Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Situación estable, pero aún precaria

La zona de la estación ferroviaria de Interlaken West.

(Keystone)

Las intensas lluvias de los últimos días han provocado cuatro víctimas mortales. Entre tanto, miles de personas han debido ser evacuadas de las zonas inundadas.

El acceso ferroviario que une el norte con el sur del país continúa cerrado y aún no se ha restablecido el tráfico en algunas carreteras.

En Brienz, localidad del Oberland Bernés, una persona ha perdido la vida y otra ha desaparecido, cuando ocho edificios se derrumbaron la pasada noche como consecuencia de la crecida de las aguas.

En Dürnten (cantón de Zúrich), un hombre fue encontrado muerto esta mañana en un riachuelo crecido que atraviesa el pueblo. Otra mujer que salió a pasear a su perro permanece desaparecida en el cantón de los Grisones, al este del país.

El domingo por la noche, dos bomberos murieron sepultados por el fango en el cantón de Lucerna, mientras realizaban trabajos de limpieza e intentaban levantar un muro para contener la crecida de las aguas en el poblado de Entlebuch.

Evacuaciones

Son 2.500 los evacuados hasta ahora en toda Suiza. Entre ellos figuran varios turistas que pasaban sus vacaciones en la conocida ciudad de Interlaken, anegada por la subida del nivel de los lagos de Thun y Brienz.

Y los deslizamientos de tierra han dejado aisladas del resto del mundo a las estaciones alpinas de Grindelwald y Lauterbrunnen, también muy concurridas por los turistas.

En Berna, el río Aar, que atraviesa el casco antiguo de la ciudad, se ha salido de su cauce y sus aguas han alcanzado un nivel récord desde 1999 en el barrio histórico de la Matte, donde viven 1.100 personas.

Alerta en Lucerna

Una parte de la ciudad de Lucerna está bajo el agua. Las inundaciones han alcanzado una parte del edificio que alberga el Museo Suizo de Transporte, que ha cerrado sus puertas al público.

En el resto del cantón, el más castigado por las inundaciones, la situación parece recobrar poco a poco la calma. No obstante, muchas carreteras permanecen cerradas al tráfico.

El Lago de los Cuatro Cantones ha rebasado los límites históricos de 1999. Las aguas ascienden cuatro centímetros por hora.

La situación es grave también en los vecinos cantones de Schwyz, Obwalden y Uri. La autopista A2 está cerrada, al igual que el paso del Klausen.

En las regiones orientales del país, por ejemplo en San Gall y los Grisones también hay daños. La Baja Engadina ha quedado incomunicada.

De hecho, las aguas han arrasado el puente ferroviario del Tasna, por lo que las conexiones por carretera con la vecina Austria han quedado interrumpidas.

En lo que respecta a la red ferroviaria, recobra poco a poco la normalidad, aunque las líneas del Gotardo (eje central de las conexiones norte-sur) y de Lötschberg siguen cerradas.

Cuantiosos daños materiales

En la parte oeste del país, este martes todo comienza a volver a la normalidad. El cauce del lago de Biel descendió ya 10 centímetros tras alcanzar un nivel récord en su historia.

En el cantón de Friburgo el nivel del Sarine también bajó y el Valais comienza ha restablecerse de las intemperies del fin de semana.

Aunque se espera que los primeros cálculos de los daños se den a conocer hasta la próxima semana, las aseguradoras privadas hablan ya de centenas de millones de francos.

swissinfo y agencias

Datos clave

Al menos cuatro personas han muerto tras las peores inundaciones vividas en el territorio suizo desde hace seis años.

Los costos materiales podrían alcanzar los 500 millones de francos.

Las intemperies también afectaron al territorio austriaco, donde dos personas perdieron la vida.

En Alemania, Rumania, Bulgaria, la República Checa y Eslovenia también hay estragos a causa de las lluvias.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×