Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Gente y predadores Lobos: ¿Bienvenidos o motivo de preocupación?

La presencia de lobos y sus ataques a los rebaños de ovejas molesta a algunos, y en un cantón, el del Valais, al suroeste de Suiza, se solicita terminar con ellos. (SRF/swissinfo.ch).

Las estadísticas muestran que a finales de 2016, más de 340 000 ovejas estaban destinadas a la producción de carne en Suiza. De ellas, 389 murieron por ataques de lobos. La población de este predador en Suiza se estima entre 30 y 35.

Una iniciativa Enlace externolocal quiere terminar con la presencia de lobos, osos y linces en el territorio del Valais. Se trata de animales protegidos. Hablamos con la gente de ese cantón sobre este asunto que podría llegar a las urnas, vía este instrumento de la democracia directa helvética

El lobo desapareció en Europa Occidental en el transcurso del siglo XIX al XX. Algunas poblaciones residuales sobrevivieron, por ejemplo, en Italia, en los Apeninos meridionales.

A partir de allí comenzaron a extenderse en los años 70. Los primeros ejemplares de esta recolonización natural llegaron a los Alpes franceses a finales de los años 80 y a Suiza a mediados de los 90.

Para el especialista Raphaël ArlettazEnlace externo, que participa en la supervisión de la estación en el Valais del Instituto Ornitológico SuizoEnlace externo, es necesario incrementar las actividades de divulgación para explicar lo que significa, por ejemplo, tener un depredador en el ecosistema. Se refiere al caso del lobo, el cual está de regreso en Suiza y ocupa los titulares de la prensa cada vez que mata ovejas y cuando las autoridades hablan de que su estado de animal protegido está bajo riesgo.

¿Regreso del oso?


El 26 de mayo de 2017, en la comuna de Eriz, cantón Berna, se observó por primera vez un oso salvaje en más de 190 años. Se cree que es un macho joven. 


Este depredador no tiene un gran papel actualmente en Suiza. De la Edad Media hasta el siglo XVIII hubo osos por toda Suiza. El último oso salvaje visto en Graubünden fue abatido en 1904. 

Hoy en día unos 50 osos viven en los Alpes italianos, austriacos y eslovenos - donde las condiciones son generalmente perfectas para ellos, dice Arlettaz. Al igual que los lobos, pueden beneficiarse de la recuperación de especies como los ciervos, las gamuzas y las cabras de los Alpes. El único problema es la falta de tolerancia de las personas. “Tan pronto como hay algún daño o un encuentro entre los seres humanos y un oso, la gente tiene miedo”.

Los pocos osos que han cruzado la frontera suiza fueron cazados y abatidos porque eran considerados una amenaza. Sin embargo, Arlettaz, apasionado en su defensa de los depredadores, mantiene su optimismo.

​​​​​​​

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook