Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los arquitectos suizos Herzog & de Meuron y sus construcciones minimalistas

Un ejemplo del arte arquitectónico de Herzog & de Meuron, el edificio de Roche en Basilea.

(Keystone)

Con la inauguración el año pasado de la galería "Tate Modern" en Londres, la sociedad de arquitectos Jacques Herzog & Pierre de Meuron de Basilea, ha conseguido una mayor difusión pública del prestigio que desde hace años goza en círculos especializados.

Constituido en 1978, el estudio es considerado el principal exponente del minimalismo arquitectónico, una corriente estética que atrae anualmente a miles de peregrinos a esa ciudad helvética, próxima a las fronteras con Alemania y Francia.

Los bocetos de "Tate Modern", la galería de arte moderno construida a partir de una antigua central eléctrica a orillas del Támesis, forman parte del tercer tomo de una publicación que recopila las obras de estos arquitectos (editorial Birkhäuser, Berlín) y que acaba de ser presentada a la prensa en la capital alemana.

Este tercer volumen abarca los 32 proyectos concebidos entre 1992 y 1996, como el del estadio de fútbol St. Jakob Park de Basilea o el de "Los cinco patios", un complejo de edificios de viviendas, oficinas y galerías comerciales situado en el centro de la ciudad alemana de Múnich, entre otros.

El segundo volumen había aparecido hace cuatro años y, en orden inverso, un año después el primer tomo, lo que parecería indicar que estas difíciles obras de arte del estudio Herzog & de Meuron, con todo lo que tienen de fotogénicas, no siempre se han prestado para una continuidad en las publicaciones.

Sin embargo, todo esto pertenece ya al pasado. El estudio de estos arquitectos es una marca de reconocido prestigio internacional con la que se adornan incluso clientes comerciales, empezando por los consorcios químico-farmacéuticos instalados en Basilea.

Los arquitectos trabajan frecuentemente con el artista conceptualista suizo Rémy Zaugg. A la postura de Herzog y de Meuron frente al arte de las décadas de 1960 y 1970 se deben las sorpresas que deparan sus obras al observador superficial.

Es cierto que hay mucho hormigón a la vista. Pero también hay una segunda piel de cristal, como la de la fachada de la biblioteca suiza de Eberswalde, que ha merecido artículos monográficos en revistas especializadas de todo el mundo, entre ellas la publicación de la prestigiosa Architectural Association de Londres.

Sin embargo, no todo lo que se ve es cemento. La fachada del edificio principal del viñedo "Dominus", situado en el Gran Valle de California, Estados Unidos, está constituido por pedacería de mármol o de granito contenida en mallas de alambre y tiene la función de servir de masa aislante, además de ser estéticamente bella.

El puesto de cambio de agujas de la estación central de Basilea, que ha causado furor por su audaz concepción, está rodeada de láminas de cobre, simbolizando las misteriosas conexiones electrónicas que albergan las paredes de cemento en su interior.

"Allí donde los arquitectos Herzog y de Meuron hacen superponer ambientes y superficies, ponen en escena también enigmas sobre el ordenamiento", afirma Gerhard Mack, editor de esta serie de publicaciones sobre sus obras. Precisamente, en lo enigmático de esta puesta en escena radica la gran diferencia con lo clásico moderno al que estos arquitectos rinden homenaje con la aparente simpleza y claridad de líneas de sus construcciones.

Juan Carlos Tellechea, Berlín


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×