Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Agotamiento profesional Los médicos también padecen el síndrome de ‘burnout’



La medicina es una profesión exigente que ahora cuenta con el apoyo de ReMed.

La medicina es una profesión exigente que ahora cuenta con el apoyo de ReMed.

Un proyecto piloto que brinda apoyo a los médicos que sufren depresión, el síndrome del ‘quemado’ (burnout) u otros problemas se extenderá a todo el territorio suizo.

Los expertos afirman que los médicos, sobre todo aquellos en el inicio de su carrera, trabajan en condiciones muy estresantes. Y en muchos casos, son los últimos en buscar ayuda médica.

ReMed fue creada por la Asociación Suiza de Médicos y acaba de concluir una fase piloto de tres años en los cantones de Turgovia y Neuchâtel. Consciente de que existe una necesidad de este servicio –durante este lapso se trataron cerca de 80 casos– la asociación anunció en noviembre pasado que va a ampliar el proyecto a todo el territorio helvético.

“ReMed es una red que apoya a los médicos en crisis. Algunas veces éstos enfrentan problemas respecto a su trabajo, familia o socios, o justamente porque son personas de carne y hueso que a veces caen enfermos”, explica a swissinfo.ch Michael Peltenburg, director del proyecto y médico generalista.

“Tenemos médicos que afrontan problemas adicionales y que sufren depresión, psicosis o ‘burnout’ (síndrome del ‘quemado’). Por ello queremos ofrecerles un marco en el que puedan hablar de sus problemas, buscar ayuda y cuidar de sí mismos”.

Los doctores pueden llamar a ReMed o contactar mediante Internet un servicio de ayuda disponible las 24 horas que está a cargo de un equipo de expertos capacitados en gestión de crisis. Serán contactados en el plazo de 72 horas por un colega médico para hablar del problema – de forma confidencial – y elaborar un plan de acción.

Un ejemplo: un médico con un problema de alcoholismo o un generalista mayor que no encuentra a un sucesor y está desbordado de trabajo.

Casi la mitad de los casos tratados hasta ahora son médicos que padecen el síndrome de ‘burnout’ o depresión. Un tercio necesita apoyo en la organización del trabajo. Y solamente el 13% busca ayuda por una adicción. Las mujeres recurren más que los hombres a este servicio: un 56%.

ReMed

ReMed brinda apoyo a los médicos en la búsqueda de una salida a la crisis. Dispone de una línea telefónica directa las 24 horas del día: 0800 73633 y de un contacto ‘online (véase enlace).

Un equipo de cuatro expertos – todos médicos – toma contacto con el interesado para discutir la situación personal del médico. Todas las informaciones son confidenciales.

Los casos típicos son: falta de motivación, exceso de trabajo, depresión y adicción. También pueden abordar problemas derivados de conflictos personales o laborales.

Puede recomendarse el acompañamiento de un médico o especialista para aprender a lidiar con el problema.

ReMed fue lanzada por la Asociación Suiza de Médicos y cuenta con el respaldo de otras organizaciones de médicos y pacientes.

Fin del recuadro

Médicos jóvenes

“El síndrome de ‘burnout’ es bastante frecuente en la generación que tiene entre 50 y 60 años. Sin embargo, no esperábamos que los médicos jóvenes tuvieran dificultad en situarse dentro del sistema de salud – tienen la sensación de que no encuentran su hueco y no se siente a gusto, explica Peltenburg.

“Su jefe generalmente no los entiende, los afectados tienen miedo de echar a perder su carrera, por lo que no saben con quién hablar de estos temas”.

Peltenburg señala que los médicos jóvenes a menudo deben hacer frente a la estricta jerarquía hospitalaria, luchar por labrarse una carrera y soportar la presión para lograr ascender.

El hecho de que muchos médicos jóvenes sufran no sorprende a la Asociación Suiza de Jóvenes Médicos. Según declaró su portavoz al diario ‘TagesAnzeiger’, algunos residentes e internistas trabajar un sinfín de horas en algunos hospitales, pese a que la ley establece una semana laboral de 50 horas.

El asedio moral en el lugar de trabajo y los médicos que trabajan enfermos también forman parte de los relatos habituales. “Los médicos aún tienen que lidiar con situaciones en los hospitales que no se consideran aceptables en cualquier otro lugar”, precisó el portavoz.

Médicos en Suiza

Según las estadísticas de la Asociación Suiza de Médicos, en 2009 había 30.166 médicos en activo que ejercían en una consulta, clínica, hospital u otras instituciones (asociaciones, seguros).

Por primera vez el número superó los 30.000, como consecuencia del creciente número de mujeres que estudian Medicina.

La edad promedio de un médico en Suiza es de 48 años. Hay más mujeres que hombres en la franja de edad de los 25-34 años, pero la situación se invierte después de los 35 años.

Casi la mitad de los médicos asistentes en Suiza se han formado en otro país. La mayoría de los médicos extranjeros son alemanes.

Solamente el 10% de los médicos asistentes foráneos es de un estado miembro de la Unión Europea y el 4% son ciudadanos de otros países.

Fin del recuadro

Imagen de la bata blanca

Otra parte del problema radica en que los propios médicos no siempre recurren a ayuda externa cuando atraviesan momentos difíciles. Además, mucha gente los considera invencibles.

“La sociedad que los ve así y ellos creen que deben comportarse como tales”, puntualiza Peltenburg. “Esto forma parte de la imagen de la bata blanca de los médicos”.

ReMed constituye un primer paso. Peltenburg cita a Noruega y España donde hay hospitales exclusivos para médicos para evitar que éstos se crucen con sus propios pacientes mientras siguen un tratamiento, por ejemplo en una clínica psiquiátrica.

Según el jefe del proyecto ReMed, es el ejemplo que Suiza debe seguir, donde se comienza a ofrecer programas especiales destinados a médicos y a trabajar con clínicas. Pero estas iniciativas apenas están despegando.

En cuestiones de ética, como los casos de abuso sexual, Peltenburg señala que aquí se aplica la ley.  Se puede consultar el grupo de ética de ReMed. Pero subraya que el servicio de asesoría no es un órgano de control y no puede decretar sanciones.

Su misión y función consiste en brindar apoyo. “Queremos ofrecer a los médicos las mismas oportunidades que a los demás pacientes y si atraviesan momentos difíciles, darles una segunda oportunidad.”


(Traducción: Belén Couceiro), swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×