Reconstrucción de El Salvador

En la comunidad salvadoreña de Santa Tecla, operaciones de fumigación. Keystone

1.650 muertos, 195.000 casas destruidas y 1.050.000 damnificados, una sexta parte de la población, es el balance humano y material del desastroso terremoto del 13 de enero pasado en El Salvador.

Este contenido fue publicado el 06 febrero 2001 - 12:00

Al producirse en pleno día, el temblor evitó un mayor número de pérdidas humanas. Sin embargo de las 1.650 víctimas, 1.210 perecieron en el barrio Las Colinas en Santa Tecla, en las afueras de la capital, sepultado por un derrumbe de la Cordillera del Bálsamo, un lugar que jamás las autoridades habrían tenido que urbanizar.

Suiza intervino con una ayuda inmediata a través de una acción coordinada entre la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, (Cosude); la Cruz Roja Suiza y la Ayuda Obrera Suiza, ya presentes en El Salvador con sus proyectos.

"Nuestra intervención de emergencia ofreció enseguida medio millón de francos suizos", comentó a swissinfo Gilbert Bieler, responsable de Cosude en el país, mientras visitábamos la montañosa zona de Santiago de María, departamento oriental de Usulután. Allí se realizó la distribución de 3.000 colchones, 5.500 frazadas, 34 toneladas de alimentos, 7.000 láminas de zinc y centenares de rollos de plástico para levantar refugios de fortuna para los damnificados.

Anita Escher, de Ayuda Obrera Suiza, nos condujo a la población de Armenia, departamento de Sonsonate, al Occidente, que quedó casi completamente arrasada por el sismo.

Su organización apoya desde hace tiempo la ONG salvadoreña "Ana Mélida Montes", que promueve la participación femenina en el quehacer municipal.

"Las experiencias de estas mujeres -enfatiza Anita - se están revelando preciosas en circunstancias tan difíciles, porque aquí las mujeres llevan el peso mayor de las desventuras y también son las primeras en reaccionar, arrastrando con su empuje a la entera comunidad".

La temporada de las lluvias es inminente. Hay que pensar en la reconstrucción. Beat Schmid, de la Cruz Roja Suiza, acaba de presentar a la Cadena de la Solidaridad de Suiza un proyecto, solicitando ayuda para la construcción habitacional en 4 comunidades rurales, en el área central de Tecoluca.

En esta zona, ya duramente golpeada hace dos años por el huracán Mitch, el 95% de las casas de adobe de los campesinos se vino abajo.

"Es fundamental moverse con rapidez -recomienda Beat - para asegurar un techo a esta gente antes de que llueva, pero también para liberarlos del impacto causado por el terremoto, con una señal positiva que los ayude a retomar el futuro en sus propias manos".

Gianni Beretta, El Salvador

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo