Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La 'roja' ganó la mejor Eurocopa de la historia

Berna fue 'tomada' por los aficionados holandeses durante la Eurocopa.

(Keystone)

La selección española se hizo con su segundo título continental tras derrotar a Alemania por 1-0 en una final muy disputada. El gol de Fernando Torres dio a los ibéricos la victoria final después de 44 años de espera.

El campeonato continental de fútbol ha sido el evento deportivo más importante de la historia organizado por Suiza.

Con la victoria ante Alemania en la final, España consiguió acabar el torneo invicta. Cinco victorias y un empate contra Italia que superaron todos los registros anteriores. Los pupilos de Luis Aragonés, que deslumbraron a todo el mundo por su talento, firmaron la mejor trayectoria de un equipo en una fase final del torneo continental.

Xavi Hernández fue además elegido mejor jugador del campeonato. David Villa acabó siendo el máximo goleador del torneo con 4 tantos a pesar de haberse perdido la final por lesión. Es la primera vez que lo consigue un español. Iker Casillas fue el mejor portero del campeonato tras haber encajado sólo 2 tantos.

Para la UEFA, la Eurocopa 2008 celebrada en Suiza y Austria se convirtió en un éxito de taquilla, con unos ingresos totales de 2.100 millones de francos y un beneficio neto de 412 millones. Cada partido fue seguido por al menos 155 millones de telespectadores. La organización hizo un balance muy positivo.

"Nos habíamos planteado el reto de organizar la mejor Eurocopa de todos los tiempos. Los resultados de los estudios y sondeos demostraron que alcanzamos nuestro objetivo", manifestó Ralph Zloczower, presidente de la Asociación Suiza de Fútbol (ASF) tras el evento.

Berna 'holandesa'

Los responsables también se felicitaron por el clima general de la competición que fue muy pacífica, amistosa y bien organizada. "El espíritu de la afición fue extraordinario, particularmente el de los holandeses en Berna (más de 120.000). Jamás había visto una cosa semejante", añadió el presidente de la ASF.

La organización y la seguridad fueron impecables en los dos países anfitriones. Hubo millones de aficionados en las calles (2,7 millones sólo en Suiza), en las cuatro ciudades sede helvéticas: Basilea, Zúrich, Berna y Ginebra.

En Austria, los visitantes gastaron una media de 2.189 francos por persona frente a los 1.621 francos en Suiza.

El 90% de los austriacos dijeron tener una impresión "positiva" o "muy positiva" del evento, frente al 84% que se registró en Suiza.

Por su parte, el jefe operativo de la competición, el suizo Martin Kallen, que ocupó dicha función ya en Portugal en 2004, y que la ocupará también en Polonia y Ucrania en 2012, hizo una comparación directa con la edición anterior. Para él, el avance fue enorme "en casi todos los aspectos de la organización".

El único fallo fue una retransmisión televisiva interrumpida por una fuerte tormenta en la semifinal entre Alemania y Turquía.

Pobre papel de Suiza

La selección de Suiza no pudo superar la primera fase del torneo traer caer ante la República Checa (0-1) y frente a Turquía (1-2). La única victoria la consiguieron en el último encuentro ante Portugal (2-0).

Lo cierto es que el combinado helvético no mereció la derrota ni ante República Checa ni ante Turquía. Frente a los chechos se lesionó Alexander Frei, el máximo goleador en la historia del equipo nacional. Se tuvo que despedir de la Eurocopa debido a una ruptura del ligamento interno de la rodilla izquierda

Ante Portugal, la selección anfitriona se desquitó con goles de Yakin y acabó el torneo con la cabeza bien alta.

Esta victoria supuso la primera de los suizos en un Campeonato de Europa. Un triunfo que se resistía desde las ediciones de Inglaterra 1996 y la de 2004, celebrada precisamente en Portugal. Yakin fue el máximo goleador de Suiza en la Eurocopa con 3 goles.

Ingresos millonarios

Los ingresos se incrementaron en todos los sectores: derechos televisivos, entradas y patrocinadores.

Efectivamente, los ingresos se elevaron hasta los 2.145 millones de francos: 1.320 millones por los derechos para la retransmisión televisiva, 461 millones de los derechos comerciales, 149 millones de la venta de entradas y 215 millones procedentes del 'Corporate Hospitality' por parte de las empresas.

Los ingresos de la Eurocopa 2008 subieron un 50% con respecto a la edición celebrada anterior en Portugal.

Los gastos relacionados con el evento también se incrementaron mucho, hasta los 900 millones de francos.

swissinfo, Iván Turmo

Eurocopa 2008

La Eurocopa de fútbol se celebró entre el 7 y 29 de junio en Suiza y Austria.

De los 31 partidos que se disputaronn en total, 15 fueron en Suiza.

Las cuatro sedes helvéticas fueron Basilea, Berna, Ginebra y Zúrich.

La Eurocopa 2008 ha sido el evento deportivo más importante de la historia organizado por Suiza.

La preparación para la Eurocopa supuso para la Confederación Helvética y los cantones un desembolso de 140 millones de francos suizos en los 12 meses previos, según datos de la Secretaria de Estado de Economía (Seco).

Los recursos se utilizaron en la promoción del evento y en la capacitación de unos 500.000 empleados turísticos.

Por su parte, hoteles, restaurantes y negocios, en general, invirtieron también para estar a la altura del acontecimiento.

Fin del recuadro

Enorme audiencia

Al menos 155 millones de televidentes siguieron cada uno de los 31 encuentros en directo. En Suiza, nueve de cada diez vieron, al menos, un partido de la Eurocopa en directo, frente a ocho de cada diez en Austria.

En comparación con la Eurocopa de 2004, la audiencia dio un salto del 29,9% en Suiza y del 33,9% en Austria.

En España, se registró un nuevo récord en audiencia: 14,5 millones de telespectadores siguieron la final frente a los 12,2 millones que vieron la final del Mundial de 2006.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×