Navigation

Skiplink navigation

Los suizos aceptan que los espíen

Para sus detractores, la modificación de la ley sobre los seguros sociales crea un clima de sospecha generalizada hacia los asegurados. Keystone / Urs Flueeler


Este contenido fue publicado el 25 noviembre 2018 - 13:56

Los electores suizos aceptaron una iniciativa que otorga a las aseguradoras sociales la base legal necesaria para contratar a detectives privados encargados de vigilar a los asegurados sospechosos de percibir indebidamente prestaciones del seguro.

“El resultado de la votación (más del 64% a favor de la propuesta) demuestra que la mayoría de los ciudadanos confía en su sistema de seguridad social y que quiere preservarlo”, declaró Benjamin Roduit, diputado del Partido Demócrata Cristiano (PDC) y miembro de la comisión por el SI a la iniciativa.

En el campo contrario, la diputada socialista Priska Birrer-Heimo advirtió que “ahora debemos garantizar la protección de la esfera privada de las personas que no tienen nada que reprocharse”.

Respaldada por el Gobierno y la mayoría del Parlamento, la revisión de la ley sobre los seguros sociales establece que la vigilancia solamente puede llevarse a cabo cuando haya indicios concretos de un abuso y las sospechas no se puedan verificar con otros medios. 

Según los partidarios, la normativa propuesta constituye un instrumento útil para evitar abusos en las prestaciones sociales. Para los detractores constituye una injerencia inadmisible en la esfera privada de los ciudadanos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo