Navigation

Los milagros existen

Stefan Kaspar, cineasta suizo residente en Perú. Nadine Chuat

Para el cineasta helvético radicado en Perú, Stefan Kaspar, hacer cine en Perú es un reto más grande que hacerlo en Suiza, porque en ese país sudamericano se trabaja en condiciones económicas difíciles.

Este contenido fue publicado el 16 noviembre 2004 - 14:15

“Eso demuestra que los milagros existen y que en América Latina es posible hacer lo imposible”, afirma en entrevista con swissinfo.

El experimentado realizador acudió especialmente invitado al 6° Festival de Cine Latinoamericano de Ginebra 2004, en cuyo marco proyectó las primera películas filmadas por cineastas peruanos con tecnología digital.

Aún hay aspectos técnicos que corregir y otros que dependen de la misma tecnología utilizada, pero es bastante aceptable la calidad de las cintas presentadas. Esa es al menos la opinión de la crítica helvética y del público asistente a las funciones.

Tal opinión satisface a Stefan Kaspar, el cineasta suizo de 56 años que una vez por año abandona su domicilio del Malecón Grau en el barrio de Chorrillos en Lima y viaja a Europa para colocar en ese mercado una parte de la producción de talentos latinoamericanos. En Perú fundó su familia y tiene dos hijos.

swissinfo: ¿Cómo comenzó su relación con América Latina y en particular con el cine?

Stefan Kaspar: Durante mis estudios en Biel me hice de amigos que participaban en los comités de solidaridad con América Latina. Me llevó a ellos mi amor por la música, la pintura y la cultura de ese continente.

Más tarde sentí la necesidad de involucrarme un poco más y entré a participar en la organización ‘Declaración de Berna’, donde integré un grupo de trabajo sobre nuestra forma de concebir el mundo, el eurocentrismo.

Analizamos por qué el suizo medio sentía tan poca solidaridad con mundos y culturas diferentes. Descubrimos que eso ya provenía de la formación escolar, de la educación, pues todo lo que se enseña aquí en cultura, historia o geografía es muy es eurocéntrico, e incluso suizocéntrico.

Entonces decidimos buscar historias y cuentos para niños escritos por autores latinoamericanos. Pagamos los derechos de autor, traducimos esas historias y las distribuimos a través de otras organizaciones de solidaridad en los colegios.

Un viaje de iniciación

En ese trabajo Stefan Kaspar descubrió al escritor peruano Enrique Congrais Martín a través de su cuento “El pequeño de junto al cielo’, descubrimiento que a la postre marcaría no sólo su destino, sino también sus inicios como cineasta profesional.

“El cuento describe el primer día de la llegada a Lima de un pequeño niño campesino que emigra a la capital, Lima. Es el choque de un niño migrante con la gran ciudad”, explica.

En torno a este proyecto de película se creó un colectivo llamado “Grupo Chaski”, del que Kaspar fue co-fundador.

Al final, producto de un trabajo conjunto, se adaptó el cuento y salió la película “Gregorio”, cuya trama relata la vida de un niño que busca sobrevivir en una urbe violenta y deshumanizada. “El filme, como era de suponer, no tuvo mi firma de realizador, sino que llevó el sello del grupo Chaski”, aclara.

“Mi apuesta de entonces se tradujo en un reto: hacer cine en una realidad diferente a la helvética, porque para mí era más fácil hacer cine en Suiza, donde hay más posibilidades, que en el Perú. El haberlo logrado demuestra que es posible hacer lo imposible”, subraya satisfecho.

En Lima Stefan Kaspar se convirtió con el correr de los años en uno de los más importantes realizadores y productores del cine latinoamericano. Realizó ‘Juliana’, que en 1999 ganó el Colón de Oro en el Festival de Huelva, y produjo cintas conocidas como ‘Choropampa’, ‘El precio del oro’, o ‘Si te he visto no me acuerdo’.

Cine digital y piratería

Ahora está empeñado en establecer una red de microsalas a nivel continental. Para ello se ha propuesto utilizar la nueva tecnología digital, mediante su nueva asociación el “Grupo Cine Latino”. El proyecto ya está funcionando.

“Si las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación no se usan para distribuir mejor las riquezas culturales que hay en el mundo, no sirven”, sentencia.

Stefan Kaspar está convencido del aspecto democratizador del cine digital. “Somos más libres de producir y ya no se dependerá tanto de los costos y del control de los contenidos, control que en el fondo impide que nuestras producciones, por su temática social, no sean distribuidas por las grandes cadenas”.

“Con las nuevas tecnologías podremos hacer circular por donde queramos nuestro cine, por eso lo esencial es que seamos capaces de crear redes de distribución y entonces llegaremos a una gran parte del público”.

Stefan Kaspar está consciente de que la producción digital, cine editado en DVD, es vulnerable a la piratería. Pero no parece preocuparse mucho. Al respecto recuerda que durante la Cumbre Mundial sobre las nuevas tecnologías de la Información celebrada en Ginebra en el 2003, se planteó un cierto derecho que tiene que ver con el acceso al desarrollo.

“Es decir el derecho de los países pobres al acceso a los inventos para salir del subdesarrollo. Eso lleva a analizar el tema de la explosión de la piratería de películas, una demanda popular que busca procurarse cultura a costos más bajos”, justifica el realizador.

“La piratería tiene una acción descentralizadora y la gente ya no se deja quitar lo que ha obtenido. La diferencia está en que los comerciantes sólo buscan hacer dinero con el cine. En cambio los que piratean buscan llegar a la gente que no tiene medios. y el objetivo pasa a ser entonces un útil de desarrollo”, concluye Stefan Kaspar.

Este reportaje sigue en 'Más sobre el tema'.

swissinfo, Alberto Dufey

Datos clave

Stefan Kaspar está convencido de que las nuevas tecnologías favorecen la democratización de la producción cinematográfica en América Latina.

End of insertion

Contexto

La piratería de películas en el Perú es un derecho al saber y al desarrollo que las capas más pobres reivindican, estima el realizador suizo radicado en Lima.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.