Navigation

Los suizos prefieren conducir a tomar el tren

Aumenta el empleo de vehículos entre los sitios de trabajo y residencia. Keystone

Casi seis de cada diez personas que viven fuera de las ciudades utilizan su propio vehículo para dirigirse a sus empleos.

Este contenido fue publicado el 26 octubre 2004 - 19:58

Según el más reciente censo poblacional, la tendencia al tráfico motorizado se refuerza en detrimento de la movilidad en transporte público.

En Suiza, cerca de seis de cada diez personas activas trabajan fuera de la comuna de su domicilio, y una proporción idéntica utiliza su automóvil más que el transporte público para ir a su centro de labores.

Lo anterior, de acuerdo con dos estudios derivados del censo poblacional del 2000, mismo que señala que, globalmente, el número de personas que viven en un lugar diferente al de su trabajo se incrementó en 41% entre 1970 y el 2000.

“Movilidad, comportamiento lingüístico, relación con el territorio: el censo es el único instrumento estadístico que nos permite conocer el comportamiento de la población”, recuerda Werner Haug, de la Oficina Federal de Estadística (OFS).

“Cada 10 años (esa investigación) nos permite medir la transformación del país a través del tiempo”, precisa en entrevista con swissinfo.

El vehículo, un valor seguro

Según el estudio consagrado específicamente a los trayectos entre los sitios de trabajo y de residencia, 9 de cada 10 personas trabajan fuera de su comuna de domicilio.

Y en ese ir y venir, se incrementa el uso de automóviles y motocicletas. En el 2000, 58% de las personas que recorrían ese tipo de trayectos utilizaba sus propios medios de transporte (42.9% el coche) contra 48% en 1980.

Además, ese tráfico individual motorizado está más de moda entre los hombres, pero aumenta rápidamente entre las mujeres y gana terreno por todas partes, tanto en las zonas urbanas como en las rurales.

En 1970, sólo 0.5% de las personas que efectuaban ese tipo de viajes cotidianos se desplazaban más de 50 kilómetros, 30 años más tarde, ese porcentaje se ha cuadruplicado.

La red carretera

La OFS destaca que, sin embargo, en Suiza no puede hablarse de saturación de las carreteras. Empero, el incremento del tráfico individual motorizado plantea algunos problemas y el gobierno suizo busca estimular el empleo de los transportes públicos.
Al respecto, la OFS subraya que una tercera parte de todos los recorridos en automotor son de menos de cinco kilómetros y añade que, de los transportes públicos, el que más se emplea es el ferrocarril.

Perspectivas poco halagüeñas

El censo federal del 2000 da cuenta de otro fenómeno: el dominio creciente de las cinco grandes aglomeraciones del país (Zúrich, Basilea, Berna, Ginebra y Lausana).

“En los centros urbanos, donde viven las dos terceras partes de la población, hay mucho tráfico, lo que afecta la calidad de vida”, indica Fritz Wegelin, vice director de la Oficina Federal de Desarrollo del Territorio.

“El estudio lo demuestra: durante los últimos treinta años, la política no ha logrado frenar el éxodo hacia las ciudades”.

Esta evolución se acompaña de la aparición de ‘sub-centros’ en las aglomeraciones, pero también de una tendencia continua a la dispersión del hábitat.

En vista de lo anterior, la OFS señala que en materia de transporte público se avecinan tiempos difíciles.

swissinfo y agencias.

Contexto

De acuerdo con el censo federal del 2000:

Más de cuatro personas que viven en una comuna y trabajan en otra (42.9%) acuden a su centro de labores en automóvil y 15% en motocicleta.

Sólo dos de cada 10 lo hacen por medio de un transporte público (20.7%)

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.