Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los suizos tienen más plomo en la sangre que sus vecinos

Una fuente potencial de riesgo: el agua del grifo.

(Keystone)

Los niveles de plomo en la sangre de la población suiza son más altos que en países europeos similares y en Estados Unidos.

Los motivos de esa anomalía se desconocen, según la Oficina Federal de Salud Pública, que asegura sin embargo que los índices están aún por debajo del umbral de riesgo.

El nivel elevado de plomo en la sangre - a partir de diez miligramos por decilitro (µg/dL) - es particularmente preocupante en el caso de los niños. Está asociado con casos de bajo coeficiente intelectual (IQ) en menores en pleno desarrollo cerebral y del sistema nervioso.

El índice medio de plomo en la sangre en Suiza es de siete µg/dL, mientras que los países vecinos y EEUU tienen estándares por debajo de cinco µg/dL. Estudios recientes ponen en tela de juicio el límite recomendado, mostrando la pérdida de IQ en niños con presencia de plomo en niveles inferiores a ese parámetro.

Un informe de 2007 sobre el plomo del Sistema Europeo de Información sobre el Medioambiente y la Salud, efectuado bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pidió una mayor prevención: "Es necesario reducir todavía más los niveles de plomo en la sangre porque no se conoce ningún nivel que sea seguro para los niños".

Una investigación, publicada por la Universidad de Cincinnati, Estados Unidos, el mes pasado, fue aún más lejos. Señaló que la exposición excesiva al plomo en la temprana infancia o en la matriz podría causar no sólo lesiones cerebrales permanentes, sino también comportamientos criminales.

Gasolina segura

Vincent Dudler, jefe de la sección de Riesgos Químicos de la Oficina Federal de Salud Pública dijo a swissinfo que en 2009 serían efectuadas en Suiza nuevas pruebas para controlar los niveles de plomo en la sangre.

"Queremos monitorear a la población otra vez para ver si el nivel se mantiene estable o decrece", señaló.

Sin embargo, los actuales niveles de exposición al plomo son muy inferiores a aquellos de los años 70, cuando comenzó el monitoreo en Suiza. El retiro paulatino de la gasolina emplomada fue un factor principal que contribuyó a esa disminución.

Otro elemento fundamental de la contaminación con plomo son las pinturas que contienen ese metal. Los niños más pequeños corren un mayor riesgo al llevarse a la boca objetos con ese tipo de pinturas en edificios viejos.

"Si usted tiene pintura vieja y niños pequeños en la casa, le aconsejaría repintar las habitaciones", aconsejó Dudler. El retiro de la pintura debería ser hecho por profesionales para evitar una mayor exposición al plomo.

El agua potable

Dudler también destacó el riesgo de exposición al plomo en el agua potable. "Los accesorios en el sistema de fontanería son todos metálicos y este tipo de metales siempre contiene un poco de plomo... Usted tiene la lixiviación continua de plomo en el agua, aún en las casas nuevas.

"Tal vez la razón de la diferencia entre Estados Unidos y Suiza es que en la gente de Suiza suele beber el agua de la llave y la exposición es más alta, pero esa es sólo mi hipótesis", añadió.

Un modo simple de reducir la concentración de plomo en el agua del grifo es dejar correr el agua durante un minuto al principio del día para purgar el agua que se acumula en la tubería.

Dudler también advirtió contra la utilización de la cerámica vidriada de mala calidad, tratada de manera insuficiente, de recipientes para servir alimentos o bebidas.

"Si la gente tiene dudas sobre la calidad de su cerámica puede llevarla al laboratorio cantonal para su control por una cantidad simbólica", indicó.

Amén de la asesoría regular, el Centro Suizo de Información Toxicológica (STIC) cuenta con una línea telefónica en casos de emergencia. Un portavoz de la institución dijo a swissinfo que los pocos casos de envenenamiento con plomo por lo general estaban relacionados con el trabajo.

"Los síntomas no específicos asociados con la exposición a bajas dosis de plomo difícilmente hacen que la gente venga".

La OMS revisa y actualiza la última información disponible sobre la exposición al plomo en niños y prepara una nueva guía y material informativo para el sector de la salud.

swissinfo, Clara O'Dea
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Contexto

El plomo es un metal tóxico y nocivo para la salud.

El retiro de las gasolinas con plomo redujo considerablemente la exposición a ese metal de los automovilistas.

El grado de daño depende del nivel de exposición..

La exposición prolongada provoca la acumulación de plomo en el cuerpo y puede causar efectos adversos en el sistema nervioso central, el corazón, los riñones, la sangre y el sistema reproductivo.

El tipo y la severidad de los efectos en la salud dependen del nivel y tiempo de exposición, así como de la edad de la persona.

La prueba más frecuente para medir la presencia de plomo en el cuerpo humano se hace en la sangre, con un umbral de seguridad de diez miligramos por decilitro, fijado por la OMS en 1995.

Fin del recuadro

Datos clave

Las fuentes principales de exposición al plomo son:
Aire, suelo y polvo, tanto dentro como fuera de la casa;
Alimentos - que pueden ser contaminados por plomo en el aire o en contenedores;
Agua, de la corrosión de la fontanería.

Fin del recuadro


Enlaces

×