Rumores contra Swatch repercuten en la Bolsa

El líder mundial de la relojería sometido a presión por dos ex empleados. Keystone

Las acciones del Swatch Group sufrieron este viernes en la Bolsa de Zúrich como consecuencia de versiones de prensa sobre una supuesta evasión fiscal.

Este contenido fue publicado el 13 agosto 2004 - 16:45

En un comunicado, el líder mundial de la relojería niega haber violado la ley y acusa a dos ex empleados.

Aunque resulte claro que el grupo suizo no incurrió en nada ilegal, la sola evocación de un escándalo fue suficiente para atemorizar a los inversionistas, de acuerdo con diversos expertos.

El vaivén en la Bolsa respondió a artículos aparecidos en el ‘Wall Street Journal’ (WSJ) Europa y el ‘Financial Times’.


Según el WSJ, dos antiguos empleados del grupo presentaron denuncia en Estados Unidos, alegando que Swatch habría utilizado una filial asiática para evadir impuestos y tasas sobre las importaciones. Y esto, en varios países, incluido Estados Unidos.

Después de una apertura en picada (-10 %), la acción Swatch al portador se recuperaba a mitad de la jornada (-5 %), lo que evidenciaba una reacción excesiva del mercado.

“En el clima actual, la menor noticia se resiente fuertemente (sobre el precio de la acción)”, indica Roland Egger, del Banco cantonal de Zúrich.

Una investigación interna

Concretamente, ambos ex empleados del grupo relojero suizo acusan a éste de evasión fiscal por un monto de 180 millones de dólares mediante una manipulación de los precios a escala interna.

En un comunicado, Swatch niega que sus decisiones en materia de precios hubieran sido dictadas por razones fiscales pero advierte que tomó esas acusaciones "muy en serio".

Consecuencia: la dirección giró la orden de proceder a una investigación interna tan pronto como fue informada sobre la denuncia del 25 de junio. Y, según el grupo, los primeros resultados de las pesquisas señalan que "Swatch Group no violó la ley".

Swatch precisa también que para una empresa es normal estructurar sus actividades de forma tal que pueda pagar menos impuestos.

Una disputa entre ex compañeros

Con respecto a la denuncia, Swatch sostiene que es un asunto del dominio del Departamento estadounidense del Trabajo toda vez que se trata de “una pura disputa entre el grupo y dos antiguos empleados”.

Según el WSJ, los demandantes sostienen que directivos de la empresa quisieron ocultar sus denuncias de evasión fiscal el abril pasado, luego que ellos se quejaron de tales prácticas ante sus superiores.

Ambos hombres, que ocupaban puestos de verificadores para el Swatch Group en Asia, estiman también haber sido objeto de tratos inadecuados por parte de la firma.

Según los ex empleados, sus acusaciones entran en el marco de la ley estadounidense Sarbanes-Oxley. Swatch Group considera, por su parte, que esas disposiciones jurídicas no le competen.

Demanda confirmada en Estados Unidos

Las autoridades estadounidenses confirmaron la demanda pero precisaron que se dirige a la protección de los empleados y no al fraude.

Swatch asegura que al menos uno de sus otrora colaboradores pretende obtener una indemnización superior a la que recibió al salir de la compañía.

En su comunicado afirma también que el caso fue sometido al Departamento estadounidense del Trabajo cuando el grupo rechazó acuerdo alguno con los abogados de los ex trabajadores.

swissinfo y agencias

Contexto

El Grupo Swatch incluye, entre otras firmas: Breguet, Blancpain, Omega y Longines.
Swatch registró un beneficio de 492 millones de francos suizos en el 2003, con ventas por 3.845 millones de francos.
Presente en 50 países, la firma suiza emplea a unas 20.000 personas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo