Navigation

Mirando al sur arranca Festival de Cine de Friburgo

Martial Knaebel, deja el Festival Internacional de Filmes de Friburgo. (FIFF) Festival International de Films de Fribourg

Centenares de espectadores acudieron este domingo (18.03) a la apertura de la XXI Edición del Festival Internacional de Filmes (FIFF) de Friburgo.

Este contenido fue publicado el 19 marzo 2007 - 12:10

La proyección de la película 'Estación seca', de Chad, en el banderazo de salida. La clausura, seis días más tarde, corresponderá a 'Mukhsin', una de las nuevas producciones del explosivo cine de Malasia.

Entre una y otra, una maratón de más de cien largo y corto metrajes, tanto de ficción como documentales, con un principal común denominador: producción y/o temática del Sur, concebido éste no sólo como un indicador geográfico, sino también como un concepto sociológico.

Lo que explica que el panorama 'Imágenes de la vida urbana' -uno de los tres ejes temáticos fuera de la competición- integre también películas sobre realidades marginales de Europa. Como es el caso de la coproducción suizo-austriaca 'Slumming'.

Los otros dos panoramas permitirán llevar al público las más ricas producciones cinematográficas tanto del África del Sur contemporánea como del "nuevo cine" de Taiwán, de hace algunas décadas.

Selección de calidad

En esta XXI edición "nos referimos a una selección intimista, muy profunda, poco convencional", explica a swissinfo Martial Knaebel, director artístico, al frente del festival por última vez.

Si la radicalidad y el blanco-negro marcan a fuego esta época, a los medios de comunicación y al cine, "nosotros en estos años hemos tratado de presentar los múltiples matices de una realidad compleja.. y de ahí la fuerza temática de nuestro festival", enfatiza Knaebel.

Luego de tres lustros de dirigir la muestra, "me retiro muy contento y tranquilo. El programa que presentamos este año habla por sí mismo y es el reflejo de lo que hemos construido durante todo este tiempo. Me voy plenamente satisfecho", subraya.

Consultado sobre el motivo de su alejamiento del FIFF, la explicación es simple y va de la mano con su propia visión de la vida y del movimiento: "en algún momento me tenía que retirar... qué mejor que ahora que todo marcha bien, contamos con un equipo consolidado, con una nueva presidencia y con un evento de calidad".

A partir del fin de esta edición el actual presidente del FIFF, Jean-François Giovannini, cederá su lugar a Ruth Lüthi, ex miembro del gobierno cantonal.

Presencia latinoamericana

Trece películas competirán por la "Mirada de Oro" (Regard d'Or), el trofeo más preciado de la competición, que será concedido por un jurado compuesto por personalidades del cine provenientes de América Latina, Asia, África, incluida la productora argentina Ana Katz, así como la realizadora helvética Jacqueline Veuve.

'La casa de Alicia' (2006) del brasilero Chico Texeira y 'El otro' (2007) del realizador argentino Ariel Rotter competirán en esta edición con otras once cintas procedentes de Tailandia, Malasia, Israel, Argelia, Túnez, Japón, China e Irán, incluida la coproducción belga-francesa 'El Círculo de los ahogados', que refleja algunos aspectos de la historia contemporánea africana.

Fuera de la competición, otras producciones latinoamericanas animarán las salas de Friburgo. Entre ellas, 'El Comité' (2005) del ecuatoriano Mateo Herrera, que presenta aspectos de la realidad capitalina luego de un motín en una cárcel en la que 300 visitantes son tomados como rehenes.

También 'Prohibido Prohibir' (2006), del brasilero Jorge Durán, historia de tres jóvenes estudiantes universitarios, unidos en la amistad, el amor y frente al drama de las contradicciones sociales en las favelas de Río de Janeiro.

'Cobrador, en Dios creemos' (2006) del realizador Paul Leduc, coproducción mexicana, española, argentina y británica; 'Madeinusa', de la peruana Claudia Llosa y 'Viva Cuba' del realizador cubano Juan Carlos Cremata, completan el conjunto de largos metrajes latinoamericanos que se exhibirán en Friburgo. Algunos cortometrajes de ese continente también alimentan una selección especial en ese género.

Un festival que va más allá de las salas

Seis seminarios animados por profesionales suizos y realizadores del sur, aportarán durante toda la semana un condimento de reflexión conceptual e intercambio intelectual.

"La diversidad de la oferta: las películas del Sur en Suiza", programado para el viernes 23 de marzo, constituirá, según los organizadores, un punto clave del encuentro de los dos mundos a través de la imagen.

La presencia esperada de más de seis mil estudiantes de diversas escuelas de los cantones de Friburgo y de Berna para participar en funciones especiales, constituye otro aspecto complementario de la muestra. Desde su fundación en 1981, el FIFF -en sus inicios Festival del Tercer Mundo- ha marcado su rol de formador y, como tal, su interés en sensibilizar al público escolar.

El FIFF también está dirigido a ese sector generacional en dirección del cual la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) lanzó una novedosa propuesta en esta edición, en el marco del 'Año Internacional de la Juventud' de Naciones Unidas.

En colaboración con la ONG suizo-francesa E-CHANGER (Intercambiar), responsable del Jurado de los Jóvenes, promovió la creación de un 'Blog' destinado a dar cabida a los comentarios y aportes en relación con el FIFF y su oferta.

Durante siete días Friburgo se convierte en la capital helvética del cine y abre una gran puerta europea a la producción de África, Asia y América Latina. Una posibilidad única de "apreciar la diversidad del mundo", tal como lo subrayó Martial Knaebel al presentar la selección oficial 2007.

swissinfo, Sergio Ferrari, Friburgo

Contexto

El Festival Internacional de Filmes de Friburgo (FIFF) constituye, junto con Locarno (selección mundial), y Solothurn (selección suiza) una de las principales muestras cinematográficas organizadas en el país.

Cuenta con un apoyo directo de COSUDE y de la Oficina Federal de la Cultura.

Diversos medios masivos de comunicación, así como la Lotería, el cantón y la ciudad de Friburgo, empresas privadas y ONG, también contribuyen con el evento.

En los últimos años otros festivales helvéticos, como el del Documental de Nyon; el de Derechos Humanos de Ginebra; Black Movie; Filmar en América Latina etc., ofrecen importantes espacios a las creaciones de África, Asia y América Latina.

End of insertion

Datos clave

Los premios que otorga el FIFF son 'La Mirada de Oro', Premio Especial del Jurado, Eco-crédito, del Jurado Ecuménico, E-CHANGER del Jurado de Jóvenes, de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica y de la Federación Internacional de Cines-clubes.

El premio del público adquiere esta edición una nueva modalidad. El FIFF eligió un jurado mediante convocatoria pública.

En 2006, 6.665 estudiantes participaron a las proyecciones especiales para estudiantes.

Más de 26 mil espectadores se dieron cita el año pasado.

Por primera vez, el FIFF tendrá como centro logístico de referencia el edificio en reconstrucción de la antigua estación ferroviaria de Friburgo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo