Navigation

Pésima temporada estival para las cabañas de alta montaña

Terrihütte (cantón Grisones): una de las 152 cabañas en los Alpes suizos. Toni Trummer

Las pérdidas podrían representar hasta el 70 por ciento de la cifra de negocios global de las 152 cabañas de los Alpes suizos. Se deben a las condiciones invernales registradas en el mes de julio.

Este contenido fue publicado el 18 agosto 2000 - 12:29

Como las piscinas en la llanura, las cabañas de alta montaña esperan olvidar rápidamente el verano 2000. El mal tiempo llevó a un notable descenso de visitantes, lo que repercutió en los ingresos.

"Ha sido un verano desesperante", se queja Bernhard Mani. Este guardián de la cabaña de Blümlisalp, en la conocida región de Kandersteg, en el Oberland Bernés, considera que su cifra de negocios podría registrar una pérdida de hasta el 60 por ciento.

La mejoría de las condiciones meteorológicas en el mes de agosto y las perspectivas de un magnífico otoño no serán suficientes para mejorar la situación global. Las pérdidas se han notado, sobre todo, por el descenso de alpinistas estadounidenses, japoneses y franceses.

La situación en los otros "oasis de paz", como se titulan las cabañas de montaña en Internet, no ha sido mejor.

Por todos los Alpes, las condiciones invernales del mes de julio han frenado a los alpinistas. El Cervino, por ejemplo, sólo fue accesible durante dos días el mes pasado, lo que representó pérdidas de 70 por ciento en la famosa cabaña del Hörnli.

Sin embargo, la cumbre más célebre de Suiza ha sido tomada por asalto en este mes de agosto, tras el regreso de los días buenos. Lamentablemente, tres alpinistas acaban de perder allí la vida.

Los responsables de la cabaña del Monte Rosa se frotan las manos porque la situación ha sido buena para ellos. Esta temporada, los alpinistas parecen haber preferido el pico Dufour, que es la cumbre más alta de Suiza con 4.634 metros, en lugar del Cervino.

El Club Alpino Suizo (CAS) mantiene 152 cabañas en las regiones montañosas del país, con unas 10.000 camas. El año pasado se registraron 274.000 pernoctaciones. Un sistema de perecuación financiera interna permite apoyar a los responsables de las cabañas cuyas cifras de negocios sean menos buenas.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.