Las universidades, bajo reglas especiales

Las universidades de toda Suiza se han adaptado a la pandemia con medidas como la exigencia de que los estudiantes registren su presencia en las clases, como en ésta, en Neuchâtel. Laurent Gillieron/Keystone

La Universidad de la Suiza Italófona (USI) en el Tesino ha optado por la opción de la enseñanza en línea al 50% para el semestre de otoño. Otras universidades suizas también han optado por un enfoque híbrido. Esta semana es el inicio de cursos universitarios en Suiza.

Este contenido fue publicado el 14 septiembre 2020 - 11:00

Algunos colegas y estudiantes de la USI requerirán medidas especiales, como la transmisión en directo de las clases, ya que están en las categorías de riesgo; los estudiantes de primer año tendrán actividades especiales de bienvenida; se ofrecerá apoyo a los estudiantes extranjeros que tengan que estar en cuarentena después de su llegada. Será una "nueva normalidad", añadió Cantoni.

Cantoni además añade que las preinscripciones de estudiantes en Italia han aumentado un 25% respecto al año pasado, lo que podría significar que el enfoque de la universidad está siendo visto como un punto de referencia en estos tiempos volátiles. Los números finales de inscripciones se conocerán en octubre.

Aprendizaje a distancia, fichas de color

En toda Suiza, alrededor de 260 000 estudiantes comenzaron el semestre de otoño este lunes.

El cierre de primavera obligó a las universidades a la enseñanza a distancia, (las restricciones se suavizaron después del 8 de junio, pero muchas continuaron con las medidas anteriores). Sin embargo, la oferta de clases en el campus requerirá un distanciamiento social, por ejemplo, dejando sillas vacías entre los asistentes. También se generalizará el uso de máscaras.

Comparación internacional

Al 31 de agosto, los datos muestran que el 21,3% de casi 3 000 universidades y colegios de los Estados Unidos están planeando clases totalmente o principalmente en persona, el 16% están proponiendo modelos híbridos y el 33% están planeando un semestre de otoño totalmente o principalmente en línea.

En el Reino Unido, la mayoría de las universidades enseñan en persona de alguna forma, siguiendo las pautas de salud. Algunos académicos han expresado su preocupación por el regreso a la enseñanza presencial, pero el gobierno dice que confía en que las universidades estén bien preparadas.

Entre los vecinos de Suiza, el gobierno italiano ha publicado una lista nacional de protocolos a seguir, que incluye cubrebocas y la asistencia a algunas clases a distancia. Muchas universidades de Alemania utilizarán un modelo híbrido, como en Francia. Todos los países han aplicado medidas de higiene.

End of insertion

En la Universidad de Basilea, la más antigua de Suiza, dos tercios de los estudiantes harán estudios a distancia. "Esto significa que tendrán que quedarse en casa por un tiempo y tendrán menos contacto social", dijo la rectora Andrea Schenker-Wicki a la televisión pública suiza SRF en agosto. La universidad ha invertido mucho en las nuevas tecnologías para este paso.

Algunas instituciones han ideado planes más innovadores para el nuevo semestre: la Universidad de Lausana creó un sistema de asignación de fichas virtuales de tres colores que permite dividir a los estudiantes en tres grupos para cursos a los que normalmente asiste un gran número de personas. Esto permitirá un ingreso escalonado a los cursos.

La mayoría de los estudiantes están deseando volver a la universidad para recibir al menos una enseñanza parcial en el campus, aunque hay incertidumbre sobre cómo se desarrollarán los cursos, ya sea en línea o fuera de línea, escribió Francesco Bee, copresidente de la Unión de Estudiantes Suizos de Maestría de la Universidad de Basilea, a swissinfo.ch a través de un correo electrónico.

"No hay un camino correcto para todas las universidades. Lo importante es asegurar la salud de los estudiantes y que puedan participar en todos los cursos", añadió Bee.

Por ejemplo, debe haber directrices claras en cuanto al acceso a la tecnología y a las salas adecuadas para trabajar para los estudiantes que no pueden aventurarse a salir debido a riesgos para la salud o que están en cuarentena.  Las universidades también deben trabajar en sus normas de enseñanza digital, subrayó Bee.

Los estudiantes de primer año se enfrentarán a retos particulares. Dijo que hay que tener cuidado para integrarlos en la vida cotidiana de los estudiantes. Es un sentimiento compartido por Cantoni de la USI.

Compartir este artículo