Navigation

Repudio a la violencia desde todos los confines

El papa Juan Pablo II en el coro de la condena. Keystone Archive

Los ataques perpetrados este martes contra Estados Unidos suscitaron una corriente internacional de repudio. Desde diversos puntos del planeta y a despecho de credos o tendencias ideológicas, llegaron a Washington mensajes de solidaridad con la ciudadanía de la Unión Americana.

Este contenido fue publicado el 11 septiembre 2001 - 23:39

Entre las primeras reacciones de condena a los ataques, el gobierno talibán -acusado por Washington de dar refugio al saudita Oussa ben Laden, considerado el enemigo número uno de Estados Unidos- calificó los ataques de "acciones terroristas".

"Nunca apoyamos al terrorismo. Nosotros también somos blanco del terrorismo", destacó el portavoz oficial, Abdul Hai Muttmain.

El ministro israelí, Ariel Sharon, declaró que en adelante "no habrá ningún lugar en el mundo en el que los terroristas, sus cómplices y comanditarios podrán encontrar refugio". Advirtió que "el ataque criminal perpetrado contra ciudadanos estadounidenses inocentes representa un hito en la guerra contra el terrorismo mundial".

Por su parte, el presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, manifestó sus condolencias al pueblo estadounidense "Condenamos totalmente esta operación. Estamos completamente consternados. Es increíble, increíble".

El papa Juan Pablo II condenó el ataque. Su portavoz, Joaquim Navarro-Valls, destacó que el máximo jerarca de la Iglesia Católica ha seguido el desarrollo de los acontecimientos y orado por las víctimas. Además envió un telegrama al presidente George Bush para manifestarle su adhesión con el pueblo estadounidense "en estos momentos de sufrimiento".

En un inesperado pronunciamiento, el dirigente libio, Mohama Kadhafi, calificó de "terrible" la ola de atentados. Y afirmó que "a pesar de las diferencias políticas" con Estados Unidos, su gobierno estaba dispuesto a enviar ayuda al pueblo estadounidense.

Los gobiernos de Brasil, Cuba y España, entre muchos otros, manifestaron su rechazo a la violencia terrorista.

El presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi se dijo "horrorizado". "Los europeos estamos al lado de los Estados Unidos" en su condena y resistencia al terrorismo, asentó. A su vez, el comisario europeo de Exteriores, Chris Paten, habló de "horror absoluto".

El primer ministro belga, Guy Verhofstadt, en cuyo país recae la presidencia en turno de la Unión Europea, condenó los atentados "con la más extrema firmeza", lo mismo que el secretario general de la Organización del Tratado para el Atlántico Norte (OTAN), George Robertson.

El presidente Jacques Chirac manifestó su "intensa emoción" . "Francia ha condenado siempre y condena sin reserva el terrorismo", destacó el mandatario para añadir la expresión de su total apoyo a su homólogo estadounidense.

El primer ministro del Hexágono, Lionel Jospin, por su parte, expresó su tristeza por los acontecimientos y convocó a sus principales consejeros, en particular, a aquellos encargados de la diplomacia y la defensa.

Tony Blair, primer ministro británico, se dijo "terriblemente consternado" y denunció "ese terrorismo masivo que se produce en nuestro mundo actual y que es perpetrado por fanáticos completamente indiferentes a la vida humana".

El presidente ruso, Vladimir Poutine, deploró esta "horrible tragedia" y expresó sus condolencias a la nación americana. En ese país las tropas del Ministerio del Interior fueron puestas en estad de alerta.

Por su parte, el mandatario yugoslavo, Vojislav Kostunica, subrayó que "no hay palabras suficientemente fuertes para condenar este tipo de terrorismo internacional". En voz de su canciller, Gerhard Schroeder, Alemania condenó los ataques terroristas. Lo propio hizo el jefe de gobierno español, José María Aznar, el dirigente brasileño, Fernando Cardoso y el gobierno de La Habana.

Los mensajes de rechazo al uso de la violencia y de solidaridad con el pueblo estadounidense se sucedieron desde que se tuvo noticia del atentado y continuaban al paso de las horas.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.