Navigation

Primera Comunidad de Paz en Colombia

Instalación del caserío de San Josecito. Earthling Productions

Del devenir de la comunidad de San José de Apartadó en la región de Urabá, Colombia, trata la cinta 'Hasta la ultima piedra' del productor Juan José Lozano.

Este contenido fue publicado el 24 julio 2006 - 21:24

A continuación presentamos una cronología de los hechos registrados en esa comunidad neutral. Los datos fueron extraídos del propio documental.

San José de Apartadó se encuentra en la región de Urabá, Colombia.

A mediados de los años 90, los grupos paramilitares de extrema derecha y el ejército nacional, entran a disputarle a la guerrilla de las FARC el control de la región.

Los actores armados convierten a los campesinos de la zona en peones del ajedrez de la guerra. Los métodos de terror de imponen: asesinatos selectivos, masacres, torturas, quema de cosechas, desplazamientos forzados...

Para resistir los efectos de la guerra, campesinos de las diferentes veredas del corregimiento de San José de Apartadó declaran su neutralidad en 1997 conformando una Comunidad de Paz.

El 21 de febrero del 2005, el líder de la comunidad Luis Eduardo Guerra, es asesinado a garrotazos junto a su compañera y su hijo.

El mismo día, otra familia de la comunidad es también masacrada y sus cuerpos despedazados a machete. Entre las víctimas, tres niños de 18 meses, 6 y 11 años.

En marzo del 2005, se celebra en Ginebra una sesión de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Wilson David, concejil de San José de Apartadó, denuncia ante ese foro la masacre y una persecución sistemática contra los miembros de es Comunidad de Paz, quienes reclaman neutralidad a los grupos armados.

Suiza manifiesta su preocupación por las informaciones de homicidios y ataques y pide al gobierno de Colombia garantías para la realización de una investigación exhaustiva e independientes. La Unión Europea condena la masacre.

Semanas después de la matanza el presidente de la República de Colombia se pronuncia sobre los hechos. No hay palabras de condolencia para las víctimas. No hay condena ni rechazo frente a ese crimen.

El presidente Álvaro Uribe dice entonces sobre San José de Apartadó: "Hay gente buena, pero algunos de sus líderes, patrocinadores y defensores, están seriamente señalados por personas que han residido ahí, de auxiliar a las FARC y de querer utilizar a la comunidad para proteger a esta organización terrorista".

En ese clima de acusaciones, el presidente anuncia la instalación del puesto de policía en San José. Rechazando los principios de neutralidad, el Gobierno instala un puesto de policía en el caserío de San José, a comienzos del 2005.

Con la llegada de los uniformados, los campesinos abandonan el pueblo y se instalan en una finca de la comunidad donde comienzan la construcción de un nuevo caserío.

Desde la creación de la Comunidad de Paz, que hoy reúne a casi 1.500 campesinos, 165 de ellos han sido asesinados.

De una veintena de estos crímenes, la comunidad acusa a la guerrilla de las FARC; del resto señala como culpables a los grupos paramilitares y al Ejército Nacional.

En el caso de San José de Apartadó, está suficientemente documentado el hecho de que el Ejército, durante estos 8 años (momento de la filmación, junio del 2005) ha cometido un sinnúmero de violaciones a los derechos humanos, que han permitido el accionar de los paramilitares.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó investigar y superar la situación de impunidad. Se han adelantado 33 investigaciones penales y sólo una instrucción penal, otras están suspendidas y la mayoría archivadas.

La filmación de 'Hasta la última piedra' tuvo lugar en junio del 2005. Desde entonces han sido asesinadas otras tres personas, incluida una jovencita de 17 años.

Contexto

'Hasta la ultima piedra' es una coproducción suizo-colombiana de earthing productions.

La versión original del documental, de 58 minutos, es en español. Los subtítulos, en francés, inglés, alemán, italiano, noruego y portugués.

Realizador, Juan José Lozano. Productores, Juan José Lozano y Damián Moineaux. Periodista, Anouk Henry. Imágenes, Sergio Mejía. Sonido, Carlos Ibáñez. Montaje, Ana Acosta. Música, Arturo Corrales.

Apoyo de Ciudad y Cantón de Ginebra, Fondos Regio Films, Sección Suiza de las Brigadas Internacionales para la Paz, Consejo Noruego para los Refugiados, Programa Suizo Para la Promoción de la Paz en Colombia, Caritas Suiza, Acción de Cuaresma, Ayuda Protestante Suiza (EPER).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.