Navigation

Skiplink navigation

La responsabilidad de las empresas suizas en el extranjero se decide en las urnas

“Si ignoramos los derechos humanos por competitividad, hemos perdido toda dignidad”

El comité de la iniciativa ‘empresas responsables’ eligió mostrar a una niña frente a la mina de Cerro de Pasco en Perú, propiedad de Glencore, con el siguiente texto: “Agua potable contaminada. Niño envenenado. initiative-multinationales.ch

Dick Marty milita en favor de la iniciativa por empresas responsables que será sometida a votación popular el 29 de noviembre. El exsenador busca que las empresas suizas que violan derechos humanos y normas ambientales en el extranjero rindan cuentas.

Este contenido fue publicado el 11 noviembre 2020 - 11:03

El 29 de noviembre, el pueblo suizo se pronuncia sobre la ‘Iniciativa para empresas responsables’. El texto propone añadir un artículo a la Constitución para garantizar que las firmas con sede en Suiza y las empresas que controlan respeten también los derechos humanos y las normas ambientales en el extranjero.

El Parlamento elaboró un contraproyecto indirecto, que entrará en vigor si la iniciativa es rechazada. El proyecto prevé la obligación de informar sobre cuestiones ambientales, de derechos humanos y de corrupción. También impone deberes de diligencia en el ámbito del trabajo infantil y de los minerales extraídos en zonas de conflicto. Sin embargo, no prevé nuevas reglas en lo que concierne a la responsabilidad de las empresas.

Enlaces útiles:

Informaciones oficiales

Document0s de la Confederación sobre la votación

Texto completo de la iniciativa

Texto completo  del contraproyecto indirecto

Dosier del Ministerio de Justicia con compacaciones entre la iniciativa y el contraproyecto 

Partidarios de la iniciativa

Comité de la iniciativa por multinacionales esponsables

Comité burgués por multinacionales responsables

Opositores de la iniciativa

Comité contra la iniciativa de responsabilidad de las empresas

Comité económico «NO à la iniciativa de multinacionales»

End of insertion

Dick Marty es copresidente del comité de la iniciativa y exsenador liberal-radical. Explica por qué milita para que las empresas que operan en Suiza tengan una mayor responsabilidad.

swissinfo.ch: ¿Las empresas suizas causan muchos perjuicios al medio ambiente y a los derechos humanos en el mundo?

Dick Marty: La gran mayoría de las empresas suizas se comportan de manera completamente correcta, y solamente una pequeña minoría es objeto de escándalos. Pero esta minoría tiene una actitud que perjudica a la población y al medio ambiente en los lugares en que opera, así como a la imagen de Suiza y su economía. No somos los únicos con empresas problemáticas; hay procesos en curso en Gran Bretaña, Canadá, los Países Bajos y Francia. Pero Suiza es uno de los países del mundo con mayor concentración de sedes de multinacionales.

Dick Marty fue fiscal del cantón del Tesino y senador federal por el Partido Liberal Radical. Obtuvo notoriedad internacional por sus investigaciones sobre las prisiones secretas de la CIA y la denuncia del tráfico de órganos en Kosovo. Keystone / Lukas Lehmann

swissinfo: ¿Tiene dos ejemplos de daños causados por empresas suizas?

D.M.: Glencore crea problemas en diferentes países. En Colombia, posee una de las mayores minas de carbón a cielo abierto del mundo, causa importantes daños ambientales y desplaza pueblos sin miramientos. También está Syngenta, que vende productos prohibidos en nuestro país porque se consideran altamente cancerígenos.

swissinfo.ch: ¿Cómo lograría su iniciativa una real diferencia sobre el terreno?

"Los que sufren daños de las empresas multinacionales no tienen acceso a la justicia, porque en su país no funciona o es corrupto"

End of insertion

D.M.: He tenido el privilegio de visitar muchos países y me ha consternado que los que tienen más riqueza en su subsuelo son en realidad los que tienen las poblaciones más miserables, las sociedades más violentas y donde los ciudadanos casi no tienen protección de sus gobiernos. Esa riqueza se transfiere a Occidente y el pueblo no obtiene nada de ella. Sobre todo, los que sufren daños de las empresas multinacionales no tienen acceso a la justicia, porque no funciona o es corrupta.

Dos sentencias recientes del Tribunal Supremo británico coinciden exactamente con nuestra iniciativa: como los ciudadanos de Zambia no tienen acceso a la justicia de su país, está justificado que puedan demandar por daños y perjuicios a la empresa en Gran Bretaña, donde se encuentra la sede.

Se trata de una causa civil, por lo que el Estado suizo no intervendría. Sería un caso entre un ciudadano que ha sufrido daños en cualquier parte del mundo y la empresa con sede en Suiza. Las denuncias solamente podían referirse a violaciones de los derechos humanos o de las normas internacionalmente reconocidas de protección del medio ambiente.

swissinfo.ch: Si la iniciativa es aceptada, ¿las reglas que entrarán en vigor en Suiza serán mucho más estrictas que en otros países?

D.M.: Son principios que se imponen un poco por todas partes: La Unión Europea trabaja actualmente en un texto de este tipo, Gran Bretaña acaba de tomar dos decisiones al respecto, Alemania elabora un proyecto muy similar al nuestro y Francia ya tiene una ley en vigor.

swissinfo.ch: Si las reglas en Suiza se vuelven más estrictas, ¿no se arriesgarán las empresas a perder su competitividad internacional?

D.M.: Si la competitividad se logra ignorando los derechos humanos, ignorando las leyes fundamentales de protección del medio ambiente, eso significa que en este país realmente hemos perdido toda dignidad.

swissinfo.ch: ¿Habrá costos adicionales o papeleo para las empresas suizas?

D.M.: No, no tendrán que hacer nada especial. La iniciativa solamente pide que las empresas que violan los derechos humanos y las normas ambientales rindan cuentas ante un tribunal suizo, con todas las garantías de la justicia suiza.

"El contraproyecto no proporciona a la parte perjudicada que sufre el daño ninguna posibilidad de hacer valer sus derechos"

End of insertion

El procedimiento de responsabilidad civil establece que la víctima es la que tiene que probar el daño, le corresponde solicitar dictámenes periciales y pagarlos, le corresponde probar que la empresa ha cometido negligencia, probar el vínculo causal adecuado entre el daño sufrido y esta negligencia y probar que la empresa que ha cometido el daño está controlada por la sociedad matriz en Suiza. Los tribunales civiles suizos exigen que los pagos de los procedimientos sean anticipados por la parte perjudicada, lo cual es muy costoso. Solamente los casos más flagrantes podrán contar con el apoyo de ONG o de las organizaciones de abogados, por lo que habrá pocos procedimientos.

swissinfo.ch: ¿Por qué cree que el contraproyecto indirecto del Parlamento no va lo suficientemente lejos?

D.M.: Porque no proporciona a la parte perjudicada que sufre el daño ninguna posibilidad de hacer valer sus derechos. Es una impunidad total, mientras que la convivencia requiere que cada uno responda por sus propios actos.

swissinfo.ch: ¿Considera que la imagen de Suiza está en juego?

D.M.: La política suiza parece ser incapaz de ver los problemas que se avecinan. Tenemos el ejemplo del lavado de dinero, los activos no reclamados, Swissair, UBS y el secreto bancario. Apoyamos el régimen de apartheid en Sudáfrica hasta el final. Sin embargo, había señales muy claras de que la crisis se avecinaba, pero nunca reaccionamos a tiempo y la imagen de Suiza quedó muy dañada. Por eso estoy indignado.

La ONU, la OCDE y el Comité de Ministros del Consejo de Europa ya están pidiendo a los Estados que tomen medidas legislativas para establecer la responsabilidad de las empresas multinacionales dondequiera que operen. Una economía, si quiere ser sostenible, no puede tener como único objetivo el beneficio. Martin Luther King nos recordó que "una injusticia cometida en cualquier parte del mundo es una amenaza para todos nosotros".

Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Compartir este artículo