Navigation

Presentan en Berlín 'La Máscara de Ana'

Alain Claude Sulzer presentó en Berlín 'La Máscara de Ana'. Keystone

La obra, del escritor helvético Alain Claude Sulzer, narra la tragedia de Anna Sutter.

Este contenido fue publicado el 04 junio 2003 - 16:12

La cantante suiza de ópera fue víctima de un crimen pasional en 1910 en Stuttgart (suroeste de Alemania).

Sulzer, autor de varias novelas, entre ellas 'Los hermanos siameses', basada también en hechos reales, presentó su libro 'La Máscara de Ana' este martes (03.06) en Berlín.

El escritor, quien acaba de cumplir una estancia de tres meses como becario en la Residencia para Artistas del Castillo de Wiepersdorf (Brandeburgo), dijo a swissinfo que en estos momentos prepara una nueva novela.

"Se trata de una obra en la que estoy trabajando todavía y que abordará aspectos de la sociedad suiza en la década de 1960", dijo Sulzer sin abundar en mayores detalles.

"Dí con el tema de Ana Sutter cuando ví la máscara mortuoria en un museo de Stuttgart y comencé a investigar sobre su vida", dijo el escritor, nacido en 1953 y con residencia actual en Basilea y Vieux-Ferrette (Francia).

Un talento poco común

La protagonista de su más reciente novela, una mezzosoprano nacida en Wil (cantón Schwyz) en 1871, en el seno de una familia de músicos, poseía un talento y versatilidad poco comunes.

Tras severos años de formación, incluso en la Escuela de Música de Munich, consiguió a comienzos del 1900 una plaza de cantante en el Teatro Real de Opera de la Corte de Württemberg, en Stuttgart.

Desde entonces llevaba una vida de excesivos lujos, por los que llegó a pasar ciertas dificultades financieras que finalmente la dirección del teatro trató de solucionar comprometiéndola con un contrato a largo plazo.

El director musical suizo Aloys Obrist, hijo de una noble escocesa y un médico helvético, había nacido en 1867 en San Remo (Italia) y fue uno de los tantos amantes que tuvo en su vida la cantante, quien en algún momento había presentido que tendría un trágico fin, como el de Carmen la protagonista de la célebre ópera de Georges Bizet. El debut de Sutter en ese papel fue dirigido por Obrist precisamente.

De Carmen a Ana

Lo que nunca imaginó la cantante fue que el director musical, el hombre que se había arrojado a sus pies y colmaba sus más mínimos deseos, habría de asumir algún día en la vida real el papel de Don José, el celoso guardia civil que acabó con la vida de Carmen, la bellísima y fatal gitana que trabajaba en la fábrica de habanos de Sevilla, como relata la ópera con libreto del francés Prosper Merimée.

El crimen ocurrió el 29 de junio de 1910, cerca de las 11 horas y 15 minutos, anota puntillosamente Sulzer en su relato. Además de la máscara mortuoria, cuya copia podía adquirirse inscribiéndose previamente en una lista, sus admiradores compraban todo tipo de recuerdos de la célebre cantante.

Pero faltaba la reproducción de su famosa voz. Esta, registrada en una ocasión con aquellos primeros equipos fonográficos de la época, fue integrada meses después de su muerte en un concierto para grabar un disco con famosos músicos, entre ellos el celebérrimo tenor italiano Enrico Caruso, que pronto podrían oír sus fieles seguidores.

"Lo que más me ha llamado la atención de todo esto es que, si bien en Stuttgart la historia era ampliamente conocida, nunca se escribió un libro sobre el tema y ahora, 90 años después de ocurridos aquellos hechos, me topé en mi búsqueda por los archivos con un musicólogo que planeaba realizar un exhaustivo y apasionado estudio sobre la cantante", dijo Sulzer al término de la presentación.

swissinfo, Juan Carlos Tellechea, Berlín.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.