Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Imagen y palabra de tres expedicionarios

Annemarie Schwarzenbach, de espíritu controvertido, dejó un arsenal histórico de fotografías y manuscritos.

(Centro Cultural Suizo)

La plumas y objetivos fotográficos de las dos primeras mujeres expedicionarias de Europa, en compañía de la obra del también aventurero Nicolás Bouvier, se presentan en una exposición colectiva de los más famosos escritores-fotógrafos suizos del siglo XX.

Las dos infatigables e intrépidas viajeras Annemarie Schwarzenbach y Ella Maillart, en medio de la explosión nazista en Europa, "huyeron" hacia tierras desconocidas.

La mirada de estas dos artistas quedó marcada en sus libros, manuscritos, cartas, fotografías y dos filmes que ellas mismas rodaron. Su labor fue seguida poco tiempo después por el ginebrino Nicolás Bouvier.

La obra de los tres se presenta desde el 27 de octubre pasado en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la Suiza Italiana, en Mendrisio, en el cantón Tesino, en la exposición intitulada "La vía cruel, la vía dichosa".

Anne Marie Schwarzenbach (1908-1942), originaria de Zúrich, y Ella Maillart (1903-1997), de Ginebra, emprendieron en 1939 un viaje a través de los Balcanes, Turquía, Irán, Afganistán e India. Sus memorias de viaje y las fotografías que realizaron han demostrado con el tiempo tener una enorme importancia documental y artística.

En 1947, Ella Maillart publicó sus impresiones de este viaje a Afganistán en el libro "La vía cruel", donde se narra el trastorno existencial que implica un viaje a través de una geografía ajena, tanto interior y psicológica como externa y antropológica. Se pierden las propias certezas culturales, que quedan puestas en entredicho en el momento en que se comparan con otro paisaje y con los valores de una vida extranjera.

Catorce años después, en 1953, el escritor y fotógrafo ginebrino Nicolás Bouvier quiso recalcar el viaje que habían realizado las escritoras durante los años de la Segunda Guerra Mundial. En su libro "Costumbres del mundo", Bouvier narra las fuertes emociones que el viaje le despertó: "uno cree que va a hacer un viaje pero pronto se da cuenta que es el viaje el que lo hace a uno, o lo deshace".

La exposición tesinesa forma parte de un proyecto de mayor respiro, en gran parte ya realizado, en el ámbito de la iniciativa anual "Otoño fotográfico". Este año han sido incluidas otras tres propuestas: un "video festival" y las muestras fotográficas internacionales "Una isla interior" y "Panoramas del mundo".

El motivo central de todas estas propuestas lo sintetiza el término "Traspasos" y, precisamente, la perspectiva de los artistas participantes y de los operadores culturales nace de la toma de conciencia del fenómeno contemporáneo de "atravesar fronteras".

Vivimos una época en la cual, la exigencia de buscar mejores oportunidades o la exploración de horizontes que respondan mejor a las propias inquietudes, induce a miles de personas al viaje, al "traspaso" de fronteras, ya sea virtuales (navegando en Internet), imaginarias o físicas. La exposición tiene la virtud de hacernos ver el viaje como una prerrogativa indisoluble del humano.

El tema del confín, de la frontera, nos permite además una reflexión sobre las profundas transformaciones que se están realizando en la sociedad occidental y nos ayuda a entender a aquellas personas que se encuentran en vilo, entre una tierra por descubrir y otra que hay que estrechar a sí mismo para que no huya.

La inmensidad del continente asiático, la visión de montañas portentosas, la comparación de la propia vida con la de otros seres humanos (como fue el caso de las dos escritoras suizas con las pocas mujeres veladas que encontraron en oriente) quedaron impresas en la escritura y en las hermosas fotografías que se pueden admirar en la muestra, la cual ya ha sido presentada en otros cantones suizos y que ahora se podrá visitar en Mendrisio hasta el 26 de noviembre.

La memoria del viaje se nos ofrece aquí con los trazos esenciales de los textos que acompañan el material fotográfico mejor logrado entre lo realizado por los tres artistas. El resultado de esta experiencia pudiera ser la de suscitar dudas, como por ejemplo la de la localización de la centralidad geográfica.

Para decirlo con las palabras de Bouvier: "Cuando el viandante divisa Kabul, su cinturón de álamos y sus montañas malva, cubiertas por una delicada capa de nieve; cuando los coleópteros vibran en el cielo de otoño sobre el bazar; él se complace en haber llegado al fin del mundo. En realidad ha alcanzado nada menos que su centro".

Lupita Avilés


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×