Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El carnaval de Salvador visto por un suizo

El carnaval de Salvador de Bahía, que mezcla música y danza, atrae durante una semana a millones de personas.

El carnaval de Salvador de Bahía, que mezcla música y danza, atrae durante una semana a millones de personas.

(swissinfo.ch)

En Salvador de Bahía, Brasil, este jueves se inició el mayor carnaval del mundo. Durante una semana casi dos millones de personas inundarán su calles con ganas de fiesta.

Un ingeniero de sonido de Zúrich participa desde hace años, sonorizando la voz de la cantante brasileña Daniela Mercury.

Las cualidades de Fabio Marc Baltensperger, que trabaja como ingeniero de sonido en los estudios de grabación más grandes de Salvador, WR Studios, atrajeron la atención de la renombrada cantante Daniela Mercury.

“Daniela me invitó a mezclar su voz, deseosa de presentar por primera vez en el carnaval de Salvador un estilo que combina el ‘axé’(música típica del carnaval) y el tecno”, cuenta el ingeniero suizo.
 
“Emplazado en la cima del Trío eléctrico de Daniela Mercury, donde me ocupaba solo de los efectos de sonido de su voz, estaba impresionado por la multitud de miles de participantes que bajo la lluvia, rodeaban por delante y por detrás nuestro gigantesco carro motorizado. Me sentía como si estuviera volando sobre un mar oscuro y agitado”.

De Gilberto Gil a Olodum
 
Estamos en el comienzo de la década de los 80 y Daniela Mercury, reina de Salvador, está en pleno apogeo. Gracias a ella, Fabio Marc se vincula a los carnavales y, sobre la marcha, participa en su disco ‘Sol da Liberdade’.

Treinta años después, Daniela Mercury ha cedido el protagonismo a Ivete Sangalo y Claudia Leitte. Aunque el público se encontrará con todas las viejas glorias que incluyen a Gilberto Gil, cantante y antiguo ministro de Cultura de Brasil, Caetano Veloso, Carlinhos Brown y en especial el grupo de percusión Olodum con influencias africanas, muy conocido internacionalmente por haber aparecido en un videoclip de Michael Jackson.
 
Fabio Marc revela dos razones del éxito del carnaval de Salvador: “se distingue por su riqueza, la diversidad de la música, especialmente rítmica, y por el hecho de que se invita a todos a participar. Es un carnaval popular de la calle, el más importante del mundo”.

Un desfile de 17 km

Según el ingeniero de sonido de Zúrich, el Estado de Bahía, con sus orígenes multiétnicos, indios, portugueses y especialmente africanos, es cantera en Brasil de la mayoría de sus artistas más conocidos.
 
El carnaval de Salvador es el escaparate cultural anual de todo lo bueno que se hace en la ciudad. En cada edición, los cantantes estrenan una nueva canción, las escuelas de baile ponen en marcha una nueva coreografía.
 
Al menos 240 grupos o comparsas desfilan, con sus vestimentas festivas o sus disfraces, a lo largo de 17 kilómetros, en tres rutas balizadas por la ciudad. La procesión se extiende a cuatro o cinco kilómetros en las dos rutas más largas (de Campo Grande a Castro Alves y de Barra hasta Ondina). En la parte del desfile por el centro histórico de Pelourinho solo se recorren 400 metros de longitud, porque está compuesto de grupos más tradicionales que interpretan músicas acústicas.
 
Las clases populares invaden la capital bahiana recordando los días en que los esclavos liberados esperaban el carnaval para manifestar ruidosamente su alegría. Detrás de los integrante de cada comparsa existe un grupo de simpatizantes que se divierten saltando y bailando la ‘Samba de Roda’, variante baihana, en la que mujeres y hombres avanzan y retroceden con movimientos cadenciosos. 

Palizas bajo la luz de luna

Siempre un evento tan popular implica riesgos. Fabio Marc recuerda el día en que acompañó a un periodista de Sao Paulo que quería apartarse del cortejo para contemplar la luna a la orilla del mar. “En dos minutos, dice Fabio, estábamos rodeados por cuatro gigantes que nos ordenaron entregarles todos los objetos de valor. Nos molieron a palos. Tratando de llamar la atención sobre mí fui arrojado al agua. Mojados, maltrechos, aturdidos, nos vimos obligados a caminar de regreso a casa porque ningún taxi se dignó a llevarnos”.
 
Fabio Marc trabajaba entonces como ingeniero de sonido en el programa de la Televisión Pública Suiza en alemán (Schweizer Fernsehen, SF), ‘10 von 10’, que elaboraba un reportaje sobre la organización -por cierto excelente, comenta- de la policía y las fuerzas de seguridad durante el carnaval en Salvador. Durante la grabación, recuerda Fabio Marc, “el camarógrafo brasileño no se atrevió a grabar las peleas, así que yo lo hice por él. Eran altercados entre blancos y negros”,
 
Desde el nacimiento de sus hijos, Fabio Marc había renunciado al carnaval, pero este año sucumbió a la tentación: “Voy a sonorizar durante un día la música del grupo Mascarados, y en los cinco días siguientes, voy a hacer entrevistas en los camarotes, -las gradas provisionales situadas a lo largo del ruta del desfile- para la página web youtube.com/carnaval”, celebra el ingeniero de Zúrich.

Fabio Marc Baltensperger

Vida privada. Este suizo-brasileño (52 años) es hijo de madre carioca y de un físico de Zúrich. Reside en Salvador desde hace 13 años con su esposa (de Paraná) y sus dos hijos.

Vida profesional. Trabaja en su empresa, a los mandos del estudio de grabación móvil canivetedigital.

Fin del recuadro

Salvador de Bahía, swissinfo.ch


Enlaces

×