Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Jens Alder deja Swisscom

Jens Alder (izqda) cede la presidencia y dirección de Swisscom a Carsten Schloter.

(Keystone)

El presidente y director general de la principal operadora suiza presenta su dimisión. Su sucesor es Carsten Schloter, actual director de Swisscom Mobile.

La renuncia se produce en un momento en que la operadora discute con el gobierno, accionista mayoritario, la futura estrategia de la empresa.

Como era previsible, el veto impuesto por el gobierno suizo a la estrategia de expansión internacional de Swisscom ha llevado a Jens Alder a dejar sus funciones al frente de la principal operadora helvética.

Jens Alder, de 48 años, que llegó a Swisscom en 1998 y dispone de 23 años de experiencia en el sector de las telecomunicaciones, abandona la presidencia y dirección general de la empresa con efecto inmediato y tras seis años en el cargo.

De esa manera, Alder "saca las consecuencias personales del cambio de planes de expansión decidido por el Consejo Federal (gobierno)", según consta en el comunicado que emitió este viernes la antigua operadora estatal.

El presidente y director general (CEO) de Swisscom, que recibirá una indemnización de despido de 1,54 millones de francos, será reemplazado por el alemán Carsten Schloter, hasta ahora director del segmento de telefonía móvil, Swisscom Mobile.

Apreciado por el sector

Muy apreciado en los medios financieros y distinguido con el título de 'empresario del año' en el 2001 que concede el Club de Periodistas económicos de Zúrich, Alder entrega a su sucesor una empresa con un alto rendimiento y sin deudas, aunque privada de perspectivas de desarrollo.

El mercado suizo, dominado ampliamente por Swisscom, está saturado. La lucha de precios en el sector de las comunicaciones es un indicio de que las tarifas sólo pueden continuar disminuyendo.

En los seis años en los que estuvo al frente de la operadora, Alder defendió a capa y espada la antigua empresa estatal, que se vio obligada a ceder partes de mercado debido a la progresiva liberalización del sector de las telecomunicaciones.

Profunda reestructuración

Bajo la dirección de Jens Alder, el 'gigante azul' vivió una profunda reestructuración, incluida la supresión de miles de empleos, que aportó al grupo utilidades por valor de miles de millones de francos.

Desde que Alder tomó las riendas, la plantilla de Swisscom pasó de 20.400 empleados a tiempo completo (fines de 1999) a 15.660 (fines del 2004).

Los recortes de personal prosiguieron este 2005, pese a las críticas contundentes por parte de los sindicatos de las que Alder siempre hizo caso omiso.

Una dimisión anunciada

La renuncia de Alder no sorprende, si se tiene en cuenta los acontecimientos de los últimos tiempos.

El pasado mes de noviembre, el gobierno anunció la intención de privatizar Swisscom y vender su paquete mayoritario de acciones.

La decisión desató un encendido debate en la opinión pública e indignación en la cúpula de la operadora.

Posteriormente, el Consejo Federal descartó todo plan de expansión al extranjero, suspendiendo así bruscamente las conversaciones que Swisscom había entablado con la irlandesa Eircom.

En esa ocasión, Alder declaró que la decisión del gobierno había ocasionado "daños significativos" a la empresa.

Reacciones

Esta mañana, los títulos de Swisscom subían en la Bolsa suiza, tras conocerse la dimisión de Alder.


"La inestabilidad no gusta a los mercados financieros. Por ello acogieron positivamente la decisión de terminar con esta telenovela, reemplazando a Alder por Schloter, una persona capaz y carismática", explica a swissinfo Panagiotis Spiliopoulos, analista del banco Vontobel.

Por su parte, el Sindicato de la Comunicación espera que la partida de Alder conduzca a un giro en la política de personal de Swisscom.

"De Schloter esperamos que invierta la política de recortar empleos", señala el vicepresidente, Giorgio Pardini.

Aunque reconoce al ex presidente haber convertido el ex monopolio estatal en una empresa floreciente, el sindicato deplora los numerosos despidos.

Políticos deploran dimisión

El ministro de Comunicación, Moritz Leuenberger, ha reconocido las "capacidades de gestión" de Jens Alder. No obstante, subrayó que al frente de Swisscom se necesita una persona dispuesta a aceptar la voluntad del accionista mayoritario, es decir, el Estado.

Tres de los cuatro partidos que conforman el gobierno colegiado suizo manifestaron su pesar por la partida de Alder.

Marianne Binder, portavoz del Partido Demócrata Cristiano, calificó de excelente el trabajo que realizó, trabajo ahora paralizado por el veto que impuso el gobierno a los planes de expansión.

El diputado socialista, Werner Marti, sostiene que la dimisión tendrá repercusiones negativas. Ahora el gobierno deberá apresurarse y decidir sobre la privatización de la operadora.

Christian Weber, portavoz del Partido Radical (liberal), considera positiva la designación del sucesor, Carsten Schloter, una figura que garantizará cierta continuidad.

Y la Unión Democrática del Centro (derecha nacionalista) no se ha pronunciado sobre el tema.

swissinfo y agencias

Datos clave

23 de noviembre de 2005: El gobierno anuncia su intención de vender su paquete mayoritario de acciones en Swisscom (61,1%).

A los pocos días, bloquea las adquisiciones de Swisscom en el extranjero.

Las negociaciones con la operadora irlandesa Eircom se suspenden bruscamente.

20 de enero de 2006: En desacuerdo con la reorientación estratégica del gobierno respecto a los planes de expansión, Jens Alder, presenta su dimisión.

Fin del recuadro

Contexto

Hasta 1998, Swisscom tenía el monopolio en el mercado suizo de las telecomunicaciones.

En ese año comenzó la liberalización del sector de las telecomunicaciones y Swisscom salió a Bolsa.

Actualmente, el mercado está parcialmente abierto a otras operadoras tanto en la telefonía móvil, como en la fija.

En este último segmento, Swisscom conserva todavía el monopolio de la última milla, es decir, el último tramo de tendido telefónico que une un hogar con la central telefónica más próxima.

Fin del recuadro


Enlaces

×