Navigation

Los dados están echados

Keystone

Tras una campaña electoral muy dura, los colegios electorales cerraron a las 12.00 hora local. Las primeras proyecciones de los comicios para renovar el Parlamento Federal se conocerán dentro de unas horas.

Este contenido fue publicado el 21 octubre 2007 - 12:11

La cita política ha suscitado gran interés entre los suizos en el extranjero: el número de candidatos de la Quinta Suiza se ha triplicado con relación a 2003.

Este domingo, a las 12.00 horas: cierre de las urnas. Sólo algunos minutos más tarde las cancillerías cantonales comenzarán a difundir sin interrupción flujos de informaciones, cifras y nombres. Los primeros resultados - de los cantones menos poblados-, se esperan para las 14.00 horas.

Hacia las 19.00 horas, la SRG SRR idée suisse (ente público) prevé dar a conocer la primera proyección nacional del escrutinio. Los resultados de los cantones más poblados - Zúrich, Berna y Vaud - completarán el cuadro hacia la medianoche, salvo avería informática.

La campaña "más sucia"

En algunas horas, el pueblo suizo conocerá los nombres de sus representantes para la próxima legislatura, y esto después de meses de debates a menudo agitados.

Esta campaña se ha caracterizado por discusiones en tonos más duros que los habituales, polémicas relativas a afiches con resabios xenófobos, presuntos complots alrededor de la personalidad del ministro de Justicia y Policía, discutibles comparaciones con el fascismo italiano y violencia de jóvenes extremistas de izquierda.

Para el semanario alemán 'Der Spiegel', esta fue "la campaña más sucia de todos los tiempos en Suiza". De hecho, hasta ahora ninguna otra había generado tanto interés, perplejidad y críticas en la prensa extranjera.

El lunes pasado (15.10.), el 'New York Times International Weekly' - suplemento publicado por el diario estadounidense y otros importantes periódicos en el mundo - propuso una caricatura en la cual la cruz suiza había sido transformada en cruz gamada. El Ministerio helvético de Exteriores se declaró preocupado por la imagen de Suiza en el mundo.

Atención monopolizada

Nunca como este año, un partido había logrado monopolizar tanto una campaña electoral. Este partido es la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha nacionalista).

Por medio de conferencias de prensa, declaraciones, ataques, iniciativas populares sobre los extranjeros, afiches e inclusive videos en Internet, la UDC no cesó de suscitar reacciones y debates, relegando a un segundo plano los temas de otros partidos.

El lunes pasado, y en tono burlón, los responsables de la UDC agradecieron a sus adversarios:

Las polémicas relativas a los afiches sobre las ovejas negras les permitieron reunir en un tiempo récord 200.000 firmas - dos veces más que las necesarias - para su iniciativa tendiente a expulsar de Suiza a los extranjeros delincuentes.

¿Este domingo, tras el conteo de los votos, el mayor partido político suizo podrá agradecer de nueva cuenta a sus adversarios?

Tras los resultados obtenidos en los últimos dos años en algunas elecciones cantonales, varios politólogos consideran que el avance de la UDC, iniciado en 1991, ha concluido. De acuerdo con los últimos sondeos sobre intención de voto, sin embargo, su agresivo estilo político puede resultar aún rentable en términos electorales.

¿Fin de la hemorragia?

Otro asunto importante concierne el centro del tablero político. ¿El Partido Radical Democrático (PRD, derecha) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro derecha) lograrán detener la hemorragia de electores que registran desde 1979? Según los sondeos, el PDC puede remontar la cuesta en estos comicios federales y hasta, por primera vez, superar a los radicales.

Si esta predicción se revela exacta, la composición actual del gobierno podría cambiar. En diciembre próximo, el Parlamento elige a los siete ministros que conforman el gabinete helvético y los radicales podrían verse forzados a ceder uno de sus dos escaños gubernamentales al PDC.

Por parte de la izquierda, la mayor incógnita concierne la amplitud del avance de los Verdes, que podrían sacar provecho de las inquietudes de la población con respecto al cambio climático. El pago correría a cuenta de los socialistas, cuyos caballos de batalla tradicionales son penalizados por una situación económica "demasiado" favorable.

Quinta Suiza

Estas elecciones federales suscitan un creciente interés entre la importante comunidad de suizos que vive en el extranjero (más de 600.000 expatriados, de los cuales 110.000 inscritos en los padrones electorales). Este año, 44 representantes de la denominada Quinta Suiza son candidatos, es decir, tres veces más que en 2003.

Se estima que el índice de participación de los residentes ausentes no será muy inferior al de sus compatriotas en suelo helvético. Según la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE), entre el 30% y el 50% de los expatriados inscritos en los censos electorales participan en las elecciones y en las votaciones federales.

swissinfo, Armando Mombelli
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Presencia de la OSCE

Por primera vez, las elecciones federales suizas son seguidas por observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El objetivo de esta misión no es vigilar el buen desarrollo del escrutinio, sino adquirir conocimientos para utilizarlos en el marco de la consolidación de las jóvenes democracias de la OSCE.

El jefe de la delegación, el estadounidense Paul DeGregorio, criticó sin embargo dos aspectos del sistema electoral suizo: la falta de transparencia del sistema de financiamiento de los partidos y el hecho de que el voto de los suizos en el exterior no siempre llegue a tiempo para ser validado.

End of insertion

Resultados de las elecciones del 2003

Unión Democrática del Centro: 26,7 % ( 27,3 % este domingo, según el último sondeo sobre intención de voto)

Partido Socialista Suizo: 23,3% (21,7%)

Partido Radical Democrático: 17,3% (15,5%)

Partido Demócrata Cristiano: 14,4% (7,4%)

Partido Ecologista Suizo: 7,4% (10%)

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.