Navigation

Skiplink navigation

Nuevo plan de paz decola en Ginebra

La ministra suiza de Exteriores, Micheline Calmy_Rey (centro) saluda a Yasser Abed Rabbo (izq.) y Yossi Beilin. Keystone

Destacados representantes palestinos e israelíes se han unido hoy en Ginebra al ex presidente estadounidense, Jimmy Carter, para lanzar un plan de paz para Oriente Medio, apoyado por Suiza.

Este contenido fue publicado el 01 diciembre 2003 - 17:20

Los promotores recalcaron que la firma simbólica inicia una amplia campaña para conseguir apoyo público y político a la Iniciativa.

“Nos dirigimos a las poblaciones y a la comunidad internacional con el desafío de que la paz es posible y de que la crisis actual no es la única vía para ir adelante”, ha declarado Ghaith Al Omari, miembro de la delegación palestina.

“Ahora hay una opción y corresponde a ellos escoger en términos domésticos e internacionales”, agregó.

El acuerdo había sido inicialmente suscrito en Jordania, el 12 de octubre último, por el ex ministro del gabinete israelí, Yossi Bellin y su contraparte palestino, Yasser Abed Rabbo, quienes elaboraron el acuerdo al cabo de dos años de discusiones secretas.

Reto internacional

Ambas partes han indicado que la ceremonia simbólica de este lunes representaba una nueva y más dinámica fase en sus esfuerzos para movilizar a la opinión pública en favor del acuerdo.

La Iniciativa subraya un plan para la división de Jerusalén y la creación de un Estado palestino. Contiene además otros temas polémicos como el retorno de los refugiados palestinos y el retiro de la mayor parte de los asentamientos judíos en los territorios ocupados.

“El mensaje ahora transmitido indica que hemos venido a Ginebra para someternos el plan uno a otro, a nosotros mismos y a la comunidad internacional”, dijo Daniel Levy, miembro de la delegación israelí.

“Nuestro mensaje a la comunidad internacional es que este conflicto no es insoluble y que hay soluciones”, añadió.

Gran asistencia

El actor norteamericano Richard Dreyfuss inauguró el evento que ha contado con la presencia de varios cientos de políticos, dirigentes de la economía. académicos, escritores, artistas, miembros de los estamentos de seguridad de Israel y testigos de las partes en conflicto.

"Resumir en una palabra es decir que esta iniciativa representa esperanza", declaró Dreyfus a swissinfo.

La ministra de Asuntos Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey, el alcalde de Ginebra, Christian Ferrazzino, y el presidente del cantón de Ginebra, Laurent Moutinot asistieron por Suiza a la ceremonia.

Tres premios Nobel, entre ellos el polaco Lech Walesa, y también varios asesores políticos de los jefes de Estado de Marruecos y Egipto estuvieron presentes en el acto.

Al comentar sobre los diversos sectores de la sociedad civil representados en la ceremonia, Levy aseguró que estos distintos grupos comprendían que “para sus causas, preocupaciones y componentes, nada era más importante que hacer la paz”.

Al Omari señaló que el amplio espectro de participantes reflejaba el “mensaje central del acuerdo, según el cual “la política y la paz lo rebasan todo”.

En busca de apoyo

Durante las dos últimas semanas copias del plan de paz fueron distribuidas en todas las casas en Israel y publicadas en periódicos palestinos como un esfuerzo para fomentar el conocimiento doméstico del documento de 50 páginas.

En una reciente encuesta elaborada por la Universidad Rice y el Grupo Internacional de Crisis, en Washington, 53,3% de los israelíes consultados respondieron que apoyarían la propuesta y, 43,9% indicaron que se opondrían.

Por el lado palestino, 55,6% de los interrogados expresaron su apoyo y 38,5% se declararon opuestos al acuerdo.

Hoja de ruta

Tanto el gobierno suizo como los equipos negociadores han insistido en que su plan no substituye a la ‘Hoja de Ruta’.

“La Hoja de Ruta es el único marco que está en juego y como tal es algo con lo cual estamos comprometidos y de ninguna manera estamos tratando de minarlo”, declaró Al Omari.

Agregó que el líder palestino, Yasser Arafat había manifestado su apoyo al acuerdo de Ginebra pero que no lo había ratificado oficialmente.

“No esperamos que él ratifique el acuerdo, cuando no hay una contraparte del lado israelí”, precisó Al Omari.

“Si llegamos a un punto en que el gobierno de Israel declara su voluntad de ratificar y apoyar este tipo de iniciativa, podemos entonces esperar que Arafat y la OLP expresen su posición sobre el contenido”.

El Secretario norteamericano de Estado, Colin Powell ha encomiado la iniciativa considerándola “importante” y “potencialmente útil”.

Según Daniel Levy y Al Omari, se espera que una delegación mixta de palestinos e israelíes viaje esta semana a Washington, aunque aún no se ha confirmado un eventual encuentro con Colin Powell.

Papel de Suiza

La semana pasada, durante una conferencia de prensa en Ginebra, representantes de ambas partes agradecieron a Suiza por su papel en la facilitación del proceso y por hacer posible a palestinos e israelíes “venir juntos”.

Levy ha indicado también que la palabra Ginebra se ha convertido en un término familiar en Oriente Medio gracias al acuerdo. “El reconocimiento del nombre de Ginebra es increíble”, dijo

Sin embargo, representantes del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores subrayaron que el papel de Suiza en el proceso era estrictamente como facilitador y que su país no había influido en el contenido del acuerdo.

“Lo que hemos hecho está simplemente dentro del marco reconocido de apoyo a los proyectos de la sociedad civil”, declaró a swssinfo Paul Fivat, portavoz del ministerio. “El proyecto que está sobre la mesa para que todo el mundo lo discuta. Es justo y legitimo que demos una mano a este género de iniciativas”.

Agregó que el Centro para el Diálogo Humanitario – organización neutra, mediadora para la paz, con sede en Ginebra- había sido llamada para buscar fondos y promover la iniciativa.

Swissinfo, Anna Nelson, Ginebra.
(Traducción: Jaime Ortega)

Contexto

El plan no oficial de paz para Oriente Medio, apoyado por Suiza, ha sido lanzado este lunes en Ginebra durante una ceremonia en la que han participado unas 400 personalidades palestinas, israelíes y de varios lugares del mundo.

El acuerdo, conocido como la Iniciativa de Ginebra fue elaborado durante dos años de conversaciones secretas. Incluye varios asuntos que dividen a palestinos e israelíes.

El acuerdo subraya un plan para la división de Jerusalén, la creación de un Estado palestino y aborda la cuestión de los refugiados palestinos y de los asentamientos judíos.

Los promotores del acuerdo, que ha sido criticado por el gobierno de Israel, indicaron que estaba en marcha una campaña internacional para ganar apoyo a la Iniciativa.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo