Apoyo suizo a Bolivia, país rico en biodiversidad

Comunarios con un lagarto intercambiando criterios sobre el plan de manejo de este animal (Foto: Cortesía del Viceministerio del Medio Ambiente). Felix Espinozareyes

Bolivia se apresta a poner en marcha un ambicioso programa de preservación y aprovechamiento racional de la biodiversidad en 50 municipios andinos. El reto es “Vivir bien” generando oportunidades económicas para las comunidades sin agotar los recursos naturales.

Este contenido fue publicado el 04 marzo 2010 - 09:03

El acuerdo suscrito recientemente por Suiza y Bolivia cuenta con el aporte helvético de más de 13 millones de francos. Tendrá una duración de casi cinco años para beneficiar aproximadamente a unas 15.000 familias en 300 comunidades.

Este país andino, a menudo mencionado como el país más pobre de América del Sur y el carácter combativo de sus clases sociales , también es, entre otras cosas, uno de los países más ricos del mundo en diversidad biológica.

Con este telón de fondo, el Programa Biocultura “Gestión local y políticas públicas para la conservación y uso sostenible de los ecosistemas andinos de Bolivia” incorpora el saber ancestral de las comunidades andinas en su trato con la naturaleza y la biodiversidad para edificar mecanismos de aprovechamiento y conservación sostenibles.

Criterios afines

“Este programa fusiona la biodiversidad y la cultura que tiene que ver con el manejo que han hecho y siguen haciendo los pueblos indígenas (36 etnias) de su espacio, de su ecosistema, de su biodiversidad”, señala el viceministro de Medio Ambiente Juan Pablo Ramos.

La autoridad boliviana destaca que la cooperación suiza “ha sido muy respetuosa de las decisiones que se toman en Bolivia” y ese hecho permite pensar en el éxito del programa. Pero sobre todo porque en su comité impulsor participan organizaciones como la Confederación de Marcas y Ayllus CONAMAC, la Central Indígena del Oriente Boliviano CIDOB (representante ambas de pueblos indígenas bolivianos), así como otra la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia CSUTCB.

“Queremos apoyar al Estado de Bolivia en el manejo sostenible de su propia biodiversidad, de manera que sirva a la gente, sea una base de subsistencia para las futuras generaciones de bolivianos e indirectamente también beneficien a los países industrializados”, tercia a su vez Simon Zbinden, Encargado del Programa de la COSUDE para América Latina, con sede en Berna.

“Cuando vemos papas en nuestros platos sabemos que vienen de los países andinos, trigo de Medio Oriente y maíz de América Central”, ilustra el funcionario helvético refiriéndose al interés mundial en la preservación de los recursos naturales. Sin embargo, insiste en que si bien la COSUDE tiene percepciones y perspectivas propias, coopera respetando la soberanía del pueblo boliviano.

La esencia del proyecto

La cultura de conservación biológica ofrece un potencial que puede generar empleo e igualdad de oportunidades para mejorar las condiciones de vida en las regiones desfavorecidas. Eso implica apoyo participativo “tomando en cuenta los aspectos culturales y las realidades de las personas, porque ellos son quienes viven allí y deben tener espíritu de conservación de la biodiversidad”, añade Géraldine Zeuner, jefa de la cooperación suiza en Bolivia.

Para este fin se han seleccionado 50 municipios andinos con índices de pobreza extrema y bajo Índice de Desarrollo Humano, contrapuestos a su posesión de rica y amenazada biodiversidad. Las 300 comunidades beneficiadas quedan en zonas situadas por encima de los 800 metros de altitud en los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba, Tarija y Chuquisaca.

El objetivo central es, básicamente, alentar la constitución de microempresas o empresas comunitarias que planteen ideas para crear oportunidades económicas sin agotar irracionalmente sus recursos renovables.

Por ejemplo, explica Gonzalo Mérida, Oficial Nacional de Programa en COSUDE: “… si una microempresa comunitaria no sólo participa de una parte de la cadena productiva, por ejemplo de la esquila de la lana de vicuña, sino que opta y tiene las condiciones para participar en la transformación de esa lana en productos finales como ponchos, etc. , incorporará un valor agregado a sus acciones, las que redundarán en mayores beneficios y en el mejoramiento de su calidad de vida (reducción de la pobreza), porque ya no depende de intermediarios nacionales o extranjeros”.

Algo similar ocurre con el aprovechamiento del lagarto, cuya caza actualmente deja al campesino sólo un 10 o 20% de lo que cuesta la carne y el cuero vendido a terceros. Si el apoyo de la COSUDE a través de este Convenio logra que ellos accedan directamente al mercado, el cambio en su ingreso es muy significativo, precisa Mérida.

En ambos casos, los campesinos son quienes controlan la existencia y de la sostenibilidad de sus recursos naturales renovables. Es decir, son responsables de generar sus propias fuentes de ingreso. Siguiendo esta óptica, el apoyo financiero no llegará mediante ONG solamente sino a través de ciertos actores que pueden ser universidades, municipios y “en esto los beneficiarios finales, que son las comunidades, definirán qué estrategias y qué programas quieren desarrollar”, dijo el Viceministro boliviano.

Pasos del programa

El Programa “Gestión local y políticas públicas para la conservación y uso sostenible de los ecosistemas andinos de Bolivia” comenzará a ejecutarse en las próximas semanas. En la primera fase de dos años abarcará 20 municipios para llegar a las 50 en el plazo de cuatro años y medio.

Dada la tradicional presencia de la COSUDE en programas de protección de los recursos naturales, biodiversidad agrícola y forestación en los años 80, el acuerdo suscrito a fines del año pasado augura resultados favorables, porque “se busca caminos con el Estado, con las autoridades y la gente a nivel local para que sean ellos quienes decidan el mejor manejo de sus recursos naturales”, señaló, Zbinden.

Siguiendo el enfoque de trabajo conjunto, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, COSUDE respalda la iniciativa con aproximadamente 13’.000.000 francos y el gobierno boliviano lo hace con un millón de dólares americanos. Considerando el alcance del programa, éste será presentado oficialmente una vez haya pasado la Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, prevista entre el 20 y 22 de abril, en Cochabamba-Bolivia.

El viceministro de Medio Ambiente, Sr. Juan Pablo Ramos, recalca además que el espíritu del acuerdo responde a la visión de cooperación respetuosa. El presidente (Evo Morales) lo ha dicho: “queremos socios, no patrones”, parafrasea la autoridad boliviana a guisa de comentario sobre las políticas de cambio en el país andino.

Félix Espinoza R., La Paz, Bolivia, swissinfo.ch

EL ACUERDO

El Programa Biocultura “Gestión local y políticas públicas para la conservación y uso sostenible de los ecosistemas andinos de Bolivia” fue suscrito a fines del año pasado entre la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE, y los ministerios de Planificación y el Medio Ambiente y Agua de Bolivia.

Su meta apoyar la reducción de la pobreza extrema en 50 municipios que están situados a partir de los 800 metros de altitud. Beneficiará a unas 15.000 familias integradas en unas 300 comunidades mediante el aprovechamiento y la conservación de la biodiversidad sostenible.

El proyecto durará cuatro años y medio. Suiza aporta aproximadamente 13’000.000 francos y Bolivia algo más de un millón. La creación de microempresas y empresas comunitarias evitaría intermediarios y el acceso directo a los mercados con valor agregado de las comunidades indígenas.

End of insertion

Bolivia

Bolivia tiene una superficie de 1.98.581 km2.

La composición del país: selvas o bosques tropicales, sabanas, puna y humedales además de los manantiales y lagos guarda múltiple variedad de plantas y animales.

En su territorio se encuentra entre el 35 al 45% de la diversidad biológica mundial.

Tiene 32 regiones ecológicas y 199 ecosistemas. Es uno de los ocho países más ricos en diversidad biológica.

Cuenta con 2.902 especies de vertebrados y 20.000 especies de plantas.

Entre otros, se calcula que hay más de 3.000 especies de papas en Bolivia.

Su riqueza lo sitúa entre los primeros 10 en fauna y entre los primeros 11 en flora.

Desde el año 2002 es miembro del Grupo de 14 Países Megadiversos con Espíritus Afines.

Su territorio es rico además en hidrocarburos, minerales y otros recursos.

El 61% de los 9,8 millones de habitantes de Bolivia se dice indígena. Los quechuas, aimaras y guaraníes son las más numerosas de las 36 etnias del país.

Aunque Bolivia tiene un ingreso per cápita anual de 1.100 dólares por año, algo más del 42% de su población vive con menos de dos dólares por día.

Bolivia es un país de concentración de la Cooperación Suiza.
Para el presente año ha presupuestado 17,5 millones de francos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo