Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las causas del ataque estadounidense al CICR

La prisión de Guantánamo, en el centro de la crítica internacional.

(Keystone)

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) es objeto de críticas por parte de Estados Unidos que pone en tela de juicio la imparcialidad del organismo.

Investigador de Harvard, Pierre Hazan explica las razones de esos ataques y también el porqué de Washington para evitar socavar la credibilidad del CICR.

Una comisión del Congreso estadounidense publicó de manera reciente un informe que cuestiona severamente al CICR. Acusa a la institución humanitaria de, "haberse desviado, con plena conciencia, de sus principios fundadores de neutralidad e imparcialidad".

Este ataque de los medios conservadores estadounidenses se produce al tiempo que un creciente número de voces en Estados Unidos exige el cierre del centro de detención de Guantánamo.

Antiguo periodista del cotidiano francés Liberation y del diario ginebrino Le Temps, Pierre Hazan se ha encargado de la cobertura noticiosa de las crisis humanitarias y de la acción de organizaciones internacionales como la ONU.

El reportero efectúa actualmente una investigación en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) sobre la justicia penal internacional.

swissinfo: ¿Cómo interpreta usted este ataque contra el CICR?

Pierre Hazan: Por las posiciones asumidas, y también por la divulgación de sus informes confidenciales, el CICR apareció como una amenaza extremadamente seria para la administración Bush, puesto que cuestionan la legitimidad misma del compromiso estadounidense en Irak.

Además, los estadounidenses se perciben profundamente como los campeones de la libertad. El CICR contribuye a debatir esa visión criticando el método actualmente utilizado para exportar la democracia al mundo.

El CICR ha podido entonces, dar la impresión de que trabajaba en contra de los intereses de Estados Unidos.

swissinfo: ¿Los conservadores estadounidenses intentan desacreditar al CICR?

P.H.: Más sencillamente, la administración Bush busca protegerse contra un viraje de la opinión pública estadounidense respecto a la guerra en Irak y el centro de detención de Guantánamo.

En efecto, un creciente número de estadounidenses comienza a dudar de lo bien fundado de la guerra y, desde hace meses, el ejército no logra reclutar suficientes efectivos.

Además, en el Senado y en el Congreso estadounidenses, parlamentarios demócratas y republicanos se pronuncian en favor del cierre de Guantánamo considerado como un desastre para la imagen de Estados Unidos en el mundo. Un llamado al que se sumaron también los ex presidentes James Carter y William Clinton.

Por otra parte, la administración Bush ha tomado conciencia ella misma de ese problema y de sus repercusiones, en particular en el mundo árabe-musulmán.

swissinfo: ¿Cómo es utilizado el CICR en esas polémicas?

P.H.: El CICR juega un papel particular. La administración estadounidense estima que algunas ONG constituyen una molestia, como Amnistía Internacional (AI) que de manera reciente comparó la prisión de Guantánamo con un gulag.

Ahora bien, para lanzar esas acusaciones, AI se apoya en la credibilidad y la legitimidad del CICR.

El gobierno estadounidense, pro su parte, se afana en decir que se han adoptado medidas contra las sevicias constatadas en sus prisiones y que actualmente ya no hay problemas. Sigue una estrategia de negación de la realidad.

swissinfo: ¿La administración Bush mantiene su idea de reformar los Convenios de Ginebra?

P.H.: Ha habido una serie de discusiones informales sobre la adaptación de los Convenios de Ginebra (que dan fundamento al derecho internacional humanitario) a los cambios supuestamente aportados por la guerra contra el terrorismo.

Sin embargo, Estados Unidos no está realmente interesado en reformar los Convenios de Ginebra. Más bien intenta hacer prevalecer su propia interpretación del derecho internacional humanitario existente.

swissinfo: La comisión parlamentaria estadounidense habla de recortar los víveres al CICR. ¿Se trata de una amenaza seria?

P:H: La amenaza existe. Empero, obedece a un grupo de republicanos muy de derecha. La administración Bush pretende normalizar sus relaciones, en particular con Europa. Tomarla contra el presupuesto del CICR sería ir en contra también de esa política.

swissnfo: ¿Estados Unidos tiene interés en debilitar al CICR?

P.H.: Indudablemente no. Por otra parte, existen discrepancias en el seno mismo del Pentágono, el Ministerio estadounidense de la Defensa. Por una parte, tenemos a la dirección civil del ministerio, muy crítica con respecto a los Convenios de Ginebra, y, por otra, a los militares. Estos últimos están plenamente conscientes de que un CICR fuerte y creíble es una garantía esencial para los solados estadounidenses prisioneros.

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

Los Convenios de Ginebra y sus protocolos adicionales forman parte del derecho internacional humanitario, un conjunto de garantías judiciales sobre el comportamiento de las partes en tiempos de guerra.

En particular, protegen a las personas que no participan en las hostilidades así como a aquellas que no toman parte en los combates.

Prevén las medidas a adoptar para prevenir infracciones graves y/o poner término a las mismas.

Más de 190 gobiernos han firmado los Convenios de Ginebra.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes