Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los suizos no se dan por vencidos

El centrocampista Hakan Yakin: en el entrenamiento matinal no faltó la sonrisa.

(Keystone)

Al día siguiente de su derrota en el partido inaugural de la Eurocopa contra los checos, los suizos se entrenaron en Freienbach ante un público numeroso. A pesar de las vicisitudes vividas anoche, no se rinden y siguen creyendo en sus posibilidades.

Al igual que Portugal frente a Grecia hace cuatro años, Suiza —país coanfitrión del torneo— perdió este sábado 0-1 contra la República Checa.

¿Pero encontrará Suiza —al igual que Portugal hace cuatro años— los recursos necesarios para superarse a sí misma y continuar su camino hasta llegar a la final de 'su' competición?

Al día siguiente de una derrota frustrante y de una noche desvelada algo agitada, varios internacionales helvéticos —sobre todo los lesionados y sustitutos— realizaron una sesión de ligero entrenamiento público el domingo por la mañana en Freienbach.

En un ambiente distendido, los aficionados vestidos en los colores del equipo nacional suizo estaban en la gloria. Los 'distinguidos' de la mañana han sido el guardameta suplente, Pascal Zuberbühler, y el seleccionador, Köbi Kuhn.

Esta pequeña sesión matinal coincidió con el regreso del sol e hizo casi olvidar que Suiza perdió 'EL' partido que aguardaba desde hace casi dos años y que sus posibilidades de clasificarse para los cuartos de final ya son muy limitadas.

Hay que pensar positivamente

En el hotel de concentración, el ambiente no es tan desmoralizador como se podría pensar. Y Köbi Kuhn disipó cualquier pensamiento negativo: "Quiero tranquilizar a todo el mundo: la moral de los jugadores está intacta. Estarán listos este miércoles".

"La noche ha sido difícil y estamos todos totalmente decepcionados. Es verdad, no hemos conseguido marcar puntos. Pero según mis cálculos, no estamos todavía eliminados, por lo que tenemos que continuar trabajando", recalcó el centrocampista Gelson Fernandes.

"A pesar de la derrota, hemos hecho un buen partido contra Chequia", agregó. "¡Y debemos continuar así para nuestra próxima cita frente a Turquía que ya será una 'final' para nosotros porque una victoria será obligatoria! Aún podemos clasificarnos si ganamos nuestros partidos."

"Debemos mirar hacia adelante y no hacia atrás", estimó, por su parte, el defensa Stéphane Lichtsteiner.

"El fútbol de alto nivel es eso", añadió. "A pesar de haber dominado el encuentro y de haber creado más ocasiones, hemos perdido el partido. Si no marcas, te expones forzosamente a este tipo de contragolpe al final del partido."

Jugar sin Alexander Frei

Patrick Müller, que fue el verdadero jefe de la defensa helvética este sábado en el estadio Sankt Jakob, coincidió con sus compañeros de equipo:

"Estamos todos muy decepcionados porque desde luego hubiésemos querido comenzar el torneo con una victoria. Durante el encuentro los checos tuvieron dos ocasiones de gol y marcaron uno; esto es suficiente para conseguir tres puntos. Esto ha sido lo esencial."

"Debemos estar serenos a pesar de la derrota y continuar creyendo en este grupo", añadió el jugador del Olympique de Lyon. "La lesión de Alexander Frei no nos ayuda, pero están otros compañeros que pueden reemplazarlo y marcar goles."

Tras sufrir una lesión que le mantendrá alejado del terreno de juego durante seis o siete semanas, el capitán del equipo suizo se quedará en Feusisberg, ya que es su voluntad estar cerca de sus compañeros.

"Alex es un líder y estoy contento que se haya decidido a quedarse con nosotros porque incluso estando lesionado es importante para el grupo. Su club, el Borussia de Dortmund, está de acuerdo con esta decisión, lo cual es positivo", concluyó Köbi Kuhn.

El seleccionador debe encontrar ahora la 'fórmula' para imponerse a Turquía y, sobre todo, al hombre que ocupará la posición de Alexander Frei. Todo parece indicar que será Eren Derdiyok.

Es el jugador más joven de la selección suiza y del torneo. El futbolista nacido en Basilea cumplirá 20 años al día siguiente del encuentro contra el país donde se criaron sus padres. Una anécdota que quizás es un buen presagio de cara al partido...

swissinfo, Mathias Froidevaux, Feusisberg
(Traducción del francés: Antonio Suárez Varela)

SUIZA Y SUS LESIONADOS

Lesionado hacia el final de la primera parte del partido inaugural contra la República Checa, Alexander Frei sufre una grieta parcial de los ligamentos internos de la rodilla izquierda.

El capitán del equipo suizo abandonó el sábado por la tarde el césped con la cara llena de lágrimas porque sabía en aquel momento que la aventura de la Eurocopa se acabó allí para él. Esta lesión lo alejará otra vez de la competición durante aproximadamente seis semanas.

Tras una operación en la cadera en mayo de 2007 y dos desgarros de fibras musculares a finales del verano de 2007, no pudo jugar para su club de Dortmund, ni para el equipo nacional suizo hasta principios de 2008.

Otras víctimas del partido inaugural son Marco Streller, que sufre de un leve dolor en la ingle, y Valon Behrami, que compadece de una contracción muscular del muslo.

Fin del recuadro


Enlaces

×