Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La ‘casa de la FIFA’ habla español

Logótipo de la FIFA en la puerta principal de la sede del organismo en Zúrich.

(Keystone)

La FIFA ha intensifica este año su actividad con motivo de la celebración del Mundial de Sudáfrica. Zúrich es de 1932 la sede de la organización, donde en la actualidad trabajan más de 300 empleados de 35 países.

En esta auténtica ‘ONU del fútbol’ la colonia latinoamericana y española aporta su granito de arena para desarrollar el deporte más popular del mundo.

Así el español es uno de los cuatro idiomas oficiales del organismo que agrupa a 208 asociaciones o federaciones de fútbol de distintos países, una cifra que supera en 16 a los miembros de Naciones Unidas.

swissinfo.ch visita el moderno edificio de la FIFA inaugurado en 2006 y que entre otras instalaciones cuenta con gimnasio, spa, varios campos de fútbol o una sala de meditación. Equipado con las últimas tecnologías, el impresionante espacio utiliza materiales de todos los rincones. Sus idílicos jardines albergan plantas de los cinco continentes.

El español Fernando Tresaco es responsable de desarrollo del arbitraje en el Departamento Técnico de FIFA. El antiguo árbitro asistente -en competiciones nacionales e internacionales- se instaló junto a su mujer en Zúrich hace más de seis años tras residir en España.

“Organizamos cursos para instructores y también nos ocupamos de la preparación de árbitros para el Mundial. Tanto para el de 2010 como el anterior en Alemania. Ambas funciones me obligan a viajar constantemente. Acabo de llegar de Panamá y la próxima semana tenemos un curso de instructores en Hungría”, explica a swissinfo.ch en su despacho de la FIFA.

Se organizan cursos en países de las seis confederaciones que integran la FIFA en función de los continentes y también se hacen a escala nacional. Además de asistir a distintos torneos para seguir a los árbitros, el aragonés se ocupa de diseñar el contenido de los seminarios. “El año pasado realizamos 200 actividades de formación y ya contamos con 40 instructores regionales. Además contamos con una plataforma en Internet para la formación de los árbitros”, señala Tresaco.

Los citados ‘delegados’ recibieron los cursos del español en lugares tan diversos como Malasia, Tailandia, Japón; Taipéi, Bangladesh, Egipto, Ghana, Sudáfrica, Colombia, El Salvador, México o España, entre otros.

Árbitros bien preparados

“En nuestro ámbito del desarrollo del arbitraje tratamos de mejorar el nivel del arbitraje en todo el mundo, un objetivo a medio-largo plazo, analizamos y proponemos posibles cambios en las reglas de juego y preparamos a los árbitros para el Mundial, en esta ocasión para el de Sudáfrica”, cuenta este ex profesor de primaria.

Los árbitros elegidos para la gran cita deben pasar una criba durante varios años hasta que se ultima la lista definitiva. Tresaco es optimista y cree que están muy bien preparados.

“Vimos muy buenos resultados en las pruebas psíquicas, técnicas y físicas de los seleccionados. Quizá el aspecto más importante para un árbitro sea el físico y en eso están muy bien. Los futbolistas también están muy bien entrenados y también cometen fallos”, apunta. “Yo creo que en el Mundial no habrá jugadas que puedan ser comprometidas” pronostica Tresaco.

El auge del fútbol femenino

La cubana Mayirilian Cruz Blanco es la responsable de desarrollo del fútbol femenino de la FIFA. Desde hace más de dos años coordina distintos proyectos para impulsar el fútbol de mujeres. “Hasta 2007, la FIFA tenía unos ocho proyectos de media por año de esta modalidad. El fútbol femenino vive ahora un auge muy importante, 2009 fue un año muy bueno, y de hecho contamos con 40 proyectos aprobados, un gran incremento. Tanto la FIFA como las federaciones nacionales muestran cada vez un mayor interés y desde aquí organizamos diversas cuestiones ligadas a la formación y ayudamos a organizar campeonatos nacionales”, relata.

Esta modalidad es relativamente joven. El primer Mundial femenino se celebró en 1991, en 1996 se incluyó como disciplina olímpica. En 2008 Chile acogió el primer Mundial sub-17.

Cruz Blanco destaca que a través del fútbol muchas mujeres tienen una mayor proyección y desarrollo social y les permite en algunos países ocupar puestos de responsabilidad -en federaciones- que serían impensables sin la existencia del fútbol. Un punto del deporte rey que satisface mucho a la responsable de fútbol femenino.

“Tenemos muchos problemas con el mundo musulmán para desarrollar este deporte, ya que muchos países de este ámbito no quieren saber nada del fútbol femenino. Otros Estados se oponen por razones de machismo”, se lamenta Cruz Blanco. En Latinoamérica y Asia, por ejemplo, el fútbol es muy popular: “por ejemplo en Jordania, Japón, China o Vietnam. Además de Escandinavia, Inglaterra, Estados Unidos, México o últimamente en Colombia y Costa Rica”, indica.

Estimular el deporte entre los niños

El ex futbolista madrileño Jorge Díaz-Cidoncha se encarga del desarrollo del fútbol base en todo el mundo. “Para alguien que viene del fútbol trabajar en el Departamento Técnico de la FIFA es algo maravilloso. Este departamento se encarga del desarrollo del balompié. Soy coordinador de proyectos por lo que viajo mínino una vez a la semana a cualquier parte del mundo. Se hacen multitud de cursos, seminarios o congresos”, subraya Díaz-Cidoncha, que antes de trasladarse a Zúrich había jugado al fútbol universitario en Australia durante dos años, a la vez que cursaba un Máster.

“Con 208 federaciones que forman la FIFA tenemos que elegir bien el proyecto a acometer porque hay muchas peticiones y sugerencias, así que el proceso es complejo. Últimamente realizamos iniciativas en países caribeños, en África o en Centroamérica. Todo depende mucho de la estructura del propio país”, señala.

La característica fundamental para trabajar en este ámbito, como en gran parte de las actividades de la FIFA es la flexibilidad, explica el joven empleado, tanto por los constantes viajes como por el hecho de trabajar con países de todo el mundo.

“Con Asia es más fácil trabajar porque son más disciplinados y respetuosos. Con África tenemos que empujarlos más, son muy apasionados pero precisan más apoyo. En Sudamérica por ejemplo, las federaciones son mucho más independientes. Así que para trabajar no te queda otra que cambiar el chip”, concluye Díaz-Cidoncha.

Iván Turmo, Zúrich, swissinfo.ch

LA FIFA

La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) es una asociación de de derecho suizo fundada en 1904 en París y que tiene sede en Zúrich desde 1932.

Está compuesta por 208 asociaciones nacionales o federaciones de fútbol de distintos países, 16 territorios más que Naciones Unidas -192- y tres más que los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), con sede en Lausana.

El 5 de mayo de 2006 la FIFA se traslada a la una nueva sede. En los 44.000 metros cuadrados comprados a un banco suizo, la FIFA levantó su nuevo edificio que contó con el diseño de la arquitecta helvética Tilla Theus.

La sede se ubica en la calle de la FIFA, la ‘FIFA-Strasse’ 20.

La inauguración oficial fue en mayo de 2007. La denominada ‘Casa de FIFA’ por el presidente del organismo, el suizo Sepp Blatter, supuso una inversión de 196 millones de dólares. Tiene tres plantas más otras seis subterráneas.

Fin del recuadro

Fernando Tresaco Gracia

Instructor español fue maestro de primaria en diferentes colegios de la provincia de Huesca -de donde procede- y también impartió clases un año en Estados Unidos.

En 1992 fue árbitro asistente en Primera División y desde 1995 hasta 2000 participó en competiciones internacionales.

Desde 2002 es delegado y observador de árbitros de la UEFA.

Ingresa en la FIFA en 2004 en el Departamento de árbitros y se encarga de la formación de árbitros de élite.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes