Navigation

Salón de Ginebra: menos CO2 en lugar de más caballos

Sostenibilidad para los amantes de los descapotables swissinfo.ch

El cambio climático y la finitud de los recursos fósiles concentran la atención. El verde domina este año el certamen más importante de la industria automovilística de Europa, el 78º Salón del Automóvil de Ginebra.

Este contenido fue publicado el 06 marzo 2008 - 16:58

Los reflectores apuntan no sólo hacia los formidables vehículos deportivos y las lujosas carrocerías sino también hacia las tecnologías que optimizan el consumo de carburantes, las fuentes energéticas alternativas y los coches utilitarios.

119, 128, 183: estos números en el stand de BMW llaman la atención, pero no porque indican la potencia del motor, sino porque son índices relativos a la emisión de dióxido de carbono (CO2) de los modelos con reglaje afinado para un consumo eficaz.

Muchas marcas exponen coches eléctricos. Su presencia ya no se limita a las salas accesorias del Salón. El verde celebra su entrada solemne en la sala principal, con lo que consigue consumar su engarce definitivo con la gran corriente del mercado automovilístico.

Una obstinada carrera por acaparar cada vez más caballos de fuerza dominó en los últimos años el desarrollo de la industria automovilística. Más volumen y más potencia para coches mejores —éste era el mensaje que se transmitía—.

Aún hoy, los cupés deportivos y en los bólidos familiares superajustados y con la aceleración de un avión de combate, acaparan los reflectores.

Pero el desafío primordial ya no es la lucha por un mejor aerodinamismo. La Unión Europea quiere reducir la emisión de CO2 a 120g/km para el 2012. Esto equivale a un consumo medio de carburante de 4,5 litros por cada 100 kilómetros.

Política de los pasos pequeños

Muchos automóviles, sin embargo, aún están lejos de cumplir esta normativa. La industria lucha con ahínco contra este plan de la UE y amenaza con la supresión de empleos.

Representantes de prestigiosas marcas alemanes arguyen que se favorece a los fabricantes de coches pequeños. Cuentan con el apoyo del ministro del Medio Ambiente de Alemania, Sigmar Gabriel. El socialdemócrata califica esta situación de "guerra competitiva entre las industrias automovilísticas alemanas, francesas e italianas".

No puede ser "que dominen la discusión aquellos países de la UE que no fabrican coches", critica Günther Öttinger, presidente de ministros del Estado federal alemán de Baden-Wurtemberg, donde Mercedes y Porsche tienen su sede empresarial.

"Los constructores alemanes han reducido el consumo de CO2 en un promedio de 2% en 2007, los japoneses sólo por 0,6% y los franceses en 0,8%", exclama Matthias Wissmann, presidente de la Asociación de la Industria Automovilística alemana.

Nuevas tecnologías aún no listas para el mercado

"Es una necesidad apremiante liberarse de los combustibles fósiles", subraya el presidente de la junta directiva de la Volkswagen alemana, Martin Winterkorn.

Muchos constructores presentan en Ginebra modelos desarrollados que consumen menos energía y que en parte utilizan carburantes alternativos como bioetanol o gas natural sin reducciones en la prestación, seguridad o en el confort. La coyuntura está en favor de los coches utilitarios.

Los prototipos orientan sobre el estado actual de la investigación industrial: baterías más ligeras con mayor autonomía y prestación, sistemas híbridos competitivos en los precios y motores de combustión mucho menos contaminantes son algunos de los avances tecnológicos que, aunque todavía no hayan mostrado su aptitud para el mercado, se siguen desarrollando.

La lógica del mercado

El consorcio industrial más grande de la India, el grupo Tata, es el que más revuelo levantó con la presentación de 'Nano'. El pequeño automóvil es asequible al bajísimo precio de sólo 3.000 francos suizos (1.900 euros) y contribuirá al ascenso social de la clase media en los países emergentes.

Los vehículos lujosos y los coches deportivos han acaparado el favor del público en el Salón y reflejan, con gran exactitud, la lógica del mercado.

El presidente de la junta directiva de Volkswagen, Ferdinand Piëch, señala que el sector de los autos de lujo posee un gran potencial y ratifica la voluntad de la compañía de quedarse en la delantera.

swissinfo, Andreas Keiser, Ginebra
(Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela)

SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE GINEBRA

Se espera la asistencia de 700.000 visitantes a la 78º edición del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, del 6 al 16 de marzo.

En 2008 se presentan más de 130 estrenos europeos y mundiales.

260 expositores presentan mil marcas de treinta países distintos.

Según la organización de los constructores de automóviles, Ginebra es una de las cinco ferias de más importantes de su clase en el mundo. Las otras son Francfort, Detroit, París y Tokio.

Las muestras de Francfort y París tendrán lugar en 2009. La exposición europea de automóviles más importante este año es por tanto la de Ginebra.

Los expositores internacionales en Ginebra disfrutan de las mismas condiciones porque Suiza no es un país productor de automóviles. Se encuentran, pues, en un terreno neutral, un hecho que las empresas concurrentes aprecian mucho.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo