Navigation

Skiplink navigation

¿Son cada vez más patriotas los suizos?

En Suiza, prácticamente no existe un sentimiento europeo, según revela el nuevo Eurobarómetro. Keystone/Martin Ruetschi

Suiza recibe hoy la visita del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. El país no es miembro de la Unión Europea y prácticamente no existe un sentimiento europeo entre su población, según Lukas Golder, politólogo y codirector del instituto Gfs-Bern.

Este contenido fue publicado el 23 noviembre 2017 - 09:00
Fritz Reimann

SRF News: ¿Son cada vez más patriotas los suizos?

Lukas Golder: Sí, estamos observando una tendencia real hacia la helveticidad. Aquí está creciendo el orgullo de pertenecer a tu país, el sentimiento de identidad como suizo o suiza. Es un fenómeno nuevo. El municipio, sobre todo, está perdiendo poder integrador, mientras que no se observa un crecimiento de la identidad europea en ninguna parte.

SRF News: ¿Por qué se sienten los suizos cada vez más suizos?

L.G.: En última instancia se puede decir que la globalización ha cambiado también a Suiza en su comprensión de sí misma. Estas nuevas estructuras, con organizaciones supranacionales como la Unión Europea, siempre han padecido crisis. En las últimas décadas estos cambios han desencadenado grandes movimientos migratorios y aquí hemos pensado mucho en nosotros mismos.

Nos hemos dado cuenta de que con mucha frecuencia Suiza ha salido airosa y ha podido evitar esas crisis. No se ha visto tan afectada y ofrece un conjunto propio de factores de éxito, tanto desde el punto de vista político como económico. Podemos absorber crisis y podemos tener éxito económico aún en tiempos de crisis.

SRF News: Prácticamente no existe un sentimiento europeo. ¿Por qué es así?

L.G.: “Europa” simboliza esas organizaciones supranacionales con sus enormes desafíos. Incluso, en los últimos doce meses, en los que la UE ha conseguido un fuerte crecimiento económico, se sigue pensando en Suiza que a la Unión Europea no le va tan bien. Hay grandes desafíos que siempre llevan a la UE a nuevas crisis, como Grecia o la moneda. Aquí se tiene la sensación de que la ruta independiente, el camino neutral, es la vía del éxito y que la UE en su forma actual no es una solución para Suiza.

SRF News: ¿Qué consecuencias puede tener ese sentimiento negativo hacia Europa para la política exterior suiza?

L.G.: Las ciudadanas y ciudadanos suizos quieren un enfoque económico pragmático. Es decir, que las ventajas para Suiza deben figurar en primer plano. Aquí se tiene la sensación de que la vía bilateral es la fórmula correcta. En el marco del debate sobre la puesta en práctica de la iniciativa contra la inmigración masiva quedó patente la preferencia de que, de alguna manera, teníamos que seguir manteniendo el camino bilateral.  Esta vía sigue siendo la más deseada. Aunque ahora no es tan popular como lo era hace un año.

Esta entrevista se publicó originalmente en el portal SRF News.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo