Navigation

Sociedad civil reclama más espacio de solidaridad

Cierran filas para reforzar la ayuda social. www.suissesolidaire.admin.ch

Las principales organizaciones no gubernamentales helvéticas ratificaron su apoyo a la creación de la Fundación Suiza Solidaria.

Este contenido fue publicado el 26 agosto 2002 - 15:42

Aducen que representaría un paso adelante en el diseño de una nación más abierta al mundo y socialmente más sensible.

Peter Niggli, coordinador de la Comunidad de Trabajo de las ONG suizas (Swissaid, Helvetas, Pan para el Prójimo, Acción de Cuaresma y Caritas) destacó la importancia de ese mecanismo que busca impulsar programas sociales en Suiza y fuera del país.

La Comunidad es una de las 48 organizaciones y redes sociales y de desarrollo que integran un Foro de apoyo a la Fundación Suiza Solidaria.

El próximo 22 de septiembre el electorado helvético votará sobre el uso de las 1.300 toneladas de oro excedentes del Banco Nacional y cuya venta representa un monto de 19 mil millones de francos.

El Gobierno y el Parlamento proponen que los 600 millones de francos anuales que se van a generar por concepto de intereses de la venta del oro excedente, sean distribuidos en partes iguales para los cantones, el seguro de vejez y la creación de la Fundación Suiza Solidaria.

De acuerdo con el texto de la propuesta, la Fundación tendría como objetivo contribuir "a perpetuar la tradición humanitaria de Suiza, estimular las acciones de solidaridad en Suiza y en el extranjero y preparar a las jóvenes generaciones a enfrentar con responsabilidad los desafíos del futuro".

Entre las tareas de ese nuevo ente estarían las de ayudar a las personas que se encuentran en condiciones de desamparo y de miseria; luchar contra la pobreza y la violencia e instrumentar las estrategias necesarias para garantizar el sano desarrollo de los niños y los jóvenes.

La Unión Democrática de Centro, por su parte, propone que esos recursos sean consagrados exclusivamente al fortalecimiento del seguro de vejez.

«Luego del voto favorable a la entrada de Suiza a las Naciones Unidas, un pronunciamiento positivo del pueblo significará reforzar la solidaridad en su sentido amplio», explicó Niggli.

Visión de largo alcance

«Es evidente que la Fundación contiene en sí misma una visión de durabilidad, de largo alcance, de desarrollo sostenible», enfatizó a swissinfo, Denis Cattin, secretario general de UNITE, plataforma que agrupa a 30 ONG con unos 200 voluntarios suizos en África, Asia y América Latina.

«Implica un proyecto equilibrado de respuesta a la necesidad interna de Suiza, al proceso de descentralización - y de ahí la importancia del apoyo a los cantones-, y a la cooperación solidaria con el Sur», precisó Cattin.

Por su parte, Daniel Bolomey, secretario general de la sección suiza de Amnistía Internacional, reivindicó la importancia de la Fundación para «la prevención de las causas que provocan violaciones de derechos humanos y para el combate a dichas violaciones».

Entre las numerosas entidades sociales que participan en el Foro se encuentran Ayuda Suiza contra el Sida, la Declaración de Berna, Espacio Mujeres Internacional, la Cruz Roja y el Consejo Suizo de Ancianos.

Organizaciones religiosas, incluidas la Liga Suiza de Mujeres Católicas y el Consejo de la Federación de Iglesias Protestantes se han adherido también públicamente a esta amplia movilización social de cara a la votación del cuarto domingo de septiembre.

Sergio Ferrari

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.