Navigation

Luces de esperanza para Ecuador

Durante los trabajos de reforestación de los manglares. Fundecol

Durante la noche del día nacional de Suiza (1.08.) es ya tradicional la fiesta que organiza la ONG Swissaid en solidaridad con los países del sur.

Este contenido fue publicado el 01 agosto 2002 - 18:36

Miles de farolillos de papel de diversos colores y a modo de arco iris navegaron, iluminados por velas, otro año, el séptimo, a través del río Aar en Berna. Su rápida, accidentada y turbulenta singladura asemeja anualmente una triste metáfora de la suerte que corren muchas comunidades del denominado tercer mundo.

El objetivo principal de esta fiesta conocida como 'Aareleuchten' (alumbrar el Aar) según Alain Geiger, encargado entre otros del programa de Ecuador, consiste en "aprovechar la noche de la fiesta nacional suiza para simbolizar, a partir de la caravana de velas, la solidaridad con los países del sur. Es un evento simbólico que pretende trascender barreras, más orientado hacia lo internacional aunque ligado también a lo nacional."

La Acción

En menos de una hora, cincuenta minutos aproximadamente, voluntarios de todas partes del mundo que son solicitantes de asilo comenzaron, de manera coordinada, a encender las velas de los farolillos y a depositarlas río abajo.

Así se organizó la peregrinación de luces titilantes en la que el público también participó mediante el donativo de 5 francos, precio de cada farolillo. La recaudación final de la venta irá destinada a los programas de Swissaid en países del sur.

Guillermo Tell como alegoría de 'coraje civil'

'Haga como Guillermo Tell, apunte hacia la libertad'. Con este eslogan la ONG suiza lanzó su campaña del 2002 en torno al tema del coraje civil ('courage civil'), es decir, la fuerza para liberarse de los lazos de dependencia y para cuestionar estructuras injustas.

Para la ONG Guillermo Tell es sin duda uno de los ejemplos de este coraje, cuya actitud pretenden perpetuar denunciando las injusticias y apoyando proyectos que apuntan hacia la independencia y emancipación.

Este año se ha decidido que las ganancias del 'Aareleuchten'se destinen a tres países de tres continentes diferentes en los que se realizan proyectos de 'coraje civil': Ecuador, India y Guinea-Bissau.

Defensa de los manglares y de sus comunidades en Ecuador

Ecuador, protagonista de esta séptima edición del 'Aareleuchten' afronta en los último años una problemática ambiental y social ligada a la extinción de los manglares por la incursión y expansión de la industria camaronera.


Con el crecimiento de dicha industria en la costa del Ecuador y principalmente en el cantón Muisne, al sur de la provincia de Esmeraldas, se inició durante la pasada década de los 80, un proceso masivo de destrucción de los manglares. En la actualidad se estima que sólo en la zona de Muisne ya se ha talado más del 95% del manglar.

El manglar constituye un ecosistema de gran riqueza y biodiversidad en flora y fauna, además protege con su barrera natural de inundaciones y erosión las zonas ribereñas y las desembocaduras. Afecta a su vez el frágil equilibrio climático impulsando el fenómeno del niño.

Desde hace muchas generaciones es también el sustento de miles de personas que viven de él, los 'usuarios del manglar', por ello la destrucción de este recurso natural tiene consecuencias de grave impacto ambiental y social.

Sólo en Muisne 3.000 familias que vivían del manglar hoy han perdido su sustento, provocando un empobrecimiento generalizado, la disolución de sus estructuras sociales y la pérdida de su identidad cultural.

Los proyectos de Swissaid y FUNDECOL en Ecuador

Swissaid con su contraparte en Ecuador, FUNDECOL (Fundación de Defensa Ecológica de Ecuador) impulsan con sus proyectos en la provincia de Esmeraldas la reforestación de bosque de manglar, alternativas productivas como la agroforestería de las comunidades de base que representa a un 40 % de la población e implica un tránsito en su economía de recolectores a campesinos.

Asimismo ambas entidades fomentan el manejo de fincas orgánico-integrales, promueven la salud comunitaria en prevención y atención primaria, el saneamiento ambiental y la revalorización del papel que desempeña la medicina tradicional. Sin dejar de lado la asesoría jurídico legal y el fortalecimiento organizativo en las áreas de etnoeducación y cultura, entre otros.

Riqueza para pocos y desastre para muchos

La instalación de piscinas camaroneras ha destruido gran parte del bosque de manglar. Esto ha supuesto que un 80% de la población haya perdido su principal ingreso alimenticio. La desigual distribución de la riqueza queda ilustrada en el hecho de que una sola hectárea de manglar da de comer a 10 familias, mientras que una camaronera de 110 hectáreas emplea a 6 personas de planta y 5 en temporada.

En el año 2000 los asalariados de las camaroneras ganaban 2 dólares por 8 horas de trabajo y 0.2 centavos de dólar por cada hora extra. Contrasta el hecho de que el negocio del camarón sea uno de los más productivos del mundo. Se calcula que por 40 dólares de inversión se obtienen ganancias líquidas de 400 dólares.

Las camaroneras ofrecen trabajo temporal y sin vínculos laborales, principalmente para la cosecha y el empaque del producto. Los asalariados trabajan hasta 18 horas diarias de pie, en espacios con temperaturas muy bajas y expuestos a la manipulación de químicos como el cloro.

A pesar que desde 1985 está prohibida en Ecuador la construcción de más piscinas camaroneras en zonas de manglar, los inversionistas camaroneros continúan actuando al margen de la ley. Entretanto y como viene siendo habitual son las comunidades locales del sur las que pagan y sufren los excesos, y sobretodo la demanda, de los países del norte.

Marina Gartzia

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.