Navigation

Maratón de cartas por los derechos humanos

Las misivas son un medio de presión eficaz contra los abusos de los derechos humanos. AI

Unas 30.000 cartas de solidaridad con personas que corren peligro saldrán de Suiza este 10 de diciembre, Día Mundial de los Derechos Humanos.

Este contenido fue publicado el 06 diciembre 2006 - 09:09

Amnistía Internacional señala que estas misivas son uno de los medios de presión más efectivos.

Del 4 al 10 de diciembre, la sección suiza de Amnistía Internacional (AI) incitará a los transeúntes en más de 55 ciudades y localidades suizas a que participen en el denominado maratón de cartas. Lo hará en la calle, estaciones ferroviarias, centros comerciales, cafeterías, escuelas, así como en los mercados navideños.

La población tendrá oportunidad de aportar su granito de arena a la defensa de los derechos los derechos humanos. Además, desde el 1 de diciembre toda persona interesada puede sumarse a esta iniciativa a través de una página Web.

"Las acciones con misivas son uno de los medios más directos contra los abusos a los derechos humanos y su efecto es inmediato", señala Jürg Keller, responsable de prensa de Amnistía Internacional Suiza. "Junto con las cartas que envían decenas de miles de personas en el mundo a lo largo de todo el año, contribuyen a mejorar la situación de las víctimas en más del 40% de los casos".

Medio de presión

Jürg Keller cita varios ejemplos que van desde unas mejores condiciones de detención y tratamiento médico hasta la puesta en libertad de personas encarceladas. La sección suiza de AI, que el año pasado convocó por primera vez al maratón internacional de cartas, logró avances en cinco de once casos.

Así, se excarceló a la periodista maldiva Jennifer Latheef, acusada de terrorismo y condenada a diez años de prisión por haber protestado contra los fallecimientos durante la detención y contra la represión política en las Islas Maldivas.

Durante la semana que durará la acción Jennifer Latheef estará en Suiza, junto con el activista Christophe Bintu de la República Democrática del Congo.

Casos de todos los continentes

"Hemos elegido un caso por continente", afirma Keller sobre las acciones con misivas seleccionadas para la acción en Suiza.

Hay casos de Myanmar (Birmania), Etiopía, Yemen, Bielorrusia, China, Argelia y México. Entre ellos figura el del empresario yemení Abdulsalam al-Hela, de 32 años. Las autoridades egipcias lo detuvieron en septiembre de 2002 y lo extraditaron a Estados Unidos. Su familia se enteró por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) de que había sido trasladado al centro de detención de Guantánamo. Allí permanece y hasta ahora se le ha negado el acceso a un abogado.

"El éxito de esta acción se debe a la multitud de misivas enviadas", subraya Jürg Keller. "Las cartas sirven para que quienes violan los derechos humanos sepan que el mundo entero les está mirando". Y éste es un medio de presión poderoso.

Suizos muy activos

Cerca de 36 país participan este año en el maratón de cartas. De las 80.000 misivas expedidas en 2005 a escala mundial una cuarta parte provenían de la sección suiza de Amnistía Internacional.

El portavoz de AI atribuye este éxito al buen funcionamiento de los grupos locales de Amnistía que en Suiza redactan cartas a lo largo de todo el año, pero también al interés de los ciudadanos abordados en la calle.

Fue un grupo local de la sección polaca de Amnistía quien lanzó por primera vez la iniciativa con motivo del Día Mundial de los Derechos Humanos de 2001. Los participantes se reunieron durante 24 horas y escribieron 1.000 cartas.

La acción fue todo un éxito: dos años después unas 25 ciudades en Polonia se han sumando a esta iniciativa.

Desde 2004 esta acción se celebra en el mundo entero.

swissinfo y Dominique Schärer, InfoSud

Maratón de cartas

La cadena de cartas nació por iniciativa de la sección polaca de Amnistía Internacional (AI). Con motivo del Día Mundial de los Derechos Humanos 2001, el grupo local de Varsovia redactó unas 1.000 cartas en 24 horas.

Con esta iniciativa AI quiere alcanzar el mayor número de personas posible en este 10 de diciembre y mostrarles cómo pueden luchar contra los abusos a los derechos humanos con medios muy sencillos.

End of insertion

Amnistía Internacional

Amnistía Internacional es un movimiento mundial que defiende los derechos humanos.

Hoy, la organización cuenta con 1,8 millones de miembros y patrocinadores en más de 150 países.

La sección suiza de AI se fundó oficialmente en Zúrich en 1970, aunque el primer grupo de Amnistía Internacional se creó en Ginebra en 1964.

La organización promueve el respeto y la protección de los derechos humanos a escala nacional e internacional.

Con ese fin AI realiza cada vez más actividades de relaciones públicas, grupos de presión ante las autoridades, el Parlamento y el Gobierno, y suma esfuerzos para concienciar a la población suiza sobre los derechos humanos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.