Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Memorias de mi tierra Colonia Suiza

El libro de Sonia Ziegler recopila recuerdos de Nueva Helvecia.

(swissinfo.ch)

Sonia Ziegler, nacida en Nueva Helvecia, es descendiente de aquellos inmigrantes que llegaron a Uruguay en el sigo XIX.

Docente de vocación, se siente abocada a investigar los orígenes y lazos que unen a la única colonia suiza del país con la vieja patria.

Autora del libro ‘Memorias de mi tierra Colonia Suiza’, Sonia Ziegler conversó con swissinfo y se refirió a su obra, a su historia, las costumbres del lugar y sus nuevos proyectos.

“Creo que durante un tiempo los descendientes estuvimos un poco alejados de Suiza, y considero que el actual cónsul, Christian Scherrer, está haciendo una obra magnífica de acercamiento entre Uruguay y Suiza, y particularmente con la Colonia, algo que nuestra generación percibe.”

“La idea de escribir el libro surgió cuando dejé Nueva Helvecia y me fui a vivir a Montevideo. La nostalgia y la distancia me permitieron ver este lugar desde otra perspectiva y comencé a valorar aspectos, que estando aquí, no era capaz de apreciar”, afirma la escritora.

“Estar lejos me permitió valorar lo que es la identidad de Colonia Suiza, y ese es el tema sobre el que estoy trabajando ahora, porque mi interés por la historia de esta región data de mucho tiempo atrás, de la búsqueda de mis raíces helvéticas”, puntualiza.

El libro de Sonia es un compilado de recuerdos que, según sus propias palabras, “constituyen la memoria colectiva de Nueva Helvecia”.

“‘Memorias de mi Tierra’ apunta a recoger, a través de mis vivencias personales, de mis recuerdos y de mi infancia, lugares, objetos, personas y hasta árboles que son parte del patrimonio de este lugar”, asegura.

Los episodios que relata están relacionados con aspectos típicos de la colonia. No faltan alusiones a los lugares históricos, a las comidas, a las leyendas y a los monumentos.

El Surco

“Esto de abrir surcos es una actitud que caracterizó a los suizos... y no sólo en la tierra”, escribe Sonia en alusión al monumento El Surco, erigido en homenaje a los fundadores de la colonia, obra del autor Arístides Bassi e inaugurado en 1944.

“Mi propósito es contribuir a delinear el perfil y la identidad del poblador de Colonia Suiza”, explica.

“Aquí se valora mucho todo lo que tiene que ver con el patrimonio cultural referido a los colonos fundadores: se conservan edificios, danzas, costumbres, fiestas, tradiciones... “

Sonia está ahora comenzando un nuevo trabajo, haciendo un rastreo de los pueblos de origen y lleva ubicadas 94 familias, pero calcula que debe haber alrededor de unas trescientas que conservan la ciudadanía helvética.

Aunque no puede estimar cuántos descendientes de suizos hay en la zona, dice que seguramente son la mayoría, porque van por la cuarta y la quinta generación.

Un poco de historia

Documentos históricos dan cuenta de que el 25 de marzo de 1862, en la ciudad suiza de Basilea, se reunió un conjunto de 70 emigrantes para salir en un transporte con destino al Río De La Plata.

Esta gente había firmado un contrato con la Compañía Zwilchenbart & Cia.
La principal cláusula del convenio establecía que la compañía solventaría todos los gastos que originara el viaje por tierra y mar hasta el punto de su destino, o sea la ‘Boca del Rosario’.

Todo arreglado, ese mismo día emprendieron su viaje en ferrocarril hasta Mannheim, ciudad industrial de Alemania, donde durmieron, para continuar al siguiente día en un vapor del Rin, hasta la ciudad y puerto de Amberes (Bélgica), donde fueron recibidos por el agente de la Compañía y hospedados en un hotel, manifestándonos que era necesario esperar varios días para salir a América por falta de instalaciones, cocina, camas, etc., en las cabinas del vapor denominado Diana.

Ese mismo año nació Nueva Helvecia, fundada por inmigrantes, principalmente suizos, pero también alemanes, franceses y austriacos.

¿De qué cantón vinieron mis antepasados?

Hoy, muchas de las casas que albergan a los 11.124 habitantes del pueblo exhiben en sus frentes coloridos escudos correspondientes al cantón suizo, del que es oriunda la familia de los propietarios de la vivienda.

Si al pasar por la puerta de uno de esos hogares percibe aromas a fondue o a pastel tibio de manzanas, no se extrañe: mire el escudo y sabrá si están recreando la comida de un cantón francés o uno alemán. Y si huele a pastas, piense, simplemente que pueden ser del Tesino.

Norma Domínguez, Nueva Helvecia

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes