Navigation

Noches de danza inolvidables

Nacho Duato lleva doce años al frente de la Compañía Nacional de Danza. swissinfo.ch

La Compañía Nacional de Danza de Madrid, que dirige Nacho Duato, se estrena en los escenarios suizos y cosecha un sinfín de aplausos y elogios.

Este contenido fue publicado el 29 abril 2002 - 18:41

Es la primera vez que Nacho Duato y su Compañía Nacional de Danza (CND) visitan Suiza, invitados por el Festival Internacional de Danza 'Steps' y con actuaciones en seis ciudades: Berna (25.04.), Basilea (26.04.), Ginebra (28.04), San Gall (30.04.), Zúrich (02.05.) y Zug (04.05.).

Nacido en Valencia en 1957, Nacho Duato es sin duda uno de los bailarines y coreógrafos contemporáneos más innovadores y exitosos. Sus ballets forman parte del repertorio de las más prestigiosas compañías del mundo, entre ellas el Nederlands Dans Theater, el Ballet de la Opera de Berlín y Les Grands Ballets Canadiens.

La Compañía Nacional de Danza, que dirige desde 1990, presenta ahora en Suiza tres creaciones llenas de lirismo, plasticidad y emotividad que cautivan a público: 'Rassemblement', 'Remansos' y 'Por vos muero'.

Sensibilidad social y depurada estética

Bajo el nombre de 'Rassemblement' (reunión) cuatro parejas, en descoloridos trajes de faena, inician el ballet en lo que parece ser el claro de un bosque; la escenografía es sobria: apenas se distingue al fondo una especie de tapiz con motivos africanos.

La música, acompañada solamente de guitarra, percusión y bajo, se eleva con un rítmico canto que es al mismo tiempo súplica y nostalgia. La voz vibrante de la cantante y compositora haitiana Toto Bissainthe llena el espacio. Son canciones que ella dedicara a su tierra natal, canciones de esclavos que hablan de la vida cotidiana, del sufrimiento del exilio y de su anhelo de libertad simbolizado por Africa.

Esta música tiene raíces en el culto Vudú, que sirvió a los esclavos haitianos a conservar su dignidad y a rechazar los valores y costumbres de los colonizadores. De ahí proviene su fuerte carácter ritual. La aparición en escena de dos soldados que toman prisionero a un esclavo confiere a la pieza un dramatismo estremecedor.

Tal como lo señala el crítico Peter Bohlin de la revista 'Ballet International', "pese a la aparente sencillez de los medios utilizados, 'Rassemblement' es una creación que, gradualmente, a través de los poderes liberalizadores de la música y la danza, demuestra ser un impresionante y conmovedor llamamiento a la conciencia del público sobre los derechos humanos".

En esta 'reunión' de aires tradicionales haitianos con otras formas musicales, Toto Bissainthe crea una música contemporánea abierta, unificadora y sin fronteras. La obra culmina con una sobrecogedora invocación: la palabra 'liberté' (libertad), coreada varias veces.

Arroyos y oropéndolas

Después de la primera obra no exenta de matices sombríos, nos sumergimos en paisajes plenos de luminosidad: la Compañía Nacional de Danza brindó al público el ballet 'Remansos', nombre extraído de un poema de Federico García Lorca, y montado sobre danzas y valses del compositor Enrique Granados.

Casi no se puede resistir a la tentación de citar algunos versos del poema de Lorca: "Si tú vinieras a verme por los senderos del aire...". Esta obra, sin duda la parte más lírica del programa, es también la que más ha elogiado la crítica por su "fuerza expresiva y geometría de líneas".

Además de la óptima utilización del espacio, la conjunción entre música y movimiento alcanza una notable perfección. Hay muchos coreógrafos con sentido musical, pero esta habilidad, o mejor, la intuición de armonizar las 'dos musas' de la danza y de la música, demuestra la profunda sensibilidad para la comprensión de formas musicales que caracteriza a Nacho Duato.

Elogio a la danza

La danza siempre ha ocupado un papel preponderante en la historia de los pueblos. 'Por vos muero' es casi como un resumen de la historia social de este arte y, a la vez, un elogio a él.

Esta vez sirven como marco musical, aires tradicionales y canciones de la España de los siglos XV y XVI, grabados por Jordi Savall con la Capilla Real de Cataluña.

Gallardos hidalgos luciendo máscaras de elegantes salones y religiosos encapotados balanceando incensarios: imágenes envueltas en claroscuro que recuerdan a colores de El Greco o Frans Hals. En esta escena se celebra la danza como rito comunal.

Pero, como encuadrando este aspecto lúdico de la danza, hay dos secciones de un carácter más íntimo. Aquí el 'leitmotiv' son los bellos versos de Garcilaso de la Vega, el poeta del Siglo de Oro de las letras castellanas.

Fragmentos de su soneto V: "Cuando tengo confieso yo deberos; por vos nací, por vos tengo la vida, por vos he de morir, y por vos muero", envuelven a los bailarines en una atmósfera de privacidad y tensión. La danza es aquí el lenguaje del amor y la soledad.

El talento de Nacho Duato para crear imágenes se evidencia en esta impresionante obra que colma todo el escenario. y concluyó esta noche memorable.

Los aplausos y las exclamaciones de admiración del público de Basilea, que brindó a los bailarines una ovación de más de 15 minutos, hablan por sí mismos.

"Los pasos en el ballet son como las palabras para un escritor que no necesita inventar veinte mil vocablos para escribir una buena novela", declaró una vez el coreógrafo español. En efecto, su vocabulario sobrio y variado y gracias a su musicalidad, su sentido de lo dinámico y por último esa simbiosis de ballet clásico y contemporáneo hacen de la Compañía Nacional de Danza una de las más prestigiosas a escala mundial.

Seis noches inolvidables y uno de los momentos culminantes de esta octava edición del Festival 'Steps'. ¡Hasta el año que viene!

Ricardo Domínguez

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.