Eventos masivos, pero bajo estrictas condiciones

En salas cerradas como en estadios al aire libre, solamente se podrán ocupar dos tercios de los asientos como máximo. Keystone/Peter Schneider

Desde el 1 de octubre de 2020, se podrán celebrar nuevamente eventos de más de 1 000 personas, previa autorización cantonal y bajo un plan de protección y de estrictas directrices, ratificaron este miércoles las autoridades suizas.

Este contenido fue publicado el 02 septiembre 2020 - 17:12
swissinfo.ch/urs

Por ejemplo, será obligatorio estar sentado, con raras excepciones, y el flujo de personas tendrá que ser claramente dirigido. Además, el uso de mascarillas protectoras será obligatorio durante los partidos de la liga nacional de hockey y futbol, donde el número de espectadores será limitado. Los cantones podrán retirar su autorización si la situación epidemiológica se deteriora.

La prohibición de las manifestaciones en las que participaban más de 1 000 personas, una de las medidas más importantes para proteger a la población del nuevo coronavirus, fue decidida el 28 de febrero de 2020 y prorrogada varias veces, lo que contribuyó, junto con otras medidas, a reducir significativamente el número de contagios, señaló el Gobierno suizo en un comunicado.

Recordó que el mejoramiento de la situación epidemiológica condujo a relajar gradualmente las medidas a partir del 27 de abril de 2020.

Desde el 6 de junio volvieron a permitirse los eventos de hasta 300 personas, y desde el 22 del mismo mes, de hasta 1 000.

El Gobierno suizo precisó que la prohibición de manifestaciones con más de 1 000 visitantes o personas involucradas se levantará cuidadosamente el 1 de octubre de 2020, bajo condiciones estrictas.

Los eventos deportivos y culturales, los congresos y todos los demás eventos en interior o exterior requerirán un plan de protección y una autorización cantonal.

Estrictos criterios de autorización

Para la autorización de un evento con más de un millar de participantes, la situación epidemiológica en el cantón o la región donde se va a producir el evento debe ser favorable, puntualizaron las autoridades.

Además, el cantón en cuestión debe tener la capacidad de rastrear los contactos. Los espectadores deben estar sentados y solamente de manera excepcional, los cantones podrán permitir que el público se ponga de pie en eventos al aire libre como las carreras de esquí o de bicicleta, así como en las fiestas populares al aire libre.

El organizador debe proporcionar al cantón un análisis de riesgos y un plan de protección adecuado. En particular, debe regular el flujo de personas, decidir si el uso de mascarillas será obligatorio, si deberán quedar asientos libres, o describir cómo se asegurará de que los datos personas proporcionados son correctos.

Futbol y hockey

El comunicado especifica que los partidos de campeonato de las ligas nacionales de hockey profesional y de futbol deben ser evaluados y autorizados de manera uniforme en toda Suiza. Por lo tanto, sus respectivos planes de protección serán más detallados que los de otros grandes eventos. El público tendrá que permanecer sentado, y las mascarillas serán obligatorias. En salas cerradas como en estadios al aire libre, solamente se pueden ocupar dos tercios de los asientos como máximo.

No habrá cuotas para los hinchas del club de visita. La restauración solamente tendrá lugar en los asientos. En cuanto a la venta y el consumo de alcohol, deberán limitarse para que los espectadores puedan respetar el plan de protección. El organizador también tendrá que comprobar que los espectadores cumplan con las medidas, y las infracciones deberán ser sancionadas.

Permisos cantonales

La responsabilidad de autorizar los eventos recae en los cantones. Si la situación epidemiológica se deteriora considerablemente, un cantón puede retirar una autorización o decidir restricciones adicionales, por ejemplo, reducir el número de personas autorizadas o imponer mascarillas en todo caso. Lo mismo se aplica si el cantón en cuestión no es capaz de adaptar rápidamente sus capacidades de rastreo de contactos en caso de un rápido deterioro de la situación epidemiológica.

Asimismo, subrayó el Gobierno que, si se retira una autorización, el organizador no tendrá derecho legal a una compensación por parte de las autoridades.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo