Navigation

Los suizos desisten de viajar a Sharm el Sheij

La población egipcia expresa su indignación por los atentados de Sharm el Sheij. Keystone

Muchos suizos han renunciado a pasar sus vacaciones en Egipto tras los atentados. La ocupación de los vuelos con destino al balneario egipcio es baja.

Este contenido fue publicado el 25 julio 2005 - 18:54

Los touroperadores helvéticos ofrecen la posibilidad de anular gratuitamente los viajes a la zona de aquí al 2 de agosto.

Tras los atentados registrados en sábado en el balneario turístico de Sharm el Sheij, los tres principales touroperadores helvéticos – Kuoni, Hotelplan y TUI – aceptan que sus clientes anulen o cambien el destino de los viajes reservados. Las condiciones varían de una agencia a otra.

Esto se aplica a las partidas previstas para antes del 8 de agosto en el caso de Hotelplan y TUI, que se han manifestado dispuestos a cambiar – sin gastos adicionales – todos los viajes con destino a Egipto en la temporada estival (hasta fines de octubre).

Kuoni extiende esta posibilidad hasta el 31 de agosto, pero las anulaciones o modificaciones se limitan a los vuelos con destino a Sharm el Sheij: el grupo se basa en las recomendaciones emitidas por el Ministerio suizo de Asuntos Exteriores que desaconseja viajar sólo a la península del Sinaí y no al resto de Egipto, explica a swissinfo Andrea Hemmi, portavoz del touroperador.

Aviones semivacíos

A bordo del vuelo diario Zúrich- Sharm el Sheij del grupo Kuoni viajaron sólo 58 personas: otras 118 anularon el vuelo, mientras 12 cambiaron el billete, señaló Hemmi. Kuoni tiene todavía a 239 clientes en la localidad balnearia del Mar Rojo, de los cuales 164 regresarán a Suiza esta noche.

Este lunes Hotelplan recibió llamadas de 180 clientes que habían reservado un viaje a Sharm el Sheij: casi un tercio ha anulado los vuelos previstos para el 29 de julio o el 5 de agosto.

Los otros dos tercios barajan la posibilidad de pasar sus vacaciones en otro lugar, según la portavoz de Hotelplan, Claudia Zimmermann. A las personas que fueron repatriadas antes de finalizar sus vacaciones, Hotelplan les aconseja contactar a las compañías de seguro para eventuales indemnizaciones.

Esta noche llegará al aeropuerto de Zúrich-Kloten el equipo de asistencia de la aseguradora ELVIA – integrada por un responsable de socorro, una enfermera y una psicóloga – que viajó a Sharm el Sheij el pasado sábado.

Además de ocuparse de los turistas helvéticos en el balneario egipcio, los representantes de ELVIA visitaron todos los hospitales de la región para verificar si había ciudadanos suizos entre los heridos, declaró su portavoz Simon Aeschlimann.

Se desaconseja viajar a la zona

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Carine Carey desaconseja emprender – al menos por el momento – "viajes a la región del Sinaí vía Sharm el Sheij". No obstante, subraya que la situación podría cambiar en función de los acontecimientos".

Asimismo Carey insistió en que "no se trata de órdenes, sino de consejos para que cada persona pueda decidir si quiere o no cancelar las vacaciones previstas en esa zona". Junto con las informaciones que divulgan los medios de comunicación, esto les permitirá ha sopesar la situación.

swissinfo y agencias

Contexto

El balneario turístico de Sharm el Sheij, en el Mar Rojo, fue blanco de una serie de atentados suicidas la noche del viernes al sábado.

El último balance habla de unas noventa víctimas, en su mayoría egipcios, y un centenar de heridos. El atentado del sábado ha sido reivindicado por un grupo que se denomina "Brigadas del mártir Abadía Asma".

Se trata del atentado más grave ocurrido en el balneario egipcio, después de la tragedia de Luxor, el 17 de noviembre de 1997, cuando extremistas islámicos dispararon a bocajarro contra un grupo de turistas, matando a 62 de ellos, de los cuales 36 suizos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo