Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

2001-2011, las libertades malbaratadas



Guantánamo, ilustración de una ley de excepición que se prolonga.

Guantánamo, ilustración de una ley de excepición que se prolonga.

(Keystone)

Desde hace diez años, el mundo vive con el recuerdo y las consecuencias del 11 de septiembre de 2001. Más allá de la reorganización geopolítica provocada por la deflagración en Nueva York, nuestra visión de la democracia, la libertad y la seguridad resultó interpelada y modificada.

Primero fue el ataque contra Afganistán, respuesta inmediata de los estadounidenses heridos y de sus aliados. Luego la de Irak, por causas que aún se discuten. Lucha contra el terrorismo y defensa de la democracia según la versión oficial. Obtención de mercados petroleros o cuestión de implantación geoestratégica de Estados Unidos de acuerdo con otros puntos de vista.

Ataques que se convirtieron en guerras que perduran, con la desestabilización general de la región que han involucrado. Como perdura todavía Al Qaeda, grupúsculo designado así por los estadounidenses en 1993 y cuya “cosificación” a través de un nombre ha permitido a diversas células extremistas percibirse a sí mismas como un todo.

Atentados. En Londres. En Madrid. En Occidente pues, pero mucho menos que en los países del Medio Oriente. “Guerra sin fin”.  

Para hablar del 11 de septiembre de 2001, y sobre todo de sus consecuencias a través de la última década, establecimos contacto con tres expertos. Jacques Baud, especialista  en servicios de inteligencia, actualmente al servicio de la ONU en Nueva York; el historiador Ganser Daniele, profesor de la Universidad de Basilea, y el periodista Xavier Colin, de la Radio y Televisión Suizas de expresión francesa (RTS).

“El precio”

Desde esa fecha, que daba inicio a un extraño siglo XXI, ¿se han producido cambios en la lectura de las consecuencias del evento?

“Así como el 12 de septiembre de 2001 se hubiera podido pensar que un cierto número de democracias, incluyendo las nuestras, estaban en peligro y podían sucumbir a ese tipo de atentados, diez años después debemos constar que no fue el caso. Ninguna democracia ha caído. En sí, esa es la primera derrota de Ben Laden”,  dice Xavier Colin.

“Sin embargo, Ben Laden ganó en lo que toca su capacidad de hacer daño. Se temió un choque de civilizaciones, el oeste contra el resto del mundo; una religión contra otra. Nada de eso sucedió. Pero tuvo un precio. Y es casi un acuerdo “libertad contra seguridad”. Los estadounidenses, pero los europeos también, han malbaratado parte de su libertad de movimiento por una seguridad que es relativa”.

La Patriot Act (Ley Patriótica), legislación que atribuye a las agencias federales poderes extraordinarios, fue aprobada por el Congreso de Estados Unidos y firmada por George W.  Bush el 26 de octubre de 2001. Y, prácticamente, prorrogada en su totalidad por Barack Obama.

“Las libertades civiles se han reducido.  El caso más flagrante es Guantánamo, donde vimos que gente terminaba en campos, que para los historiadores evocan mucho los campos de concentración”, dice Daniele Ganser.

Restricción de libertades fundamentales

Para algunos, la vigilancia general de la población civil es lo que está en marcha.  Un suizo lo ha dicho alto y claro, el senador Dick Marty: “Se utiliza el terrorismo para asustar y restringir las libertades fundamentales”.

Una afirmación que genera unanimidad entre nuestros interlocutores. “Dick Marty tiene totalmente razón. Esto es también un verdadero tema en Estados Unidos”, dice Jacques Baud. “La reducción de las libertades civiles en nombre de la seguridad todavía funciona bien. En principio, hubo oposición, pero si se esgrime la amenaza de un gran peligro, el terrorismo en este caso, la gente acepta sacrificar una parte de sus libertades”, analiza Daniele Ganser.

Xavier Colin tiene inmediatamente un ejemplo en mente: “Usted va a Estados  Unidos con una computadora y su teléfono móvil. Bajo la ley actual, los servicios de EE.UU. tiene derecho a decomisarlos, vaciar su contenido,  transferirlo a sus equipos y luego devolverle o no sus artículos. Punto final. Me pregunto si este tipo de cosas efectivamente forma parte de una lucha real contra el terrorismo”.

Los mecanismos del terrorismo

Los actos terroristas son sin embargo, una realidad. ¿La respuesta a semejante violencia no requiere una supervisión más estricta?

“Es la violencia en general lo que es un problema en nuestras sociedades: la que vimos recientemente en Oslo, la del 11 de septiembre, las guerras en Afganistán, Irak, Libia. Y todas esas formas de violencia están vinculadas, en parte porque los que están relacionados con esas violencias están convencidos de que tenemos que resolver los problemas por medios militares. Cada uno se justifica con el pretexto del otro”, responde Daniele Ganser, especialista en Investigaciones sobre la Paz (‘peace research’).

Con una trayectoria diferente - coronel del Ejército suizo, ex empleado de servicios de inteligencia- Jacques Baud es también crítico. “La desviación en materia de seguridad no tiene proporción con la naturaleza de los problemas que tenemos en Europa y Estados Unidos. Advertimos que el enfoque de la seguridad que hemos tenido va en dirección equivocada, como lo demuestra lo ocurrido en Noruega y lo que sucede un poco por todas partes, el aumento de extremismos. El terrorismo islámico ha ocultado muchos otros problemas que debieron ser tratados. Y luego está también la falta de comprensión de los mecanismos del terrorismo. Se vio en ello una voluntad de destruir a Occidente. Nos damos cuenta que no es eso”.  

Para Jacques Baud, dada la imposibilidad de comprender correctamente las razones del terrorismo, el Occidente le otorga regularmente excelentes razones para existir. ¿Por qué el 11 de septiembre? Debido a la presencia estadounidense en Arabia Saudita después de la primera Guerra del Golfo, simplemente. “Es lo que detonó todo: los atentados contra las Torres Khobar en Arabia Saudita, contra las embajadas estadounidenses en Dar es Salaam y Nairobi, aquel contra el USS Cole, el del 11 de septiembre”.

Hoy en día, el problema residiría todavía en el deficiente análisis de las causas y la incorrecta respuesta que conlleva. “No se disuadió a los terroristas: simplemente se les focalizó en otra parte. Hoy en día en Afganistán uno encuentra combatientes islamistas alemanes, ingleses, sudaneses, libios …  No se disminuyó entonces la voluntad de las gente de ir a combatir por la Jihad. Se construyeron murallas alrededor de nosotros.

Y el hecho de ir a Afganistán para matar a los cruzados es más fácil que venir a matarlos aquí. Eso es todo. Es un asunto de oportunidad. Pero la voluntad del extremismo combatiente no se ha reducido, por el contrario”, dijo Jacques Baud.

Primaveras árabes

Y luego surgieron noticias primaverales venidas de África del Norte y del Oriente Medio ...  Túnez. Egipto. Libia. Siria. Yemen ...

“Cuando ahora se ven las ‘primaveras árabes’, uno se dice que Ben Laden ha fracasado por completo. Ningún joven que se manifiesta tiene un retrato de Ben Laden. Esos jóvenes demuestran con A + B que el único medio de derrotar a las dictaduras son los medios democráticos, no el terrorismo”, anota Xavier Colin.

Por allá se está dando una evolución de las mentalidades. ¿quizá muy pronto aquí también? “Esta primavera árabe es muy importante porque demuestra que esos países musulmanes no son sinónimo de ‘Al-Qaeda’ o de ‘dictadura’, sino que hay una tercera vía con una población que sueña con tener más democracia y fortaleza económica”, constata Daniele Ganser.

“Ben Laden muerto por Bouazizi”, titular que tuvo un gran éxito en la web cuando el pasado 2 de mayo, las tropas estadounidenses abatieron a Osama ben Laden en Abbottabad, Pakistán ...

RTS y 11 de septiembre

TSR y la RTS proponen diversas emisiones en directo desde Nueva York. Entre ellas, una edición especial de ‘Geopolitis’ (à 12:15 hrs).

Fin del recuadro

Suiza y seguridad

Medidas. Suiza no vive en un estado de emergencia. Sin embargo, los cambios también le han llegado: pasaporte biométrico, transferencia de datos de pasajeros de compañías aéreas a las autoridades de EE.UU. ... “Si las medidas son eficaces, no hay problema, pero no estoy seguro de que se pueda citar el caso de un solo terrorista detenido en un aeropuerto a causa de su pasaporte”, dice Xavier Colin.

Ministerio Público. Pero los vínculos entre Suiza y el terrorismo van un poco más allá.  Un poco a través de la labor del Ministerio Público  - “Cada caso anunciado como relacionado con el terrorismo se ha desinflado ante el tribunal”, señala Colin Xavier - sino a través de los servicios de inteligencia.

Servicios. Así, la obligación de registrarse para los propietarios de teléfonos con tarjetas de prepago no es una medida anodina. Incluso el caso conocido como chips de Swisscom, “Se comienza a saber ahora cómo fueron los suizos los que descubrieron esos sistemas y colaboraron primero con los servicios británicos, luego con los estadounidenses, en la búsqueda de terroristas como Khalid Sheikh Mohammed, por ejemplo”, dice Xavier Colin.

Fin del recuadro

Jacques F. Baud

Jacques F.  Baud es actualmente Jefe de ‘Política y Doctrina’ del Departamento de  Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, para el que efectuó diversas misiones en el terreno. Coronel del ejército suizo, trabajó para los servicios de inteligencia helvéticos de 1983 a 1990 y ha firmado diversos libros sobre el mundo de la inteligencia y el terrorismo.

Fin del recuadro

Xavier Colin

Actualmente, productor del programa ‘Geopolitis’, Xavier Colin ingresó a la televisión suiza en 1987. Fue cronista jurídico, corresponsal, reportero, jefe de edición, jefe de la sección internacional. Anteriormente, trabajó durante 13 años para la radio francesa Europe 1.

Fin del recuadro

Daniel Ganser

Doctor en Historia y especialista en Investigaciones sobre la Paz (‘Peace Research’), enseñó en la Universidad de Basilea. Publicó en particular una obra intitulada ‘Los ejércitos secretos de la OTAN’ (en de las redes ‘stay-behind’).

Fin del recuadro


Traducción, Marcela Águila Rubín , swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×