl, vicepresidente de la fundación Eurovacc, con sede en Epalinges, en el cantón suizo de Vaud.

El presidente del Congreso invita a los países europeos a “responder de forma clara” al desafío científico de la investigación para obtener la vacuna contra el sida.

En cuanto a Suiza, espera que “consolide sus estructuras”, al nombrar, por ejemplo, un responsable sobre cuestiones del sida a nivel político y lanzando un programa de salud nacional sobre este mal.

El profesor recibió como “una señal fuerte” hacia esta dirección, el hecho de que el ministro del Interior suizo, Pascal Couchepin, estuviera presente en la apertura del congreso.

swissinfo y agencias

Datos clave

El sida ha provocado 20 millones de muertes desde 1981.
En 2003, cerca de 5 millones de personas se infectaron con el virus.
70% de los infectados viven en el África subsahariana.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo