Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La prensa suiza consternada por la tragedia en Noruega



En Norvège, l'heure est au recueillement.

En Norvège, l'heure est au recueillement.

(Keystone)

La prensa suiza, en su edición de este lunes, se manifiesta afligida por la matanza perpetrada el pasado viernes en Noruega. Pero más allá de la consternación, constata que, a fuerza de focalizarse en el terrorismo islámico, apenas se prestó atención a que podía haber un enemigo ‘en casa’ imprevisible.

Los diarios suizos consagran grandes titulares a la matanza. Una mayoría de los reportajes habla del dolor y el recogimiento del pueblo noruego tras esta tragedia. Tanto en los titulares como en los comentarios predomina una constatación: tras esta matanza, los noruegos han “perdido su inocencia” y quedarán marcados durante muchos años.

Las fotos en portada van en ese mismo sentido. La mayoría de los periódicos hace hincapié en la consternación y el trauma publicando imágenes que muestran escenas de recogimiento, avalanchas de flores o gente que llora desconsolada.

Enemigo 'en casa'

Los análisis de los periodistas destacan, en primer lugar, que desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, los países occidentales centraron quizás demasiado su atención en el terrorismo islámico y olvidaron al “enemigo interno”, afirma por ejemplo el Neue Zürcher Zeitung.

 

“En las primeras reacciones, muchos consideraron que el ataque con bomba del viernes como una represalia por la participación de Noruega en conflictos internacionales. Por el contrario, no estábamos preparados para un terrorismo rubio, de ojos azules criado en el propio país”, destaca el rotativo de Zúrich.

“Así, durante las horas posteriores al doble atentado, los temores se centraron en una eventual pista islamista. Aunque descartada, ésta habría parecido menos incomprensible que el acto de un ‘Terminator’ con mirada de ángel”, señala La Liberté, de Friburgo.

“¿Europa ha descuidado el extremismo de derecha?”, se pregunta a su vez la Tribune de Genève.

Difícil de prever

En el caso de Noruega, el terrorista -que se declara cristiano fundamentalista-, tenía como objetivo precisamente denunciar la islamización de Europa.

En un comentario publicado por el Giornale del Popolo, del Tesino, el obispo de Lugano manifiesta su consternación por esa etiqueta: "¿Pero de qué cristianismo estamos hablando? Si hay un "fundamentalismo cristiano" es el de la Madre Teresa de Calcuta, Juan Pablo II y muchos otros que se identificaban con la figura del Fundador del cristianismo."

De todos modos, sea cual fuere la motivación del asesino, el hecho es que este tipo de actos es difícil de prever. "Lo que impacta más es ciertamente su fría determinación. Este hombre de 32 años de edad logró desviar la atención de familiares y vecinos, antes de lograr sus fines", escribió el diario Le Matin, de Lausana.

"Como en Estados Unidos, en Suiza (Zug masacre en 2001), Francia (asesinatos en Nanterre) o en Finlandia (matanza en una escuela preparatoria), el sistema democrático parece totalmente impotente para detectar señales de alerta de este tipo de operación aislada pero larga y minuciosamente preparada”, añade La Liberté.

Para los comentaristas, este tipo de terrorismo doméstico es más difícil de detectar cuanto que actúa solo. El Berner Zeitung esboza un retrato robot: "La nueva amenaza crece en su propio campo. Está entre nosotros. El autor se percibe a sí mismo como el creador omnipotente de su propia sociedad cerrada. Es un insular. Está en guerra contra el mundo ".

Suiza "en la mira"

Diversos periódicos destacan que el autor de la matanza en Noruega también veía a Suiza como un país multicultural. "Tenía a Suiza en la mira”, escribe el cotidiano en lengua alemana, Blick.

Se informó también que el terrorista incluyó a Suiza como cuarto país con una política laxa en materia de inmigración, después de Noruega, Suecia y Alemania, y que había identificado a 498 políticos suizos culpable, según él de "traición".

Primera audición este lunes

El presunto autor de los atentados en Noruega comparece este lunes por primera vez ante un tribunal en Oslo que decidirá sobre su detención provisoria.

La audición está prevista a las 13 horas. El hombre ha reconocido los hechos, pero no su responsabilidad. Durante los interrogatorios ha insistido que actuó en solitario.

El presunto autor quiere una audición pública y comparecer en uniforme, según declaraciones de su abogado. Según la prensa, la policía solicitará una audición a puerta cerrada. Será el juez quien determine si la audición será pública o no.

El hombre ha declarado que planeaba la matanza que costó la vida a 93 personas dese 2009. El autor fabricó una bomba que explotó en las inmediaciones de la oficina del primer ministro noruego, en pleno centro de Oslo, causando siete muertos.

Posteriormente, se trasladó a la pequeña isla de Utoeya, al norte de Oslo, donde procedió a matar sistemáticamente a 86 adolescentes en un acampamento. Al llegar la policía se entregó, más de una hora después del tiroteo.

Fuente: ATS

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×