Niños soldados: las naciones adoptan nuevas reglas

El problema de los niños soldados es aún gave a pesar de las mejoras hechas en los últimos años. Keystone

Suiza se une esta semana a decenas de países, en París, para intensificar los esfuerzos destinados a aliviar la situación de más de 300.000 niños soldados en todo el mundo.

Este contenido fue publicado el 05 febrero 2007 - 09:58

El gobierno suizo y la organización humanitaria Terre des hommes han participado en la redacción de nuevas reglas internacionales que serán adoptadas en París.

De acuerdo al ministerio suizo de Relaciones Exteriores (DFAE), el expediente de los niños-soldados sigue siendo "grave" a pesar de los esfuerzos que la comunidad internacional ha desplegado en los últimos años para hallar soluciones.

El embajador Anton Thalmann, quien encabezará la delegación suiza en París, declaró a swissinfo que se han hecho avances en el desarme, la desmovilización y la reintegración de los niños utilizados en conflictos armados.

Pero a juicio de la diplomacia, la "horrenda situación del terreno en numerosas zonas de conflicto" exige que los gobiernos, organizaciones internacionales y la sociedad civil hagan más para poner fin a esas graves violaciones de los derechos humanos.

"Conforme a su tradición humanitaria, Suiza está muy preocupada por el destino de las víctimas de guerra, sobre todo de los niños que son especialmente vulnerables a las consecuencias de los conflictos armados", señala Anton Thalmann.

Aun cuando los denominados Principios de París no son legalmente obligatorios, el diplomático espera que sean una base sólida para mejorar la colaboración y conducir a una mejor protección de los niños.

Los expedientes prioritarios incluyen: prevención del reclutamiento, desmovilización y reintegración, así como las necesidades específicas de las niñas atrapadas en los conflictos armados.

Una etapa importante

Esta conferencia de París tiene lugar diez años después de que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y organizaciones no gubernamentales desarrollaran un primer paquete de normas conocidas como los Principios de Ciudad del Cabo.

La ONG de Lausana Terre des hommes (Tdh), dedicada en dos campos: la justicia de los jóvenes y la gestión de los casos sociales que implican a los niños, considera que la actualización de las normas permitiría una acción más eficaz en el terreno.

"Yo sé que en este ámbito se han hecho esfuerzos a nivel gubernamental en los últimos años, especialmente por parte del gobierno suizo, declara Ignacio Packer, responsable de los programas de Tdh. Pero la situación no ha mejorado realmente; el número de niños soldados -300.000- persiste desde hace diez años".

No obstante, Ignacio Packer señala que la conferencia de París marca una etapa imnportante y añade que si se aplican las normas podría constituir un mejoramiento notable.

Problema legal en Suiza

La implicación de Suiza en este proceso ocurre un año después de que el Comité de Naciones Unidas para los derechos de la infancia reprendiera al gobierno suizo por no haber hecho lo suficiente para llevar ante la justicia a quienes reclutan niños soldados.

Un artículo del Código Penal miltar, vigente desde junio de 2004, estipula en efecto que los los presuntos criminales de guerra deben tener "un nexo estrecho" con Suiza para perseguirlos penalmente. La claúsula concierne a sospechosos que tienen residencia o familia en Suiza, pero no a quienes sólo están de paso.

Basada en Ginebra, la organización judicial TRIAL y unos 60 expertos en derecho se volcaron a la misión de modificar esta falencia que desde su punto de vista contradice al derecho internacional.

El artículo ha sido examinado y en el curso de las próximas semanas será presentado un informe al gobierno. "Según nuestras informaciones, cambiará este punto", revela el presidente de TRIAL Philipp Grant.

swissinfo, Adam Beaumont

Contexto

Suiza respalda a varias organizaciones o proyectos dedicados a proteger a los niños en situaciones de conflictos armados, prevenir la violación de los derechos del niño y sustentar su reinserción.

Entre ellas están el Comité Internacional de la Cruz Roja, UNICEF, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y la Coalición para detener la utilización de niños soldados.

El ministerio suizo de Relaciones Exteriores está activo en el expediente -en el marco de los principales organismos onusianos-, así como apoyando el trabajo y el mandato del Representante especial del Secretatio general para los asuntos concernientes a la infancia y los conflictos armados.

End of insertion

Cronología

1989: la Convención relativa a los derechos del niño prohíbe el reclutamiento y la utilización de niños menores de 15 años en los conflictos armados.
1997: adopción de los Principios de Ciudad del Cabo.
1998: creación de la Coalición para detener la utilización de niños soldados. Terre des hommes está entre los fundadores.
2002: el protocolo facultativo de la Convención relativa a los derechos del niño eleva a 18 años la edad mínima de reclutamiento.
2002: la Corte penal internacional califica de crimen de guerra la conscripción o enrolamiento de niños menores de 15 años en los conflictos armados.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo