Navigation

Skiplink navigation

Continuidad en la tradición humanitaria suiza

Manuel Bessler tiene años de experiencia en el terreno de la ayuda humanitaria. swissinfo.ch

Manuel Bessler sucederá a Tony Frisch al frente del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria (CSA). Su nombramiento puso fin a un prolongado silencio del Ministerio de Exteriores que hizo temer la integración de esa entidad al sector del Desarrollo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Este contenido fue publicado el 05 mayo 2011 - 14:58
Billi Bierling, Islamabad, swissinfo.ch

En entrevista exclusiva con swissinfo.ch, Bessler dice que hará todo lo posible para mantener el excelente e importante trabajo de la ayuda humanitaria de la Confederación.

Con amplia experiencia en el rubro, este abogado de 53 años es actualmente jefe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Pakistán.  

Manuel Bessler, cuya toma de posesión está prevista para octubre, considera que en el campo de la ayuda humanitaria el papel de Suiza es importante, reconocido y respetado, tanto en su calidad de donador como en su ayuda para la implementación eficaz de estrategias en el terreno.

swissinfo.ch: ¿Qué le gustaría lograr en este nuevo puesto?

M.B.: Mi principal objetivo es asegurar que Suiza mantenga su reputación como actor importante entre la comunidad humanitaria internacional, con base en su tradición humanitaria, su experiencia y sus conocimientos para aliviar el sufrimiento humano.

swissinfo.ch: Sus antecedentes muestran que usted es una persona comprometida en el trabajo en el terreno. ¿Qué siente de volver a su país y trabajar en la sede de la COSUDE?

M.B.: Será sin duda un desafío, pero después de haber trabajado en la ONU en Nueva York, este trabajo no me resulta nuevo. Además, estas tareas son muy importantes en la acción humanitaria. Sin ellas, no se puede implementar el trabajar en el terreno y, viceversa, sin el trabajo en el terreno, la sede no tiene ningún valor.

Esta es una operación que requiere los dos extremos y después de haber estado en el terreno durante tres años, estoy esperando una vida en un entorno más regulado y, por supuesto, estoy muy feliz de volver a mi país después de tantos años.

swissinfo.ch: ¿En su trabajo en el ámbito humanitario, estuvo involucrado totalmente con la COSUDE?

M.B.: La Cosude es un socio con el que he tenido el privilegio de trabajar durante bastante tiempo. No solo en Pakistán, sino también en Jerusalén. En el departamento de políticas, en la sede de la ONU, en Nueva York, tuve un estrecho contacto con la COSUDE que ayudó a financiar diferentes proyectos en los que yo trabajaba.  

La agencia suiza no es algo nuevo para mí, pero el trabajo dentro de la organización y como parte del equipo sí me será nuevo. Es un reto y estoy muy motivado y contento de asumirlo.

swissinfo.ch: Usted sucede a Toni Frisch, quien ha estado en el cargo durante diez años y habrá probablemente algunos cambios con su llegada. ¿Cuáles son sus planes para el nuevo puesto?

M.B.: Sin duda será un período de aprendizaje para conocer la COSUDE, la administración federal y la parte operativa de la organización.

Espero poder reunirme con mis futuros colegas para asegurar que la COSUDE conserve una parte importante de la política exterior de Suiza y mantenga su contribución con su tradición humanitaria y compromiso.

swissinfo.ch: Dentro de la COSUDE, el desarrollo es mucho más grande que la ayuda humanitaria y hubo inquietud sobre una posible fusión de ésta al desarrollo. ¿Cree usted que la ayuda humanitaria seguirá como ahora o cree que será reducida?

M.B.: Será muy importante trabajar en estrecha colaboración con mis colegas de la parte del desarrollo. No las veo como dos actividades separadas. La ayuda humanitaria y el desarrollo tienen que trabajar mano a mano.

Sin embargo, viniendo de la esfera humanitaria, espero sinceramente que la labor humanitaria sigue siendo una parte importante de la política exterior suiza, ya que se trata de salvar vidas; tiene que ser rápida, bien coordinada y bien financiada.

En este campo, Suiza no sólo tiene tradición, sino también mucha experiencia y conocimiento. Es un actor fundamental en la escena internacional, lo que creo que es muy importante mantener. Voy a hacer todo lo posible para mantener nuestros valores y conocimientos a este respecto.

swissinfo.ch: ¿Hay un campo que requiera una atención especial dentro de la ayuda humanitaria de COSUDE?

M.B.: Cuando se trata de la rápida y correcta instalación de los equipos de búsqueda y rescate, Suiza tiene mucho que ofrecer y tenemos que mantener ese nivel de preparación. También es muy importante mantener presencia en el terreno y dejar algo atrás, y no sólo tocar suelo y salir.  

También veo una importante contribución de la ayuda humanitaria de COSUDE para las actividades de medio y largo plazos, así como el mantenimiento de sus esfuerzos conjuntos con los socios para el desarrollo.

Por lo tanto, hay tres elementos en los que debemos centrarnos: el despliegue inmediato y rápido del material de asistencia humanitaria; el trabajo a medio y largo plazos para construir la sostenibilidad y la capacidad para rehabilitar la infraestructura dañada, y las actividades a más largo plazo en términos de trabajo de desarrollo.

MANUEL BESSLER

Manuel Bessler trabaja como Jefe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Pakistán durante los últimos dos años.

Entre 1991 y 2000 trabajó para el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en misiones sobre el terreno, incluido como asesor legal y jefe de la subdelegación en Israel y en los territorios palestinos ocupados; enlace y delegado de información en Haití; jefe de misión en Chechenia, y jefe de la delegación en Irak.

En 1994 se desempeñó como asistente militar de la Fuerza de Inspector General de la Fuerza de Protección de la ONU en la otrora Yugoslavia (UNPROFOR).

Desde el año 2000, Bessler trabaja con la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en la sede de la ONU en Nueva York y en diferentes misiones en el terreno entre las cuales Liberia, Afganistán y la República Democrática del Congo, así como en el territorio palestino ocupado.

Antes de su trabajo con el CICR y las Naciones Unidas ejerció como abogado en Zúrich, Suiza.

Bessler (53) es el autor de varias publicaciones de las Naciones Unidas. Es diplomado de la Universidad de Zúrich y de la Harvard Law School.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo