Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Luchar contra la pobreza

El ecoturismo representa una nueva fuente de ingresos en Belice.

(Keystone)

Único Estado de habla inglesa en Centroamérica, Belice es un pequeño país del cual no se habla mucho.

Tal vez por esta razón, son pocos los suizos que se instalan en esta ex colonia británica.

La comunidad helvética en Belice es muy reducida. No supera las veinte personas. Sin embargo, el país ofrece oportunidades de trabajo y de inversión, sobre todo en la rama turística, por la cual apostó el gobierno beliceño hace unos diez años.

Decidió dar impulso al turismo tanto en los cayos - estas islas coralinas paradisíacas a poca distancia de la costa caribeña – como en el continente, donde está fomentando el ecoturismo, gracias a la biodiversidad que ofrecen la selva y a los sitios arqueológicos mayas.

A pesar de esta nueva fuente de ingresos, Belice conoce problemas sociales. Las autoridades admiten que la pobreza es un fenómeno en aumento. Uno de cada tres beliceños es pobre.

Frente a este rezago, Alex Laasner y la Fundación Janus están comprometidos socialmente para tratar de aliviar las penurias y estabilizar la estructura social en la zona donde trabajan.

A este efecto, ayudan a las comunidades locales y se abocan tanto a la educación de la población, como a la formación profesional de la juventud.

Con este fin, la Fundación abrió talleres de mecánica, carpintería y cocina. Durante dos a tres meses, jóvenes de los alrededores acuden a estos centros de formación, que les ofrecen la posibilidad de aprender un oficio para poder conseguir un empleo.

Es una oportunidad única en esta región, tal como lo subraya Zoila Espat, instructora en arte culinario en la Fundación Janus.

“Hay un problema monetario acá; muchos chicos tienen el deseo de estudiar. Sin embargo, debido a su nivel económico, no pueden hacerlo. Entonces, la Fundación Janus les ha dado la oportunidad. Es una esperanza para muchos jóvenes”.

Es el caso de Aron Mai, un joven indígena beliceño, de origen maya. Después de beneficiarse de esa formación, hoy se ha convertido en el ‘chef’ del restaurante que abrió la Fundación Janus en su propiedad para recibir a los turistas.

Gracias a esta experiencia, las expectativas de Aron Mai son grandes. “En el futuro quiero ser supervisor. Tener a mi cargo a los empleados del servicio en las mesas y en la cocina”, afirma.

En la organización de sus talleres, la Fundación se beneficia del apoyo del gobierno de Belice. También ha recibido la ayuda de empresas, principalmente alemanas, que le han entregado máquinas.

Además, los instructores son jóvenes militares alemanes, que cumplen su servicio civil como carpinteros, guarda-bosques o cocineros. Es una experiencia muy valiosa, de la cual podría inspirarse Suiza, que todavía no optó por esta alternativa al servicio militar.

swissinfo, Patrick John Buffe, Belice

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes