Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Lehman Brothers, los bancos suizos aprenden la lección

Hace un año del colapso del Lehman Brothers.

(Keystone)

El sistema bancario suizo está reaccionando más rápidamente al devastador colapso del año pasado del Lehman Brothers que los de otros países, según varios observadores.

Este martes hace un año de que el Lehman Brothers, una de las veneradas instituciones de Wall Street, se fue a la bancarrota en el clímax de una crisis financiera. El derrumbe produjo ondas de choque en el mundo entero y aceleró la recesión global.

Todos los bancos con productos de Lehman Brothers registraron pérdidas por encima de sus devaluadas 'subprime' y debieron enfrentar la cólera de sus clientes que responsabilizaban a los consejeros por haberles vendido inversiones fallidas de Lehman.

El UBS y el Credit Suisse fueron los bancos más afectados en Suiza, pero muchos otros también quedaron atrapados en la red.

Sin embargo, mientras que los bancos en Estados Unidos dan muestras de retornar a los riesgos elevados y a la cultura de la recompensa, las instituciones suizas parecen prestar atención a las lecciones del pasado, según Amit Goyal, profesor del Instituto de la Banca y las Finanzas de la Universidad de Lausana.

"La cantidad de riesgo es menor que en el apogeo de la crisis, pero no estoy seguro de que en EE UU estén de nuevo a niveles confortables. Esta lección está necesitando un tiempo extremadamente largo para ser digerida," dijo a swissinfo.ch.

"Los suizos actúan mejor en ese tenor al bajar sus niveles de endeudamiento. Los bancos suizos también se han movido en la dirección correcta con respecto a sus esquemas de compensación".

Enfoques adecuados

El Credit Suisse volvió a los beneficios a principios de este año merced a un enfoque de seguridad con reducción de riesgos y aumento de reservas de capital. El UBS intenta seguir el juego pero enfrenta mayor resistencia en virtud de que registró mayores pérdidas.

Además, Credit Suisse - junto con otras instituciones suizas, tales como los bancos cantonales de Berna y Lucerna - ha actuado para compensar parte de las pérdidas sufridas por los productos de Lehman Brothers vendidas a los clientes.

Daniel Fischer, abogado que representa a muchos de esos clientes, dijo que ese enfoque está cosechando recompensas y que está en marcado contraste con el comportamiento de los bancos en otros países.

"El polvillo del derrumbe de Lehman Brothers se ha contenido en Suiza," declaró a swissinfo.ch.

El UBS, mientras tanto, enfrenta demandas colectivas en EE UU referentes a la venta de productos de Lehman.

Regulación

El regulador financiero de Suiza, Finma, no se quedó sentado durante el año pasado en espera de que los bancos solucionaran sus problemas.

Los bancos suizos siempre han estado obligados a poner de lado más capital de riesgo que los estándares globales, con un sistema conocido como 'Swiss finish'. Pero Finma ha exigido ahora que las instituciones más grandes creen una red de seguridad aún mayor en caso de que otra vez salgan mal las cosas.

Además, el regulador ha fijado nuevos estándares rigurosos para los salarios y las primas que entran en vigor a principios del año próximo. Esto obliga a los bancos a posponer el pago de una parte de la prima que sólo será entregada si se alcanzan las objetivos de estabilidad a largo plazo.

Algunos observadores suizos todavía se sienten incómodos con la perspectiva de tener bancos que sean "demasiado grandes para quebrar", ensombreciendo la economía.

El trío inverosímil del empresario relojero Nicolas G Hayek; del ex ministro de Justicia, Christoph Blocher, y de Christian Levrat, presidente del Partido Social Demócrata, invitó la semana pasada a los grandes bancos a reducir su talla.

Pero Amit Goyal sostuvo que esto interferiría demasiado con el funcionamiento natural del mercado financiero, amén de que implicaría una difícil consideración.

"¿Cómo reduce usted la talla de un banco - cuál es el tamaño correcto? No pienso que se deba forzar a un banco a vender sus divisiones porque son demasiado riesgosas," apuntó.

Matthew Allen, Zúrich, swissinfo.ch
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Litigios bancarios

Producto de la crisis financiera que asola al mundo y, concretamente, de la quiebra que vivió en 2008 el banco estadounidense Lehman Brothers, el número de demandas de clientes de la banca suiza creció un 180% el año pasado.

De acuerdo con el ombudsman de los bancos suizos, Hanspeter Häni, el número de inconformidades presentadas por los usuarios de la banca sumó 4.144 casos, frente a los 2.535 casos de 2007.

Y según el defensor de los usuarios del sistema financiero, Hanspeter Häni, las quejas crecieron de forma exponencial a partir de septiembre, justo después de anunciarse la quiebra del banco americano.

Cabe recordar que la banca suiza tenía derecho a comerciar instrumentos de Lehman Brothers. Y en palabras del ombudsman, "muchos clientes no habrían adquirido los títulos que hoy están en problemas si su consejero financiero les hubiera indicado con claridad que era emitido por una banco estadounidense".

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes