Parque cretácico boliviano aspira ser patrimonio mundial

Cal Orck'o alberga miles de huellas y réplicas de dinosaurios. Cal Orck'o alberga miles de huellas y réplicas de dinosaurios.

El farallón de Cal Orck'o, Sucre, guarda casi 5.000 huellas de dinosaurios en una superficie rocosa de 30.000 metros cuadrados. Es considerado el mayor depósito mundial de su género.

Este contenido fue publicado el 17 noviembre 2006 - 15:44

Los estudios científicos de autenticidad fueron hechos por el Museo de Historia Natural de Basilea y otras firmas suizas que ahora preparan la carpeta de candidatura.

Unos catalejos y la imaginación son suficientes para ver desde una plataforma los cientos o miles de huellas que activan nuestra fantasía sobre los dinosaurios carnívoros y herbívoros de hace millones de años.

Además, el recorrido por el Parque Cretácico nos pone en contacto con una veintena de réplicas de ceratopsios, anquilosaurios, titanosaurios y otros que en su época venían, se supone, a calmar su sed en una gigantesca laguna. (En MÁS SOBRE EL TEMA: Un parque moderno y pedagógico).

El principio

La postulación a la lista de Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO será presentada en febrero de 2007, pero todo comenzó gracias a la curiosidad profesional del geólogo Hugo Heyman, quien en 1985 advirtió los primeros atisbos del valioso descubrimiento que nos transporta al tercer y último periodo geológico de la era secundaria o mesozoica: el cretácico.

Años después, en 1998, las autoridades correspondientes solicitaron al director del Museo de Historia Natural de Basilea, Dr. Christian Meyer, y a otros paleontólogos de Roma y Colorado apreciar la procedencia de numerosos rasgos con perfil de pisadas de dinosaurio.

El resultado: nada menos que 3.300 huellas de 330 animales diferentes identificadas en un farallón de 110 metros de alto y un kilómetro y medio de largo.

Promover su aprovechamiento sustentable

Christian Meyer puso énfasis desde el inicio en que se trataba de "algo jamás visto en el mundo". Hechas las valoraciones de rigor quedó establecida la veracidad del hallazgo cultural: son pisadas de dinosaurios que habitaron esta zona hace unos 65 millones de años.

A solicitud del municipio de Sucre, Meyer y la firma Geotec de Zollikofen, diseñaron en 2003 un proyecto de conservación y uso racional del farallón rocoso cuya inclinación de 72 grados está expuesto a las inclemencias del tiempo.

Cal Orck'o (vocablo quechua que significa cerro de cal) cambió de fisonomía gracias a la construcción del Parque Cretácico inaugurado a fines del mes de agosto pasado.

Trabajo minucioso

"Lo que hizo Christian Meyer con su equipo fue un trabajo de investigación de campo que sustente y dé soporte científico, técnico y medioambiental de valor universal a las huellas de Cal Orck'o", declara a swissinfo la licenciada Roxana Acosta, directora de Turismo del Gobierno Municipal de Sucre.

El trabajo no fue sencillo dado que debieron realizar una ardua labor desde el levantamiento de datos, medidas, cuantificación de las huellas y un estudio del estado de conservación, además de ingresar en los ámbitos de aprovechamiento ambiental y turístico, precisa la alta funcionaria.

"Paralelamente, Christian coopera con la empresa suiza Geotec que entre febrero y abril de 2006 se encargó de realizar la primera fase de conservación de las huellas de dinosaurio. Es una empresa especializada", añade.

Sobre datos contrastados y fehacientes, el director del Museo de Historia Natural de Basilea, Christian Meyer, Geotec de Zollikofen, el Museo de Historia Natural de Neuchâtel y la firma Linsinger de Salzburgo elaboran la carpeta que pueda justificar la inclusión de Cal Orck'o en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

El reto es su conservación

"Nos une un objetivo común, conservar el yacimiento de huellas de dinosaurio Cal Orck'o, porque hay un inminente riesgo de que pueda perderse 5% de este farallón", recalca Roxana Acosta con visible preocupación.

Sustentando ese temor, la directora de Turismo de Sucre señala que dos fallas geológicas formaron un triángulo de un proceso deformador avanzado, y en la parte superior del farallón se presentó una grieta de cinco centímetros de ancho y 110 metros de largo que puso a ese 5% en riesgo de erosión ocasionado por la humedad resultante de las lluvias.

La Alcaldía de Sucre, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Prefectura Departamental, la Fábrica de Cemento FANCESA (en cuyos predios se descubrieron las huellas de dinosaurios), y otras instituciones están empeñadas en la conservación de tan importante hallazgo.

Considerando la solidez científica y cultural de la carpeta que será presentada a la UNESCO en febrero de 2007, hay justificadas esperanzas de que el proyecto Huellas de Dinosaurio en Cal Orck'o sea designado patrimonio mundial. Lo sabremos en la tercera parte del próximo año.

swissinfo, Félix Espinoza R, Sucre.

Contexto

El gobierno de Bolivia ha presentado a UNESCO la candidatura formal de las huellas de dinosaurio de Cal Orck'o a Patrimonio Natural de la Humanidad.

Christian Meyer preside los estudios y la elaboración de la carpeta preparada con métodos científicos de alta precisión, entre ellos la ortofotografía.

UNESCO, Alcaldía de Sucre, Fundación Emilia Guggenheim Schnurr, de Basilea, y Museo de Historia Natural de Basilea son las organizaciones que respaldan la postulación que será presentada en febrero de 2007.

Se cree que el valle donde se encuentra este gran yacimiento icnológico fue -hace 65 millones de años-, un lago de agua dulce, y que los desplazamientos teutónicos dieron lugar a las cordilleras.

Los dinosaurios herbívoros y carnívoros acudían allí – se supone- a calmar su sed y a alimentarse.

End of insertion

Datos clave

Sucre, departamento de Chuquisaca, está ubicada al sureste de Bolivia. La denominada Ciudad Blanca ya es patrimonio cultural de la humanidad.

El Parque Cretácico de Cal Orck'o podría ser incluida en la lista de Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad.

El yacimiento icnológico más grande del mundo está a cinco kilómetros de Sucre y cuenta hoy con un parque recreativo moderno.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo