Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las secuelas del 11 de septiembre en la ONU

Violaciones estadounidenses en el tratamiento a los prisioneros talibán.

(Keystone Archive)

La LVIII sesión de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU arranca este lunes en Ginebra.

El embajador de Suiza ante los organismos internacionales de Ginebra, François Nordmann considera el inicio de la Comisión como un tanto "opaco" por la falta de definiciones en torno a los temas básicos de la agenda, en particular en lo que atañe al terrorismo, sobre el que ningún país se ha puesto de acuerdo.

La sesión tiene tres ejes temáticos: terrorismo y derechos humanos; la violencia en el Medio Oriente y la salida estadounidense de la comisión.

El encuentro "oscilará entre los polos de tensión y la voluntad de buscar consensos. Sin embargo, por el momento, está recubierto de opacidad", destacó el diplomático helvético ante la prensa.

Suiza participa en esta LVIII sesión de la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU aún como 'miembro prospectivo'. Sin embargo, merced a la votación del pasado 3 de marzo, en la que el pueblo decidió la adhesión de su país a la ONU, para el otoño próximo la Confederación Helvética podrá ejercer sus plenos derechos en el seno de ese organismo multilateral.

El 11 de septiembre, un hito en la historia

"En efecto, el mundo cambió el 11 de septiembre y las coordenadas de la geopolítica han sido trastornadas", subrayó el embajador Nordmann. "Por lo tanto, ese tema será uno de los principales en este año", añadió en referencia a las discusiones de la Comisión.

Los atentados contra blancos estadounidenses, que dejaron un saldo de alrededor de 5.000 muertos, constituyen un nuevo dato a la hora de hablar del respeto a las garantías individuales; sin embargo, la posición de Berna es muy clara: "La lucha contra el terrorismo es legítima, pero no debe dar lugar a la violación de los derechos humanos, ni ocultar otros problemas en ese terreno", recordó Nordmann.

El diplomático explicó asimismo que, "como país depositario, Suiza tiene el deber de defender los Convenios de Ginebra tal como están aprobados hoy en día".

Paz para el Medio Oriente

Indudablemente, uno de los focos de mayor tensión internacional, sino es que el más grave, se localiza en la región del Medio Oriente. Los enfrentamientos entre israelíes y palestinos desde el mes de septiembre del 2000, cuando comenzó la segunda Intifada han cobrado más de 300 vidas entre los primeros y alrededor de 1100 entre los segundos.

"A partir de la propuesta del Consejo de Seguridad de la ONU -y al que Suiza se adhiere- para crear un Estado palestino, la temática de ese pueblo y de sus derechos serán igualmente debatidos. Mas allá de las pasiones que este asunto suscita, definitivamente, los delegados de los 57 países miembros tendrán que adoptar una posición prudente, pero firme a este respecto", destacó el diplomático helvético.

Ausencia estadounidense

Finalmente, la sesión de este año se caracteriza por la ausencia de Estados Unidos como país miembro. Por primera vez, desde 1947, Washington no forma parte de la membresía oficial del grupo, luego de un sorpresivo voto en ese sentido efectuado el pasado mes de mayo.

A la espera de recuperar su puesto el próximo año, Estados Unidos intentará influir en los resultados de esta sesión desde su papel de mero observador, según denuncia del Gobierno de La Habana, que ha afirmado reiterativamente que Washington presiona a algunas capitales latinoamericanas en la búsqueda de una resolución condenatoria contra la isla.

Sin embargo, hasta hoy lunes, día del inicio de la comisión, los embajadores del Grupo Latinoamericano, encabezados por el chileno Juan Enrique Vega, "no hemos recibido ninguna instrucción a este respecto, es decir, no sentimos presiones para prestarnos a ese juego".

Generalmente, son las organizaciones no gubernamentales (ONG) las que presentan los casos de violaciones de los derechos humanos. Las irregularidades no generan sanciones pero conllevan una condena a los Gobiernos respectivos e inciden en el prestigio internacional de los mismos.

Enrique Dietiker, Ginebra


Enlaces

×