Navigation

La iniciativa sobre la prohibición del burka apela a la islamofobia y a las feministas

Se calcula que en Suiza hay unas 30 mujeres que usan burka o niqab en público, pero los partidarios de la iniciativa sostienen que es necesaria una ley de ámbito nacional. Gian Ehrenzeller/Keystone

Más de diez años después de la votación sobre la prohibición de los minaretes, los votantes suizos deben decidir sobre una propuesta que aboga por la prohibición de llevar la cara oculta en público.

Este contenido fue publicado el 12 febrero 2021 - 10:00
swissinfo.ch/urs

Conocida como "la prohibición del burka", esta iniciativa promovida por los grupos de derecha incluye también la prohibición del uso del niqab, así como de otras formas no religiosas de ocultar el rostro.

La votación está prevista para el 7 de marzo.

La campaña tiene lugar en un momento en que es obligatorio el uso de mascarillas higiénicas en lugares públicos concurridos debido a la actual pandemia de coronavirus. La situación actual pone una nota irónica en un debate que afecta a la libertad religiosa, la igualdad de las mujeres y el miedo al terrorismo.

¿Qué está en juego?

La propuesta tiene como objetivo prohibir el uso de prendas que cubran el rostro en público, especialmente en la calle y en el transporte público, además de en oficinas, restaurantes, tiendas y estadios de fútbol. No se permiten excepciones a los turistas.

No obstante, se prevén reglas especiales para lugares religiosos, por razones de salud o debido a condiciones climáticas particulares.

En un intento por bloquear la iniciativa, el Parlamento ha aprobado una reforma legal que prohibiría cubrirse la cara con el propósito de ocultar la identificación de una persona, especialmente en oficinas públicas o en el transporte público.

La propuesta alternativa prevé medidas para promover la igualdad de derechos y la integración de las mujeres musulmanas. La enmienda legal entrará en vigor si la iniciativa es rechazada en la votación nacional.

¿Cuáles son los principales argumentos a favor y en contra?

Los partidarios de la iniciativa argumentan que la prohibición de cubrirse el rostro contribuye a prevenir ataques terroristas y otras formas de violencia.

Al mismo tiempo, la prohibición se considera una forma de promover la igualdad entre mujeres y hombres musulmanes, liberando a las mujeres de una sociedad patriarcal discriminatoria.

Los miembros del comité de la iniciativa han señalado que el islam se está extendiendo en Europa y que supone una amenaza para la cultura cristiana. Al mismo tiempo, el comité rechaza las acusaciones de que su propuesta socava la libertad religiosa. En cambio, afirma que la prohibición tiene como objetivo fortalecer los valores básicos del mundo occidental.

Además, los partidarios subrayan que existen restricciones similares en otros países y que las prohibiciones locales de llevar burka introducidas en Suiza hace cinco años han sido eficaces.

Kai Reusser / swissinfo.ch

Sin embargo, los grupos contrarios a la iniciativa aseguran que la prohibición de cubrirse el rostro en toda Suiza es innecesaria, perjudicial para el turismo y no es acorde con la estructura de poder compartido entre las autoridades nacionales y cantonales.

Sostienen que no hay razón para enmendar la Constitución federal por un grupo muy pequeño de personas -calculado en un máximo de 30 mujeres- que usan niqab o burka por voluntad propia.

Los adversarios añaden que la prohibición no valdría para impulsar la igualdad de derechos de las mujeres musulmanas y mejorar su integración en la sociedad suiza. Consideran que la reforma legal, aprobada por el Parlamento el año pasado, es más adecuada para este fin.

Advierten también que los turistas de los países ricos del Golfo Pérsico podrían perder interés por pasar sus vacaciones en Suiza si la prohibición obtiene la mayoría en la votación.

¿Por qué tiene que decidir el electorado?

Un comité formado por políticos de derecha y miembros de grupos activistas conservadores presentaron las firmas necesarias para forzar una votación nacional sobre la prohibición de cubrirse la cara en público.

Entre marzo de 2016 y septiembre de 2017 se recogieron más de 105 500 firmas para la iniciativa popular.

Según el sistema suizo de democracia directa, una enmienda a la Constitución federal necesita el apoyo de al menos 100 000 ciudadanos suizos.

¿Quiénes están a favor y quiénes en contra?

Los principales partidarios de la iniciativa son el partido Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora), así como otros grupos conservadores y algunos políticos de partidos de centroderecha y centro.

Asimismo, un grupo de feministas y algunos musulmanes liberales también se han pronunciado a favor de la prohibición del burka y el niqab en público.

Los simpatizantes se enfrentan a una amplia alianza de adversarios de los otros principales partidos políticos de izquierda y del centro, el Gobierno y una clara mayoría del Parlamento federal.

Varios grupos de derechos humanos y de feministas, las asambleas eclesiásticas, así como el sector del turismo suizo y los sindicatos también han recomendado el rechazo de la propuesta.

¿Cómo es la situación en otros países?

En la última década, cerca de 15 países europeos han introducido la prohibición general de cubrirse la cara.

Francia fue el país pionero en 2011, pero los otros tres países vecinos de Suiza -Alemania, Italia y Austria- también han aprobado restricciones, ya sea de carácter general o medidas específicas o locales.

En numerosos países de Europa, Asia, África y América del Norte existen prohibiciones de diversa índole sobre el uso del burka y el niqab.

En Suiza, dos de los 26 cantones del país impusieron la prohibición del burka en 2016. Otros 15 cantones han prohibido cubrirse el rostro en manifestaciones y eventos deportivos.

¿Qué tiene en común la votación del burka con la prohibición de los minaretes?

El comité de la iniciativa para la prohibición del burka es el mismo que lanzó la propuesta para prohibir la construcción de nuevos minaretes en Suiza.

La votación de 2009 resultó una gran sorpresa cuando el 57,5% de los electores y 22 de los 26 cantones se pronunciaron a favor de prohibir la construcción de nuevos minaretes en Suiza.

A diferencia de hace 12 años, los sondeos de opinión sugieren que los partidarios de la prohibición del burka cuentan con un sólido respaldo inicial. Pero los expertos afirman que parece poco probable que se produzca una nueva sorpresa, ya que el sentimiento antiislámico hace tiempo que ha dejado de ser un tabú en Suiza.

Traducción del inglés: José M. Wolff

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.