Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fondo helvético Cumbres en la pantalla grande

No es de extrañar que muchos directores extranjeros hayan decidido filmar en Suiza, sus chalés, montañas y bancos. En el cine, tierra de espías y abogados, de Heidi y de Chaplin, de Frankenstein y del perro san bernardo. Suiza ha sido sede de aventuras para la serie fílmica de James Bond. También Clint Eastwood ha salido en escena en la cumbre del Eiger. Suiza y el séptimo arte es tema de un libro

Las imágenes de esta galería fueron publicadas recientemente en el libro 'Backdrop SwitzerlandEnlace externo' ('Suiza, de fondo'). Las fotografías, en su mayoría, han sido retomadas de la vasta colección de la Cinemateca Suiza. El experto Cornelius Schregle recopila y da forma a esta obra, que se convierte en un curioso viaje al alma de Suiza y a sus clichés.

En el compendio se observa una Suiza bastante real en la que han aparecido innumerables estrellas como Sophia Loren, Kirk Douglas, Vittorio Gassman, Sean Connery, Paul Newman, Peter Sellers… Incluso, algunos actores como Elizabeth Taylor, James Mason y Audrey Hepburn la eligieron como su hogar. Pero también se presenta una Suiza imaginaria, un mundo de fantasía construido en Hollywood y en otros estudios de producción internacionales.

¿Recuerda al gordo y al flaco? Pues también ellos se pierden en unos Alpes hechos de cartón; o Matt Damon en su papel como Jason Bourne aparece en un escenario zuriqués, pero construido en Praga; y Leonardo di Caprio, en ‘El Lobo de Wall Street’, se encuentra en Ginebra, pero solo de modo virtual, gracias a una pantalla verde. Una imagen de Suiza que puede provocar llanto o risas. Pero esto es parte de un concepto fascinante: ¿Qué pasaría si este país fuera básicamente un enorme escenario cinematográfico?