Navigation

Skiplink navigation

¿Un apellido extranjero es un hándicap electoral?

En la mayoría de los cantones suizos, los ciudadanos pueden tachar candidatos en las listas de los partidos. Pero esta práctica tiene sus inconvenientes. Keystone

En Suiza se pueden tachar nombres en las listas electorales de los partidos. Un estudio revela que este sistema de listas abiertas puede ser discriminatorio. Penaliza, por ejemplo, a los candidatos cuyo apellido denota que no son nativos.

Este contenido fue publicado el 29 marzo 2018 - 10:00

Alrededor del 12,5% del censo electoral en Suiza son personas de origen extranjero. Sin embargo, este grupo de la población está infrarrepresentado en los diferentes órganos legislativos y ejecutivos del país.

Una razón se debe al sistema proporcional de listas abiertas que rige en la mayoría de los cantones para las elecciones nacionales, cantonales y municipales (comunales). Este sistema permite a los ciudadanos indicar sus preferencias positivas, pero también sus preferencias negativas; o sea, marcar sus favoritos y descartar los candidatos que menos les gustan en las listas de los partidos.

Estudio minucioso

Nenad Stojanovic y Lea Portmann han analizado cerca de 45 000 papeletas que fueron modificadas por los votantes en las elecciones municipales de 2014 en seis localidades: Zúrich, Winterthur, Adliswil, Bülach, Dietikon y Wädenswil. En total eran 90 listas electorales, con 1 633 candidati. Cerca del 13% de ellos tenían un apellido de origen extranjero.

End of insertion

Un estudio sobre las elecciones municipales de 2014 en el cantón de Zúrich revela que existe efectivamente una discriminación. Los autores han analizado las papeletas de voto emitidas en seis localidades del cantón y llegan a la siguiente conclusión: “Teniendo en cuenta todos los demás parámetros posibles”, observamos que los candidatos con un apellido de origen extranjero “caen, en promedio, 1,4 posiciones en las listas respecto a los candidatos con un apellido suizo”, explica Nenad Stojanovic, profesor de Ciencia Política en la Universidad de Lucerna y coautor (con su asistente Lea Portmann) del estudio.

La desclasificación “no es enorme”, pero sí “suficiente a veces para que un candidato pierda unas elecciones”, puntualiza el politólogo. Sin duda, el estudio dará mucho que hablar en el marco de la petición que ha lanzado el movimiento ‘Migrantes electos y electas – una voz para todos’. La petición pide a los partidos políticos y a los votantes que adopten medidas para promover “la participación y la integración de políticos que no son suizos de origen”.

Nuevos estudios

Nenad Stojanovic y Lea Portmann trabajan actualmente en un estudio similar sobre las elecciones legislativas federales de 2015. “Nos gustaría saber, por ejemplo, si hay diferencias entre las zonas urbanas y rurales, o entre las regiones lingüísticas”, afirma el profesor de la Universidad de Lucerna. “Y vamos por buen camino”, agrega, ya que los resultados estarán previsiblemente disponibles para las elecciones federales de 2019.

En los comicios municipales de 2014 en el cantón de Zúrich no se observó una discriminación por género a la hora de eliminar candidatos de las listas, pero esto no significa que no haya ocurrido en otros cantones. Para averiguarlo se necesitan una investigación más minuciosa, señalan los expertos.

Lo cierto es que el sistema electoral que permite tachar nombres de las listas favorece los comportamientos discriminatorios hacia varios grupos de la población.

El estudio de Zúrich, por ejemplo, revela que los candidatos sin cualificación profesional suelen ser tachados mucho más a menudo que aquellos con profesiones prestigiosas.

Baja representación federal

El estudio de Nenad Stojanovic y Lea Portmann refleja que entre 1940 y 2015, la proporción de miembros en Parlamento nacional cuyos apellidos denotan que no son suizos de origen era del 5,5% en el Consejo Nacional (cámara baja) y del 6,5% en el Consejo de los Estados (cámara alta).

De hecho, es bastante significativo que el nuevo jefe de la diplomacia suiza, Ignazio Cassis, nombrado en noviembre pasado, sea el primer miembro del Gobierno federal nacionalizado suizo.

End of insertion


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo